Enviar Imprimir
Vía Carisa
Km 0
Km 0
Vía Carisa (Centro de Asturias)
22,2 Kms
Sólo ida
A pie 6 h. 30 min.
Sólo ida
Dificultá
Documentos rellacionaos
30 Kms
Descripción Pendilla de Arbás (León) - Carabanzo (Lena)

La Carisa fue la primera y principal vía de comunicación romana de Asturias, debiendo su nombre a Publio Carisio, el legado de Octavio Augusto, entre los años 26-22 a. de C., que ordenó su construcción. Este camino por la montaña no es más que un segmento, excepcionalmente llegado hasta nuestros días, de un itinerario mucho más largo. Justificadas razones históricas y geográficas llevan a situar las cabeceras de esta vía en las actuales ciudades de León y Gijón, que en el Imperio alcanzaron categoría urbana.

De esta forma enlazaba con las principales vías de comunicación terrestres y marítimas del Imperio.

La vía Carisa se puede recorrer a pie o en bicicleta de montaña, ya que su itinerario se encuentra señalizado y homologado como sendero de gran recorrido GR 100 Vía de la Plata/Vía Carisa (Etapa 7: Carabanzo – Pendilla de Arbás).

El punto de inicio, en sentido sur-norte, se encuentra en la localidad leonesa de Pendilla de Arbás (municipio de Villamanín), a la que llegaremos siguiendo la N-630 y tomando un desvío, después de pasar Busdongo, en dirección hacia Camplongo de Arbás. Una vez en Pendilla de Arbás nos encontraremos un amplio aparcamiento y el panel informativo del GR, punto desde el que comenzaremos nuestra ruta. Seguiremos en dirección norte por una pista ancha, que nos conduce por la ladera oriental del valle de Pendilla a una altura uniforme hasta llegar al puerto de la collada Propinde, donde asciende hasta 1.800 metros por medio de un sistema de rampas en zigzag en el lugar de Las Retuertas.

Después la vía entra en tierras asturianas faldeando el pico Tres Concejos/Tresconceyos (2014 m), que sirve de límite natural entre los municipios asturianos de Lena y Aller, y el leonés de Villamanín, donde se conserva uno de los mejores restos de la plataforma de casi 5 metros de ancho.

Durante este recorrido disfrutaremos de unas excepcionales vistas gracias a la altitud por la que transita. Seguimos en camino llano por el cordal de Carraceo, divisoria entre los concejos de Aller y Lena, y visualizaremos unas espectaculares estampas panorámicas del valle de Pajares, situado a la izquierda, y las Ubiñas, de frente.

En la Cruz de Fuentes la vía entronca con el camino real y desde aquí se dirige hacia Carabanzo, pasando por el pico la Boya (1.728 m), donde se encuentra el campamento romano de Curriechos/Curriel.los, situado unos 100 metros por encima de la vía Carisa. Se trata de un campamento estacional que llegó a contar con aproximadamente 1,5 km de defensas lineales activas, que exigieron una guarnición de más de 2.000 hombres, y unas 8-9 hectáreas de extensión.

Es uno de los asentamientos militares emplazados a mayor altura de toda Hispania y uno de los más altos del Imperio.

Desde este punto proseguimos nuestro camino y a penas a 1 km nos encontramos con el cerro del Homón de Faro, donde se hallaron unas fortificaciones erigidas entre los siglos VII y VIII, que probablemente fueron construidas para contener la invasión musulmana, y con el Cantu Busián, lugar donde la línea defensiva remataba en una torre de planta cuadrada.

Seguimos avanzando y pasamos por la majada Busián, La Cava y más adelante el camino se bifurca en dos, una variante va hacia el este por la collada el Acíu (1.460 m), donde la vía conecta con la pista que sube desde Nembra, en la vertiente allerana, y la otra por el oeste por Brañarredonda, vertiente de Lena y ruta original.

Seguimos en dirección hacia Brañarredonda, itinerario desde donde visualizamos el Mayáu Carboneo, ya en el pueblo de Congostinas. Las dos opciones confluyen en el mayéu (majada) Carraceo. Continuamos por el cordal para llegar al mayéu (majada) Espines, a 1.100 m de altitud, y seguir hacia el collado de Las Cruces, para finalizar en la localidad de Carabanzo (Lena), después de haber recorrido los casi 30 km de esta ruta.

La Vía Carisa y el ramal transmontano de la Ruta de la Plata, así como los yacimientos arqueológicos del Pico Chagüezos, Monte Curriechos y El Homón de Faro (en los concejos de Lena y Aller), han sido declarados Bien de Interés Cultural, con la categoría de vía histórica, en octubre del año 2017 (Decreto 68/2017).