Enviar Imprimir
Ruta de la Seimeira
Km 0
Km 0
Ruta de la Seimeira (Oscos-Eo)
8.6 kms
A pie 2h 30min
Dificultá
Documentos rellacionaos

Esta magnífica ruta se inicia en el área recreativa de Pumares, entre las localidades de Santalla/Santa Eulalia de Oscos y Pumares. Un camino ascendente dirección Noroeste nos lleva hasta la Seimeira, y volveremos haciendo un recorrido circular llegando a la localidad de Busqueimado, para luego subir la ladera de la colina más al Sur y, cuando lleguemos a mitad de camino de Ventoso, volver al Norte hasta cruzar con el camino de ida.

Resumen Ruta de la Seimeira

El agua es fuente de vida, de ella viven todas las especies y en ella viven muchas; pero, además, cuando se precipita desde lo alto, es belleza, como esta ruta a la Seimeira.

En esta ruta no sólo el agua es belleza, también lo es el propio camino al pie del río, así como la magia del abandonado pueblo de A Ancadeira, por el que cruzamos, o el valle del Desterrado, con una bella historia de otros tiempos que se puede leer in situ.

Además de disfrutar del bosque, quienes tengan más ganas de caminar podrán acercarse también a Busqueimado a disfrutar de un bocadillo sentados a los pies de los dos enormes tejos que flanquean su capilla. Si se opta por ir a Busqueimado, serán 11 kilómetros ida y vuelta, o 5,5 si se hace como travesía.

Y, sin duda, el espectáculo final, la Seimeira, donde el agua se precipita sobre la dura roca desde unos 20 o 30 metros de altura.
 

8.6 kms
Descripción Pumares

Esta magnífica ruta se inicia en el área recreativa de Pumares, entre las localidades de Santalla/Santa Eulalia de Oscos y Pumares. Un camino ascendente dirección Noroeste nos lleva hasta la Seimeira, y volveremos haciendo un recorrido circular llegando a la localidad de Busqueimado, para luego subir la ladera de la colina más al Sur y, cuando lleguemos a mitad de camino de Ventoso, volver al Norte hasta cruzar con el camino de ida.
En los primeros 200 metros de la ruta, atravesaremos el pueblo de Pumares, para seguir en dirección opuesta el cauce del río Agüeira. El pueblo lo constituye un conjunto típico de arquitectura tradicional de los Oscos, en el que antiguamente había mucha actividad ferreira y que en la actualidad se dedica principalmente al turismo rural.
A la altura del kilómetro y medio, encontramos una bifurcación, donde deberemos tomar el camino de la derecha. Unos 300 metros más adelante, llegaremos al pueblo abandonado de A Ancadeira, del que quedan apenas los muros reconquistados por la vegetación. En este punto tomaremos el camino que se abre a nuestra derecha, para ir a la Seimeira pasando por el valle del Desterrado.
Cuando llevamos caminados 2,80 kilómetros, llegamos al valle del Desterrado. Unos metros más adelante encontraremos un camino que se desvía a la derecha en dirección a la Seimeira; desde aquí hasta la cascada son unos 500 metros. Una vez en la cascada, hay dos opciones: o volver a Pumares o ir a visitar el pintoresco pueblo de Busqueimado.
Si optamos por ir hasta Busqueimado, en el kilómetro 3,10 hay que girar a la derecha y cruzar el río por un puente. Un kilómetro más adelante, llegamos al pueblo de Busqueimado. Parada obligatoria en la capilla de la localidad, que tiene dos impresionantes tejos plantados en sus aledaños. Una vez más, tenemos la opción de desandar lo andado o bien hacer el trayecto circular que nos devolverá al camino más allá del pueblecito abandonado de A Ancadeira.
Si queremos hacer la ruta circular, en el kilómetro 4,40, en la bifurcación, deberemos escoger el camino de la derecha en dirección al pueblo de Ventoso. Al kilómetro, entramos en una zona de fincas de pasto de diente y de cultivo por la que se desarrollarán los próximos kilómetros de la ruta.
Habremos caminado unos 6 kilómetros desde el inicio de la ruta, y en este punto encontraremos dos bifurcaciones seguidas. Debemos ignorar el camino de la derecha en la primera bifurcación y escoger el sendero que se desvía a la izquierda; en la segunda bifurcación iremos hacia el Nordeste, que nos hará descender por la ladera durante algo más de kilómetro y medio.
En este último punto, kilómetro 7,62, nos reencontramos con el camino de ida. Ya sólo queda desandar el último tramo paralelo al río Agüeira para volver a Pumares, donde concluye esta ruta.
.