Blog turístico de Asturias
3  playas asturianas que dejan huella
22 jul 2016

¿Te imaginas estar tomando un baño de mar casi casi en medio de huellas de dinosaurio? Pues en Asturias es posible… Concretamente en una zona de la costa centro-oriental donde la riqueza paleontológica del litoral ha llevado a prodigiosos descubrimientos en las últimas décadas.

 

 

La conocida como Costa de los Dinosaurios te depara sorpresas continuas tanto en sus playas como en sus acantilados y pedreros. Es diferente a todo lo que puedas encontrarte y guarda muchos secretos geológicos que hacen de ella un lugar para escaparse y sentirse en otro planeta. Un planeta de prodigios, donde el Jurásico y el salitre del Cantábrico hacen el mejor de los maridajes para tus personales descubrimientos.

Para ponerte en situación imagínate más de ciento cincuenta millones de años atrás, una Asturias poblada por dinosaurios de todos los tamaños, grandes y pequeños, bípedos y cuadrúpedos. Una Asturias donde estas increíbles criaturas camparon a sus anchas… y hoy, gracias a la ciencia y en Asturias más concretamente gracias al equipo científico del Museo del Jurásico, sabemos de sus andanzas.

A poco que te fijes estarás bronceándote con el sol o tomando un baño de agua salada al lado mismo de icnitas (huellas de dinosaurio), que te dicen mucho del pasado y evolución de la Tierra y sus pobladores.

Aunque la Costa de los Dinosaurios se extiende desde Gijón a Ribadesella, hoy queremos llevarte tan solo a tres magníficos ejemplos de playas que te dejarán huella y que tienen huellas… de ‘dinos’.

 

Merón o la tranquilidad jurásica

Playa de Merón en Villaviciosa

Lo primero que te impactará de la playa de Merón es la tranquilidad. Al abrigo y recóndita, combina a las mil maravillas una zona de cantos y piedras, con una arena fina y dorada que se descubre de manera especial en marea baja.

Rodeada de bosques y zonas verdes, Merón encarna el paraíso alejado del mundanal ruido. Tan solo la brisa o el sonido de las olas rompen el silencio de esta recogida playa, que atesora prodigios geológicos en forma de fósiles y de huellas de dinosaurio.

Playa de Merón en Villaviciosa

Parece que el tiempo estuviese detenido aquí hace millones de años… Que los cantos y rocas, algunas de formas sorprendentes, llevasen aquí miles y miles de años… acariciadas por el dulce arrullo del Río Merón, que desemboca con admirable moderación en esta playa.

En Merón descubrirás además que hay mil maneras de tomar baños de sol, y una de ellas es sobre los enormes cantos rodados que harán de hamaca para tumbarte tranquilamente entre el sonido del mar, del río y del viento. Y cuando levantes tu cabeza para otear el horizonte tendrás en primer plano las rocas verdes de musgos eternos que te harán soñar con un planeta limpio, y en estado puro. En ese momento estarás ya instalado en el “planeta Merón” y te sentirás como el cuadrúpedo estegosaurio que nos ha dejado impresas sus huellas de pies y manos en el pedrero oeste de la playa…

Playa de Merón en Villaviciosa

¡En Merón sabrás lo que es la auténtica “tranquilidad jurásica”!

 

La Griega: Ella fue la primera

Vista panorámica de la playa de La Griega en Colunga

Fue la primera playa española en la que se descubrieron enormes huellas de dinosaurio saurópodo, consideradas hasta hoy en día como las mayores del mundo del Jurásico. El hallazgo tuvo lugar en los años sesenta del siglo XX y el autor de este crucial descubrimiento es el geólogo asturiano José Carlos García-Ramos.

La Griega era entonces una tranquila playa con preciosas vistas a la villa marinera de Lastres, y hoy continúa siendo un lugar apacible que muestra con orgullo su tesoro jurásico. Entre baño y baño podrás ir por la playa, entre arena, pedrero y rocas, al mismo yacimiento, o si lo prefieres puedes acercarte por una preciosa senda que transcurre paralela a la mar - con espléndidas vistas - y que se inicia en la margen derecha del Río Libardón.

Río Libardón en su desembocadura en la playa de La Griega

La Griega es un arenal que te dará mucho juego. Tiene un potente río, el Libardón, que en su desembocadura se convierte en una maravillosa piscina natural; tiene una enorme amplitud de arenal y pedrero, ideal para bañarte y también para el paseo, y cuando crees que ya lo has visto todo, te encuentras con las huellas jurásicas…

Huellas jurásicas en la Playa de La Griega

Y así paseando entre restos de “dinos”, espumas y salitre, o contemplando los peregrinos que hacen el camino de Santiago de la Costa, pasarás una jornada playera de lo más amena.

 

Tazones: De huella en huella

Vista panorámica de la playa y puerto de Tazones en Villaviciosa

Fue un importante puerto ballenero en el pasado y hoy tiene todo el aire de una recóndita y abrigada villa marinera, donde podrás dar tranquilos paseos y degustar mariscos y pescados del Cantábrico frescos y cocinados con mano experta.

Y como no podía ser de otra manera, Tazones cuenta con una coqueta y tranquila playa, de aire muy familiar, que en los días de mar en calma y en pleamar se transforma en una especie de gran piscina de agua salada.

Playa de Tazones

Por si fuera poco, en la zona este de la playa podrás ver huellas jurásicas. Así que lo tendrás todo tan a mano, que será como un sueño de verano.

Un sueño que completarás cuando sepas que en este pequeño puerto y en esta playa puso pie en tierra española por vez primera el emperador Carlos V, cuando una galerna lo llevó inesperadamente a arribar en tierras asturianas, dejando su “real huella” para siempre en la historia de este pueblo de pescadores.

¡En Tazones irás de huella en huella y tu baño será inolvidable!

 

¡Descubre 3 playas que te dejarán huella en Asturias y compártelo en Facebook con tus amigos!

 

 

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.