Enviar Imprimir
Dolmen de Merillés
Km 0
Km 0
Dolmen de Merillés (Narcea)
10.2 kms
A pie 3h
Dificultá
Trazáu de la ruta
Documentos rellacionaos
Resumen Dolmen de Merillés

Subir al Dolmen de Merillés es realizar una ruta en el tiempo, un viaje de la actualidad al medievo y a la prehistoria, caminando por senderos y pistas que comenzaron a forjarse miles de años atrás, en tiempos del megalitismo.

Al bajarnos del coche en Tuña, para comenzar la ruta, nos encontra- mos con un pueblo repleto de edificios con historia. Nada menos que 3 palacios, un puente vestigio de una calzada romana y varias casas y torres medievales.

Sin duda es un prometedor comienzo para una ruta que, aunque corta, es empinada y que si tomamos con calma seremos capaces de disfrutar, por un lado, de los enormes castaños que flanquean parte del camino antes de llegar a Merías/Merillés, pero, sobre todo, de cómo va cambiando la perspectiva del paisaje según subimos.

Se amplía, va apareciendo el embalse, con suerte veremos algún zorro y asturcones, caballos de raza autóctona asturiana, que hay en la zona y, por último, el dolmen, una cámara funeraria que lleva millones de años recibiendo visitantes en lo alto del valle.

10.2 kms
Descripción Tuña - Dolmen de Merillés

Comenzamos en el pueblo de Tuña, precioso pueblo que en el año 2.000 fue pueblo ejemplar de Asturias. Cruzando el río Tuña, por el Ponte de Carral, encaramos hacia la izquierda la pista que nos llevara hasta Merillés. A los 300 metros, continuamos en la senda que empieza a subir por el valle de Tuña.

Alcanzados los primeros 1.7 kilómetros, tomamos el camino de la derecha y a los pocos metros, el camino hacia la izquierda y llegamos ya al pueblo de Merillés. Una vez llegados, atravesamos sus calles, para ello primero giramos a la derecha y luego tomamos la primera calle que nos encontramos hacia la izquierda.

200 metros más adelante, tomaremos el camino de la derecha, y en los 200 metros siguientes giramos totalmente a la izquierda y ya nos mantenemos por esta senda hasta llegar a las camperas.

Cuando llevamos caminados unos 2.4 kilómetros, encontraremos por el camino algunos desvíos hacia la izquierda, pero nos mantenemos en la senda sin desviarnos en ningún momento.

A los 600 metros siguientes encontramos una bifurcación, donde las dos opciones dan al Dolmen de Merillés: por la izquierda, la ruta es más larga y pasa por la zona de El Carbayal y por la derecha, hay más pendiente y sube de forma más directa. Nosotros seguimos la rama de la izquierda.

Una vez superado el Carbayal, a la altura del kilómetro 4.6, giramos hacia la derecha, y en los 300 metros adelante ya encontramos frente al Dolmen de Merillés, que es el punto final de nuestra ruta. El dolmen está formado por cuatro orostatos, bloques verticales, que delimitan una cámara funeraria con forma rectangular, es uno de los monumentos megalíticos más bellos de Asturias.