Enviar Imprimir
Senda costera San Esteban de Pravia - Playa de Aguilar
Km 0
Km 0
Senda costera San Esteban de Pravia - Playa de Aguilar (Bajo Nalón)
6.3 kms
A pie 2h
Dificultá
Documentos rellacionaos

Esta ruta comienza en la desembocadura del río Nalón, es decir, en el mismo puerto de San Esteban de Pravia, donde se encuentra el panel indicativo del comienzo de la Senda Costera de Muros de Nalón.

Resumen Senda costera San Esteban de Pravia - Playa de Aguilar

La relación del ser humano con el mar siempre ha sido muy estrecha, y en esta ruta lo apreciamos desde el primer paso, comenzando por los cargaderos de mineral -para ser transportado por los barcos en el mismo San Esteban de Pravia- y continuando por el puerto, la capilla sobre el acantilado, los muchos miradores para contemplar el mar desde la ruta...

Desde alguno de ellos, con buenos prismáticos, podemos observar el paso de las aves marinas, tanto de las residentes, en busca de comida o nido, como de las migratorias, como los alcatraces, con sus espectaculares picados al mar en busca de peces.

Madreselvas y laureles nos acompañan en el camino, además de tojos y eucaliptos, entre los que encontramos alguna área recreativa, con vistas tanto a playas de piedra semiaccesibles como al cabo de Vidío, a Poniente, y al de Peñas, a Oriente.

Y, para rematar, las playas de las Llanas, Xilo y de Aguilar, fácilmente reconocible por el peculiar tómbolo de roca que tiene en su zona centro-occidental.
 

6.3 kms
Descripción San Esteban de Pravia - Playa de Aguilar

Esta ruta comienza en la desembocadura del río Nalón, es decir, en el mismo puerto de San Esteban de Pravia, donde se encuentra el panel indicativo del comienzo de la Senda Costera de Muros de Nalón.
Caminados los primeros 1,7 kilómetros, nos encontramos en el punto más difícil, ya que tenemos que subir unos 420 escalones para poder acceder al mirador y a la ermita, pero el esfuerzo merece la pena.
Llegados a la parte de arriba, kilómetro 2,1, aproximadamente, encontramos un área recreativa y, próxima a ella, la blanca ermita del Espíritu Santo, además del primero de los miradores, con el mismo nombre que la ermita. Desde este punto tenemos unas preciosas vistas de los acantilados, con la playa de los Quebrantos y la isla de Deva a la derecha y, a la izquierda, el Cabo Vidio. Unos 400 metros más adelante, el sendero se va rodeando de bosques de castaños y eucaliptos; está bien señalizado y a través de él vamos accediendo a los distintos miradores.
A mitad del recorrido, kilómetro 3, el sendero bordea la playa del Focarón y llega al mirador de L'Atalaya. Caminados un kilómetro y medio más, se bordea la playa de Cazonera y se llega al mirador de Los Glayos. Cerca ya de la playa de Las Llanas.
Situados ya casi al final de la ruta, en el alto de Las Llanas, kilómetro 5,3, observamos las preciosas vistas de la costa. Avanzando unos pocos metros, ya bajando, llegamos a la playa de Xilo o Veneiro, en el kilómetro 6, y justo al lado, la Playa de Aguilar, punto final de nuestra ruta.