Blog turístico de Asturias
10 experiencias gastronómicas inolvidables en Asturias
07 feb

Una de las facetas más seductoras de Asturias es su gastronomía. Casi todo en Asturias es comestible. De la mar, del valle, de la huerta, de la montaña, del río y de la ría, y hasta del cielo, todo se aprovecha en Asturias. Y además es sabrosísimo - gracias a la buena voluntad y pericia de quienes se ponen al mando de los fogones -, y por supuesto, muy saludable y nutritivo.

 

 

Además, de un tiempo a esta parte la experiencia gastronómica es mucho más amplia y enriquecedora que el mero hecho de sentarse a la mesa y dar cuenta de unas variadas y abundantes viandas en la mejor compañía, y con una puesta en escena siempre amable, cálida y acogedora.

Hoy las sensaciones gastronómicas se multiplican y abarcan toda la gama de posibilidades imaginables: rutas gastronómicas, visitas a queserías, a llagares de sidra, a bodegas de vino; talleres artesanales de elaboración de pan, de quesos, de cerveza, recolección de setas, elaboración de embutidos; la vida en el campo o en la granja contemplada in situ… En definitiva mil sabores y vivencias inolvidables, para conocer la tradición, la técnica y los muchos saberes aglutinados en torno a la gastronomía.

¡De momento aquí te apuntamos 10 experiencias gastronómicas inolvidables en Asturias!

¡Nos ponemos en ruta!

 

Una de las mejores maneras de ponerse en ruta en Asturias es hacerlo siguiendo el rastro de la cultura de las aldeas y los sabores tradicionales.

Descubrir los secretos de nuestros antepasados rurales, saber cómo vivían, cómo disfrutaban, a qué jugaban antaño los niños, y dar un tranquilo paseo donde se visita una cabaña o una cueva de queso, y se pone el colofón con el mejor yantar asturiano en la mesa, a menudo se convierte en un plan ideal.

La verdad es que una de las tendencias que están más en boga en los últimos años en Asturias son las rutas culturales y gastronómicas.

La Ruta de Pepín

Un ejemplo estupendo de todo esto es la Ruta de Pepín, en la que el propio Pepín te mostrará su pueblo, Sirviella, en Onís. Allí conocerás la pomarada (plantación de manzanos), el llagar donde hace la sidra, la finca donde cría animales de raza autóctona y la cabaña del pastor donde te mostrará la elaboración tradicional de queso. Para rematar te ofrecerá una espicha, comida típica asturiana regada con sidra. Una visita ideal que encanta a los más peques de la casa.

La Ruta de Pepín

Otro itinerario que te encajará como anillo al dedo es la Ruta'l quesu y la sidra, en la que lo primero que harás es una excursión etnográfica por el pueblo de Asiego, visitando una quesería donde recibirás la explicación del proceso de elaboración del queso Cabrales, y a continuación irás a una cueva de maduración del mismo. El esfuerzo de la ruta se verá recompensado con una espicha tradicional asturiana, y las cuatro horas de esta excursión se te habrán pasado volando.

Ruta'l quesu y la sidra

¡Dos ideas geniales para saborear una rica herencia en el corazón de la comarca de Picos de Europa!

Con un buen queso… más cortos se hacen los caminos

 

Que Asturias es un país de quesos es algo público y notorio. Y que los quesos forman parte de la vida cotidiana de esta tierra, especialmente en sus pueblos, desde tiempos ancestrales también es cierto.

Precisamente por ser un lugar donde los quesos artesanales han alcanzado desde tiempos inmemoriales niveles de excelencia y creatividad sin parangón, una de las grandes experiencias viajeras que podrás vivir en este Paraíso gastronómico, es probar sus quesos uno a uno, y también - y esto es muy interesante - visitar queserías, donde tendrás exhaustivas explicaciones del proceso de elaboración del queso, su historia y evolución.

Quesería en Cangas de Onís

Además, las queserías suelen estar en aldeas con idílicos entornos, y la guinda a la visita la pone una degustación en toda regla del exquisito producto.

¡Todos los caminos que emprendas en Asturias se te harán mucho más cortos con un buen queso en tu equipaje!

¡Recógelo tú mismo!

 

Una de las más gratas y genuinas experiencias que puedes vivir en Asturias es el momento de la recolección.

Los frutos rojos son una de las exquisiteces de la naturaleza asturiana y en temporada de recogida, de junio a setiembre, existen algunos lugares como la finca El Malaín, en Villaviciosa, donde te invitarán a disfrutar de una cosecha original astur, en pleno campo y en contacto directo con los árboles.

Finca El Malaín (Villaviciosa)

Moras, arándanos, grosellas rojas y negras, uva espino… Todas estas maravillas irán directas a tu cestita. Recogerás, probarás, pasearás y lo pasarás pipa. Además en la tienda podrás degustar exquisitos helados de frambuesa o arándano y, por supuesto escoger entre toda una gama de productos elaborados en la finca. Ah, y tendrás que visitar el laberinto de laurel, un lugar que encanta a los más peques…

Finca El Malaín (Villaviciosa)

¡Será la mejor manera de conocer los frutos del bosque!
 

Ostras del Eo, ideales para un momento de recreo

 

Conocer de primera mano el trabajo de los ostricultores de la ría del Eo, y todas las curiosidades que ofrece el universo ostrero, te resultará, cuando menos, una experiencia interesante y sabrosa. Especialmente teniendo en cuenta que, tras conocer cómo se cultivan las ostras, y su proceso de depuración y preparado, podrás degustar unas auténticas ostras del Eo, en el incomparable marco de Castropol.

Ostrero en la ría del Eo

Así que una visita a estos cultivos comienza con una recepción en las instalaciones de la empresa Acueo, y continúa con una explicación en la orilla sobre el cultivo de ostras y de las tareas que ello conlleva. También podrás aprender el arte de la apertura de ostras y visitar la depuradora de moluscos, además de saborearlas en un maridaje con un culín de sidra.

¡Las otras del Eo son sin duda un manjar de dioses para un inolvidable momento de recreo!
 

Sabores de Vetusta, para degustar el corazón de la ciudad de Clarín

 

Desde su fundación Oviedo ha sido una ciudad activa y hospitalaria. Esta tradición de acogida se vio reforzada a lo largo de los siglos, al haber sido cuna del Camino de Santiago, y sede de la monarquía asturiana en una de las etapas de la historia del Reino de Asturias.

Andando el tiempo, la ciudad se convirtió en un lugar de referencia culinaria de primer orden y pionera en la creación de platos y sabores, con tradiciones únicas y llamativas como el Desarme, o con dulces de fama internacional como los carbayones o las moscovitas.

Moscovitas

Es así como nacen los Sabores de Vetusta, una forma deliciosa de hacer una activa degustación de lo mejor que ofrece la ciudad que inspiró a uno de los novelistas más geniales de todos los tiempos: Leopoldo Alas “Clarín”.

La animada ruta de los vinos, las sidrerías que salpican los rincones más insospechados, las muchas y buenas confiterías y pastelerías, el Mercado del Fontán…

¡Un sinfín de sabores para una ciudad infinita llamada Oviedo!

Asturias y el Vino que vino de Cangas del Narcea

 

El suroccidente de Asturias es un sitio divino para el vino. Tal vez te preguntarás por qué. Pues es muy sencillo: un clima benévolo para las vides, junto a una tierra fértil y bien regada por ríos y arroyos, laderas bien orientadas, y mucho mimo por los viñedos… Todo ello compone una fórmula infalible para hacer del Vino de Cangas una marca que representa lo mejor de la producción de vino tinto y blanco del occidente asturiano.

En esta zona de Asturias sentirás que de pronto el paisaje se transforma, y que de las montañas se descuelgan los viñedos, como si fueran escaladores que intentan una ascensión, y en el fondo del valle, siempre el río.

Asistir a la Fiesta de la Vendimia en Cangas del Narcea - declarada de Interés Turístico - es una de las experiencias más auténticas y completas que puedas vivir en torno al mundo del vino. Y no puedes perderte una visita al Museo del Vino, ubicado en esta acogedora villa.

Vendimiando en Cangas del Narcea

Asimismo, es altamente recomendable que te acerques hasta una bodega, para conocer todo el proceso de elaboración de estos preciados caldos ´in situ´, además de adquirir productos de excelencia vitivinícola, y disfrutar en agradable conversación en una degustación inolvidable…

¡Y si es tiempo de vendimia, tal vez puedas hasta vendimiar!

Cuando la gastronomía se convierte en un arte sano

 

Una de las cualidades más destacadas de Asturias, y una de las que más apreciarás como activo viajero es que su gastronomía se convierte en arte o artesanía en un plisplás.

Pan de la firma Artesanamente

Y si no te lo crees, puedes ir a comprobarlo a uno de los Pueblos Ejemplares de Asturias, Los Oscos, donde el equipo de Artesanemente, te instruye con suma facilidad y vocación en el arte de elaborar el pan de casa, la cerveza artesana, los quesos de la zona, o te da unas nociones acerca del cultivo y reconocimiento de setas (teniendo en cuenta además que Asturias es una significativa mancha micológica debido a la abundancia de bosques y a las bondades del clima atlántico).

¡Ven a Los Oscos y disfruta con los talleres de Artesanamente!

Todos los secretos de la vida en el campo al descubierto

 

La vida rural te reserva momentos inigualables, sobre todo cuando te decides a conocerla y disfrutarla con calma, parándote a paladear cada momento como quien degusta lo que más le apasiona.

En Asturias existen lugares especiales donde puedes descubrir de primera mano los muchos secretos del ambiente de aldea.

Productos elaborados en la finca Los Caserinos (Villaviciosa)

Uno de ellos es la finca Los caserinos donde verás las razas autóctonas asturianas:  oveya xalda, vaca asturiana de los valles, pita pinta, gochu astur celta, además de terneras, cabras o conejos.  Y además contemplarás en directo elaboraciones tradicionales como el queso, el arroz con leche, la cuajada, o el yogur ecológico. También visitarás un llagar de sidra casera, atendiendo las explicaciones de su proceso de elaboración.

Visita a la finca Los Caserinos (Villaviciosa)

Y como colofón una exquisita degustación de quesos y arroz con leche.

Otra opción para tu aproximación a los placeres del campo asturiano es la de Casa Jesusa, donde también el agroturismo, las elaboraciones artesanales, la huerta y los juegos infantiles serán una magnífica oportunidad.

Casa Jesusa (Carreño)

¡Dos experiencias para aficionarte a la vida de aldea!

Una vivencia de lo más natural en una eco-granja

 

Si eres amante de lo natural, de la vida al aire libre y del disfrute en familia, la visita y la estancia en una eco-granja es una experiencia de esas que no te puedes perder, y que querrás repetir.

Asturias cuenta con unos paisajes, unas tradiciones, un estilo de vida rural y una fauna autóctona que hace que la vivencia de la eco-granja te resulte de lo más auténtico.

La Quintana de la Foncalada (Villaviciosa)

Imáginate la escena: un huerto ecológico, en el que puedes aprender los secretos del cultivo más natural y hasta aprovechar algunos productos para tu alimentación cotidiana; una casa de arquitectura tradicional asturiana con una finca donde campan a sus anchas, en armonía y libertad, las pitas asturianas, las oveyas xaldas, los gochos asturceltas y hasta las cabras bermeyas… Y la gran sorpresa de este gran espectáculo: asturcones (el caballo autóctono asturiano) criados en libertad…

¡En el Ecomuseo del Asturcón sentirás que no se puede pedir más!

Un buen embutido para alegrarte la vida

 

Asturias tiene una inmensa y poderosa tradición de embutidos, merced en gran parte a la crianza de razas autóctonas, y gracias especialmente al culto al gochu (cerdo), y todos los riquísimos productos que derivan de su matanza.

Entre los muchos y buenos embutidos con que te deleitarás en Asturias, hay uno muy diferente y característico de una zona concreta: el chosco de Tineo.

Embutidos Gancedo

Te merece la pena no solo probarlo, que está buenísimo, sino también hacer alguna ruta turística como la que te ofrece la empresa de la familia Gancedo, para contemplar en todo su esplendor y en su medio natural las razas autóctonas asturianas, tanto de ganado vacuno como porcino, y después rematar con una degustación de platos típicos.

Los Gancedo, que adoran el concejo del que proceden, Tineo, transmiten ese amor por el paisaje, la gastronomía y la cultura de su zona, y qué mejor forma que caminando in situ con ellos por la sierra de la Curiscada y entrando en el corazón de su chacinera.

¡Con la familia Gancedo encontrarás la mejor manera de saborear Asturias!

 

 

¡Un itinerario de experiencias gastronómicas por Asturias te hará llegar a la conclusión de que este paraíso está para comérselo! ¡Si te gustado este post, compártelo en tu facebook!

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.