Blog turístico de Asturias
10 lugares de postal en Asturias
04 ago

Existe un sitio en el mundo que te proporciona escenarios únicos, lugares de postal que simbolizan los mejores recuerdos de tu viaje. Un sitio con rincones impresionantes de mar y montaña, con paisajes inigualables, que te cautivarán por sus colores y formas, por su atmósfera, por sus miles de matices, por la sensación de tranquilidad que transmiten, o sencillamente por su serena belleza. Ese sitio se llama Asturias y sus postales podrán viajar dentro de ti para siempre.

Te hacemos una invitación muy especial: ¡Recorre con nosotros 10 lugares de postal en Asturias!

 

 

 

 

Llanes, la postal infinita

 

La costa llanisca es una maravilla del mundo. Es una maravilla por sus formas calizas gigantescas, por sus muchas cuevas y grutas, por sus acantilados sin fin, por sus castros (islotes), por su flora y su fauna, y por supuesto, por sus playas.

Sus más de 30 playas son recónditas o grandes, todas de arena fina, y con paisajes espectaculares, y, desde luego, con vistas a los Picos de Europa. La costa llanisca es en realidad una postal infinita con vistas al mar y a las montañas más altas de la Península Ibérica.

Un ejemplo clarísimo  de todo esto es la playa de Cue o Antilles, que aparece en la cabecera de este post.

¡Será una de tus postales de costa preferidas!

Cangas de Onís: Mucho más que un Puente

 

El Puente Romano de Cangas de Onís es uno de los símbolos del Reino de Asturias por antonomasia. La belleza de su emplazamiento sobre el río Sella lo convierte en un privilegiado mirador sobre la ciudad de Cangas de Onís y sobre las montañas circundantes.

Puente Romano de Cangas de Onís

El Puente Romano con su Cruz de la Victoria colgante, con su pozo salmonero, y al mismo tiempo en el corazón de esta ciudad es un lugar totalmente icónico, especial, que hace que sea una de las estampas más fotografiadas por cuantos viajeros se acercan a Cangas.

¡El Puente Romano será uno de los grandes recuerdos en tu cuaderno de viaje!

Lago del Valle, un oasis de tranquilidad

 

Si tuvieras que imaginar un oasis de tranquilidad en Asturias, seguramente uno sería el Lago del Valle en Somiedo. Tras una agradable caminata desde el pueblo de Valle del Lago, llegarás a esta maravilla natural de origen glaciar que hoy es el mayor lago de Asturias.

Lago del Valle en Somiedo

Todo en este paraje invita al relax total. Los colores, los aromas, las montañas, los sonidos de la naturaleza, la luminosidad que se proyecta sobre el agua del lago…
Una vez allí entenderás porqué Somiedo es Reserva de la Biosfera y Parque Natural, y es uno de los lugares de referencia para los amantes del senderismo y de la naturaleza en estado puro.

¡El Lago del Valle será una de tus mejores instantáneas!

Valle de Borines, la magia del agua y del Sidrón

 

El Valle de Borines, en el corazón del concejo de Piloña, es una de las bellezas paisajísticas de esta puerta del oriente de Asturias. Famoso por la calidad de sus aguas y por la Cueva del Sidrón, este emblemático valle es un claro exponente de los muchos atractivos de esta zona de Asturias.

Valle de Borines en Piloña

Verdes montañas y valles; el influjo de la sierra del Sueve y de los Picos de Europa; la presencia de los asturcones (caballo autóctono asturiano); la curiosa historia del río Piloña, tan vinculada al origen de la Fiesta de las Piraguas, pues el primer descenso - ideado por Dionisio de la Huerta - comenzó en este río para recorrer después el río Sella hasta su desembocadura…

¡Una auténtica postal entre la magia del agua y la Prehistoria!

San Román de Candamo, puerta de la Prehistoria

 

Si de la Prehistoria hablamos, San Román de Candamo es uno de los enclaves más prehistóricos de toda la Península Ibérica, y por supuesto el más occidental de todos los pueblos asturianos con un verdadero "templo" del Arte Paleolítico.

San Román de Candamo

San Román es la auténtica puerta a la Cueva de la Peña en Candamo, y su ubicación, a los pies de la misma Peña, y casi a la orilla del río Nalón, hacen de este pueblo, que además tiene su torre medieval, un lugar verdaderamente idílico.

¡San Román será tu postal de Candamo!

Playa de España, toda la magia del Mar Cantábrico

 

La playa de España es un vivo ejemplo de una playa cantábrica: coqueta, con aire recóndito, de fina arena, con su río desembocando a la mar, con sus prados alrededor, con sus escalonadas y panorámicas terrazas marineras… y por supuesto con su ambiente, sus vientos, sus olas y sus míticas puestas de sol.

Playa de España en Villaviciosa

En la ruta jurásica tan característica de algunos arenales y acantilados entre Gijón y Ribadesella, la Playa de España ¡será una de tus mágicas postales asturianas!

La cascada de Morlongo o la pureza del agua

 

Adentrarse en Los Oscos es adentrarse en la magia. Los Oscos son el territorio mitológico de Asturias. Sus paisajes invitan a la imaginación a tomar mil formas y pensamientos. Por esto no parece casual que sean tierra de seimeiras (cascadas), de aguas transparentes y cristalinas, donde podrían aparecer de un momento a otro una xana o un trasgu.

Cascada de Morlongo en Villanueva de Oscos

Algunas de estas cascadas son unos auténticos bellezones de la naturaleza y es el caso de la de Morlongo, muy próxima al pueblo del mismo nombre, en Villanueva de Oscos.

De fácil acceso, Morlongo es una cascada muy fotogénica… ¡Así que será el marco ideal para una de tus postales asturianas!

Santa Cristina de Lena, una joya de postal

 

Que el Prerrománico asturiano es un arte de postal está fuera de toda duda, y si además tiene un entorno como el de Santa Cristina de Lena, la imagen es absolutamente idílica.

Santa Cristina de Lena

Esta pequeña iglesia prerrománica del siglo IX, enclavada en un promontorio de privilegiadas vistas y rodeada de una zona verde y llana, parece como sacada de un cuento de hadas.

Es uno de los testimonios que quedan en pie desde hace más de mil años de lo que fue la monarquía asturiana.

¡Así que Santa Cristina de Lena será tu postal más artística!

A Paicega o el embrujo de las ruinas

 

En A Paicega, en Pesoz, el romanticismo late en el aire y se cuela entre las ruinas. Este poblado, construido ex profeso para albergar a los obreros que construyeron la presa del embalse de Salime, es hoy un canto a esta curiosa historia. Los barracones, la iglesia o los almacenes resisten al paso del tiempo y te  susurran los momentos vividos por aquellos pobladores que habitaron allí a mediados del siglo XX.

A Paicega

Un paseo por A Paicega te sorprenderá y quedarás definitivamente atrapado por la magia de su esquelética fisonomía.

¡A Paicega será una postal del pasado en forma de ruinas llenas de vida!

Puerto de Vega o el encanto marinero del occidente asturiano

 

La costa occidental asturiana también es una maravilla. Una maravilla con joyas como Puerto de Vega, una villa marinera adorable por su historia y también por su enclave.

Puerto de Vega en Navia

Puerto de Vega es un lugar de postal se mire como se mire: marinero por los cuatro costados, y con aire de puerto cantábrico de fuerte personalidad.

Puerto de Vega huele a mar y sabe a pescados y mariscos. Señorial y amable, su ambiente delata su pasado y presente oceánico y pescador.

Cuna de ilustres y de gentes sencillas, Puerto de Vega fue el último horizonte del ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos…

¡Tú postal marinera será Puerto de Vega!

 

 

¡Recorre Asturias y comparte tus lugares de postal en Facebook con tus amigos!

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.