Blog turístico de Asturias
8 ideas para unas vacaciones idílicas en un pueblo de Asturias
23 may

El concierto de los pájaros. El rumor del río o de las aguas del mar. El dulce cimbrear de las ramas de los árboles. La caricia del viento o de la brisa marina. Las risas de los niños, que se funden con la naturaleza siempre inmensa, entre el sonido de las esquilas del ganado y las relajadas conversaciones.

 

 

Un mundo rural, de pulso sostenido y sensaciones constantes y múltiples, que van desde una ruta para mantener el tono físico y mental, hasta una siesta que parece infinita, pasando por un momento inolvidable a la sombra de un árbol, un baño en el río, un museo perdido, un plato de aldea para chuparse los dedos o los días y las noches en un alojamiento rural que será para siempre el refugio de tus sueños. Y como colofón, la amabilidad infinita de las gentes que habitan los pueblos de Asturias.

¡Aquí tienes 8 ideas para unas vacaciones idílicas en un pueblo de Asturias!

Rutas para disfrutar de increíbles parajes

 

Las rutas de senderismo en Asturias son un manantial de salud y equilibrio, donde la armonía personal y el disfrute del paisaje generan una conjunción única.

Son una forma de gozar y aprender a un tiempo, que te genera una espontánea empatía con el entorno. Además tienen la inmensa ventaja de que te permiten disfrutar en compañía o en soledad, porque el paisaje asturiano y sus miles de dibujos son absolutamente envolventes y amables, en las más variadas circunstancias.

Vista panorámica de la costa oriental asturiana desde Fontanielles

Así que en tus vacaciones rurales asturianas no puede faltar una o varias rutas…

Pueblo de Ferreira y ruta de la mina de As Talladas en Santa Eulalia de Oscos

¡Sin duda son una de las mejores maneras de disfrutar del tiempo de ocio!

La siesta más confortable que puedas imaginar

 

La siesta en la aldea siempre es un momento de lujo, y lo bueno es que surge de manera espontánea, sin premeditación alguna. Especialmente en la primavera lo más acostumbrado y aconsejable es echarla al aire libre, en lugares donde el oxígeno puro es la savia más saludable para tu cerebro y para tu bienestar total.

Hórreo en Anayo (Piloña)

Los lugares se multiplican casi tanto como tu imaginación. Debajo de un hórreo o panera; en el amoroso regazo de un árbol; en el corredor de una casa de aldea; bajo la dulzura de una sombrilla en la playa; a la vera del río, embelesado con el rumor del agua; en el confort de un sofá con las ventanas abiertas de par en par… Como podrás comprobar las opciones son múltiples y todas muy agradables y naturales.

¡En definitiva una siesta atlántica es una de las experiencias más amigables que puedas imaginar!

Un momento de relax a la sombra de un árbol

 

Los árboles en Asturias son media vida, sobre todo teniendo en cuenta que una gran parte de esta tierra es pura naturaleza, con prados y bosques que se te antojarán casi infinitos.

Y sin aún no lo has probado, una de las mejores recomendaciones en unas vacaciones rurales es tomarte un momento de relax total a la sombra de un árbol, observando su fisonomía, su vida cotidiana, las huellas del pasado, sus raíces, su tronco, sus hojas. Dejándote llevar por el silencio, y escuchando únicamente la inusitada melodía de la naturaleza.

Tejo de Bermiego

Conocerás una especie de éxtasis, al que solo llegas a través del respeto y el sosiego que te proporcionarán esos seres tan cercanos y al mismo tan desconocidos, que son nuestros árboles.

Un baño fluvial

 

Muchos y muy variados son los baños y chapuzones que podrás disfrutar en Asturias, pero no cabe duda que uno de los más agradecidos es el que puedes disfrutar en una de las muchas y bellas playas fluviales que te encontrarás en los diferentes rincones y recovecos naturales que te ofrecen los ríos asturianos.

Bañistas en el río Sella en Cangas de Onís

El baño en el río siempre es distinto. Entre aguas cristalinas, regodones, rápidos y remansos, tu cuerpo y tu mente se sumergen en una geografía líquida que te resultará fascinante e inhabitual.

Es una buena manera de refrescarse en los días calurosos y una forma de conocer la verdadera naturaleza del río, siempre cambiante…

¡Si vienes a Asturias, no dejes de bañarte en un río!

El indescriptible atractivo de los museos rurales

 

¿Te imaginas un pueblo perdido entre montañas donde existe un museo? ¿O un museo en medio de un pueblo, aportando muchísima vida y memoria a su entorno? ¿Y un artesano mostrando su arte en vivo y en directo? ¿Y una ruta en plena naturaleza vinculada a los contenidos que muestra un museo?

Museo Etnográfico de Grandas de Salime

Pues todo esto y mucho más te lo encontrarás en Asturias: lugares como Os Teixóis, donde verás un pueblo entero convertido en un museo de ingenios hidráulicos de la antigüedad al aire libre, o como el Museo Etnográfico de Grandas de Salime que, en la ruta misma del Camino de Santiago Primitivo, te ofrece una impresionante muestra de vida rural asturiana de los siglos pasados. También es frecuente en algunas aldeas que los artesanos tengan sus talleres y tiendas a disposición de los visitantes, tanto para contemplar su arte y conocer sus técnicas, como para adquirirlo y llevar un recuerdo diferente de su estancia rural. Y en algunos casos, como el Museo del Oro de Navelgas, no solo aprenderás el arte del bateo (extracción de oro mediante el uso de una batea) sino que recorrerás una maravillosa ruta en plena naturaleza para ilustrarte sobre cómo los romanos explotaron el oro del occidente asturiano.

Taller de artesanía en Llamas del Mouro (Cangas del Narcea)

¡El arte y la memoria en el entorno rural te dan sosiego y alegría!

Alojamientos que son puro arte de vivir

 

En Asturias el alojamiento rural se eleva a rango de arte, porque cada hotelito y cada casa de aldea, además de aportar un estilo y una atmósfera propia, tiene normalmente una ubicación privilegiada. Sin la menor duda, la experiencia de una estancia en cualquier de los establecimientos del Club de Calidad de Hoteles Casonas Asturianas o de los apartamentos y casas rurales que forman parte de la marca de calidad Aldeas Asturias Calidad Rural, será inolvidable. Si no nos crees, cierra los ojos e imagínate despertar cada mañana y que lo primero que percibas sean los aromas de un desayuno casero; recién hecho, elaborado con mimo, en el que sólo han utilizado productos de temporada de primerísima calidad. Ahora añádele unas vistas como las de la foto... ¿crees que es necesario añadir algo más? Nosotros, no. Estamos seguros que volverás tantas veces como puedas. La amabilidad y el buen hacer de los empresarios de turismo rural asturianos te conquistará para siempre.

Desayuno en un alojamiento del Club de Calidad de hoteles Casonas Asturianas

Tranquilas aldeas, en el fondo de un valle o en lo alto de un monte, a pie de río o asomándose al mar… siempre un lujo para los sentidos, con esos paisajes subyugantes y diferentes con cada luz del día.

Niños disfrutando en una aldea de Asturias

De pronto, en medio de la aldea los animales domésticos que han hecho posible la supervivencia rural, y los niños haciendo amistades con ellos. Sin duda una de las mejores maneras de aprovechar el ocio de manera saludable.

¡Un alojamiento rural siempre es una fuente de sorpresas!

Los platos de aldea y el encanto de los bares-tienda

 

Uno de los planes más sabrosos en tus vacaciones de aldea es degustar la rica y sana cocina casera rural asturiana, que te encontrarás en cientos de rincones, donde paisaje y gastronomía van de la mano como buenos hermanos.

Gastronomía casera en las aldeas de Asturias

Al encanto de la materia prima, siempre fresca y saludable, y al increíble saber hacer culinario de las maestras y maestros de los fogones, hay que añadir el plus de que podrás adquirir productos típicos de la cultura gastronómica asturiana en bares-tienda, que conservan todo el sabor de antaño, con algunos toques de actualidad.

Bar-tienda en Asturias

Los bares-tienda son lugares de reunión, de tranquila tertulia, de tipismo, de relación con los lugareños, y de paso te posibilitan tus compras cotidianas o aquello que desees llevarte de recuerdo de tu estancia asturiana.

Un ambiente único digno de disfrutar

 

El ambiente rural asturiano siempre es afable y tranquilo. Los lugareños te ofrecerán lo mejor de sí mismos, tanto en lo material como lo personal. Lo bueno de vivir en una aldea de Asturias es que te sentirás todo el rato como en casa, arropado y al mismo tiempo con tu privacidad a buen recaudo.

Ambiente distendido en la Asturias rural

Las amistades selladas en tus vacaciones asturianas pervivirán para siempre, porque las gentes de esta tierra son entreabiertas, amables y cariñosas.

Sin duda, uno de los grandes atractivos de un destino rural es el ambiente agradable y distendido de lugares donde, además de un bello paisaje, hay un gran paisanaje.

 

¡Asturias te reserva mil sorpresas en tus vacaciones en el pueblo! ¡Vívelas intensamente y, si te ha gustado este post, compártelo en tu facebook!

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.