Enviar Imprimir
Torrecerredo
Km 0
Km 0
Torrecerredo (Oriente de Asturias)
13,1 kms
Ascensión 7 h.
Dificultá
Accesos

Invernales del Texu es una majada situada a unos metros más abajo del arranque de la pista de Áliva, a 1 km. de la bifurcación hacia Sotres (carretera CA-1).

Trazáu de la ruta

Una vez en la Vega de Urriellu, nos dirigimos hacia el noroeste a la estrecha pasada de la Brecha de los Cazadores.

13 kms
Descripción Invernales del Texu - Torrecerredo

Una vez en la Vega de Urriellu y tras aprovisionarnos de agua de la fuente cercana al refugio J.D. Úbeda, nos dirigimos hacia el noroeste por un sendero balizado con "jitos" -pequeños montones de piedras que utilizan los montañeros para indicar el camino- que nos aproxima a la estrecha pasada de la Brecha de los Cazadores (2.253 m.). Superada ésta y con una magnífica panorámica sobre el gran monolito del Pico Urriellu, avanzamos hacia la collada Arenera (2.283 m.) flanqueada por los murallones calcáreos de las Agujas Areneras y del Neverón de Urriellu (5 h.).

Descendemos brevemente hasta una hoya donde existe la bifurcación con la ruta el refugio de J.R. Lueje en el Jou de Los Cabrones. Evitamos tomar esa ruta yendo hacia la izquierda por el itinerario que continúa señalizado con jitos de piedra, a través de hoyos y lomas bajo las estribaciones septentrionales del Neverón de Urriellu y La Párdida. Nada más rebajar una oquedad que nos queda a la izquierda de la ruta, descendemos definitivamente al collado del Jou de Cerredo (2.300 m.) donde también llega la ruta procedente de Los Cabrones (6 h.).

Desde aquí, rodeados de estas impresionantes montañas, nos dirigimos hacia los espolones del Torrecerredo para coronar su cima por la ruta considerada normal. De trepada fácil aunque algo expuesta, es especialmente recomendable material de seguridad para los montañeros con poca experiencia. La señalización nos conduce hacia una gravera y más allá hacia una serie de terrazas superpuestas que superamos fácilmente. Nos hallamos en la base de una profunda y pedregosa canal y evitando la progresión por el fondo de la misma, realizaremos una trepada hacia el muro derecho para de seguido girar a la izquierda y situarnos en la base de la pared central.

Escalamos los últimos resaltes que de manera sesgada vamos superando hacia nuestra izquierda gracias a las abundantes y seguras presas, que posee la muralla. Muy cerca de la arista cimera nos toparemos con una pequeña cueva, factible vivac para casos extremos.

Ya nos quedan pocos metros para para culminar esta ascensión que finaliza en la cota 2.649 m., techo de Asturias y de toda la Cordillera Cantábrica. La cima está coronada por un vértice geodésico y una imagen de la Virgen de Covadonga que contempla una panorámica sobre el núcleo principal de los tres macizos y otras montañas más alejadas de nuestro entorno.