Blog turístico de Asturias
Gijón de museos
09 jun

Regina Buitrago Martínez-Colubi

 

Gijón es un polo de atracción turística y cultural innegable y, tanto en su centro urbano como en la periferia, sus museos refrendan su poderosa esencia industrial y cultural.

 

 

 

Por seguir un orden cronológico, comenzaremos por los llamados “museos arqueológicos” que nos desentrañan el origen de la ciudad.

 

Museos arqueológicos

 

Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres

Se encuentra ubicado a siete kilómetros de Gijón, sobre el impresionante Cabo Torres y en este castro se hundían las raíces del primitivo Gijón: Noega. Fue declarado B.I.C. en 1994 y catalogado en 1995 como Parque Arqueológico Natural.

Parque Arqueológico de la Campa Torres

En él se nos muestran los vestigios del recinto fortificado de costa y las viviendas astures y romanas. También cuenta con una exposición permanente en la que se recorre la historia del poblado celta hasta la época romana.

Ya en 2005, el espectacular faro del Cabo Torres se puso en servicio como equipamiento museístico y sede de documentación.

 

Yacimiento-museo de las Termas Romanas de Campo Valdés

Se descubrieron por casualidad en 1903, a los pies de la iglesia de San Pedro. Tras una serie de redescubrimientos y ocultaciones, se sacaron en 1990 a la luz la mayor parte de aquellos vestigios romanos y medievales, museizándose en 1995.

Termas romanas en Gijón

Paneles, maquetas, vitrinas con materiales extraídos de las excavaciones, un sepulcro medieval, los vestigios del sistema termal romano y los frescos rescatados, vestigios vivos de la vida romana en la Gigia de la época (S I y II d.C.) están al alcance de todo visitante.

 

Villa Romana de Veranes

Este “museo de sitio” se unió en 2007 a los Museos Arqueológicos de Gijón. Este año celebra el primer Centenario de su  descubrimiento.

La muestra ofrece una completa explicación mediante diferentes soportes y vestigios del yacimiento: una propiedad dividida en la zona destinada a la vivienda del señor (pars urbana) y la zona agrícola, destacando el maravilloso mosaico polícromo.

 

Museos que exploran la historia económica e industrial de Asturias

 

Museo del Ferrocarril de Asturias

Inaugurado en 1998, en él se explica el desarrollo de la comunicación por vía férrea de la Asturias de finales del siglo XIX y los siglos XX y XXI.

Ubicado en la antigua estación del Norte de Gijón, es sede de una sorprendente muestra de diferentes vehículos ferroviarios y el más surtido y peculiar catálogo de vehículos motorizados.

Museo del Ferrocarril en Gijón

El recorrido se completa con una gran sala, en el antiguo edificio de la estación, en la que se desgranan todos los detalles del mundo ferroviario.

 

Muséu del Pueblu d'Asturies

Equipamiento museístico fundado en 1968 compuesto por diversas infraestructuras, la más impresionante, el que fuera el pabellón de Asturias en la Expo de Sevilla (1992). A este edificio, donde se ubican en sus tres pisos una exposición permanente sobre la vida doméstica en Asturias en los años 1800 a 1965, se añaden el Museo de la Gaita, pabellones destinados a aperos de labranza, diversas construcciones representativas de la etnografía asturiana y espacios destinados a importantes archivos etnográficos, amén del espectacular entorno natural en el que crecen bellísimas especies arbóreas y arbustivas autóctonas. 

Museu del Pueblu d'Asturies

Dependiendo de él y en el mismo entorno,  el Museo de la Gaita fundado en 1966.

En sus diversas salas se muestran todos los instrumentos que dan forma a la música tradicional asturiana, y un impresionante urna de cristal guarda decenas de gaitas de todo el mundo, a cual más singular.

Esta exposición se completa con una destacada fonoteca con joyas incunables y el archivo de la Tradición Oral en donde se conservan los conocimientos sobre la cultura ancestral de Asturias.

 

Gijón a través de sus Museos de Bellas Artes

 

Gijón ha aportado valiosos nombres al mundo del Arte con proyección nacional e internacional, protagonistas de sus propios museos de los que hablaremos a continuación.

 

Museo Casa Natal de Jovellanos

La que fuera casa natal del prócer gijonés Gaspar Melchor de Jovellanos, compuesta por una torre del siglo XIV y un cuerpo del siglo XVIII, se convirtió en pinacoteca municipal en 1971.

Museo Casa Natal de Jovellanos

En la antigua planta baja de la casa, claustro superior y algunas de las salas del primer piso, se ofrece una brillante colección de obras pictóricas y escultóricas de reconocidos artistas de los siglos XIX y XX , además de una buena representación de pinturas de las escuelas flamenca y holandesa de los siglos XVII y XVIII.

En la primera planta hay también dos salas dedicadas a la figura de Jovellanos, con objetos, pinturas y muebles de su casa natal, y en el último piso, el impresionante “Retablo del mar” de Sebastián Miranda que muestra un momento esencial en la vida de los habitantes del barrio marinero de Cimavilla: la subasta del pescado.



Museo Nicanor Piñole

Inaugurado en 1991, guarda gran parte de su obra, cedida por su viuda, Enriqueta Ceñal.

Museo Nicanor Piñole en Gijón

Es amplio, tranquilo y fácil de recorrer. En él se nos muestra la obra de este pintor gijonés, nacido a finales del siglo XIX, llena de sinceridad expresiva  en sus paisajes y vistas nocturnas del Gijón de la época, con el ambiente opresivo de las ciudadelas, y realistas retratos familiares y escenas del momento político que le tocó vivir en plena Guerra Civil.  En la planta superior, un gabinete acoge algunos de los muebles de la casa familiar.
 

Fundación Museo de Evaristo Valle

Tras recorrer sus asombrosos jardines historicistas, entramos en un edificio decimonónico, reconvertido en museo que custodia unas cien obras de Valle, entre ellas, sus imprescindibles series sobre el Carnaval, junto con documentos y otros detalles.

Museo Evaristo Valle en Gijón

En las dependencias de esta casa-palacio se muestran también interesantes objetos personales y las antiguas puertas de la desaparecida iglesia de San Julián (siglo XVIII). Asimismo, la biblioteca de la planta baja cuyas paredes, paneladas en maderas nobles que acogió destacadas presencias del panorama literario español de los años 20.
 

Museo Barjola

Inaugurado en 1988 está ubicado en una de las mejores muestras de arquitectura barroca de Gijón: el Palacio Jove-Huergo y la capilla de la Trinidad (siglo XVII).

En 1985 el pintor extremeño Juan Barjola, un maestro del expresivismo figurativo, y su esposa, la asturiana Honesta F. Calzón, donan la mayor parte de la obra de éste, al Museo de Bellas Artes de Asturias, en Oviedo, y a su propia sede, situada en este palacio.

Museo Barjola en Gijón

Así, tanto el palacio de Jove-Huergo, como su capilla se convierten en sede permanente de su legado artístico y son anfitriones de otro tipo de interesantes exposiciones itinerantes, así como de la celebración de otros eventos culturales.
 

Otros equipamientos museísticos

 

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial

Situado al lado de los antiguos talleres de la Universidad Laboral de Cabueñes, este amplio equipamiento, inaugurado en 2007 está destinado a acoger la multidisciplinaridad artística y en el que también tiene un gran sentido la educación y difusión de esta forma de interpretar el Arte.

LABoral Centro de Arte en Gijón

A su lado, la imponente Universidad Laboral. La visita a ambos equipamientos bien merece una mañana, o una tarde.
 

Acuario de Gijón

Este precioso equipamiento gijonés cuenta con la exhibición de singulares especies marinas, como piezas de museo, vivas.

Pensado para que lo disfruten tanto adultos como niños, el Acuario se inauguró en 2006.

Sus “habitantes” marinos viven en los sesenta acuarios de agua dulce y salada que acogen a unos cinco mil ejemplares de peces, invertebrados, mamíferos, reptiles anfibios y pájaros en su conjunto, procedentes de los diversos mares y océanos del mundo (están casi todos reflejados).

Acuario de Gijón

Además, el equipamiento cuenta con un auditorio para la realización de congresos y reuniones, un aula con fines educativos donde se realizan se realizan talleres para niños, actividades de verano,  y una zona de recuperación de especies marinas.

En su restaurante, además, se celebran comuniones, cumpleaños, etc y  las ya tradicionales y románticas “cenas bajo el mar”.
 

Jardín Botánico

Se encuentra a unos tres kilómetros de la ciudad, habilitado para visitas desde el año 2003.

La recepción, la Quintana de Ronda con la casa, la cuadra y el molino, la Finca de la Isla, con una laguna y dos estanques, y la caseta de baños configuran la parte urbanística de este maravilloso lugar. El Jardín cuenta, además, con los equipamientos para desarrollar diferentes actividades destinadas al público escolar o adulto.

Jardín Botánico Atlántico en Gijón

Crecen aquí alrededor de 30.000 plantas de 2.000 especies diferentes en sus diversos entornos: el Cantábrico, la factoría vegetal, el Jardín histórico de la Isla, el itinerario atlántico, y un bosque de robles con 400 años de historia: el de La Carbayeda de El Tragamón, Monumento Natural. En todos ellos el carácter didáctico está muy presente.

Museo-Acuario del Centro de Interpretación Pesquera

Se ubica en la Escuela Náutico-Pesquera, tras la Casa del Mar y funciona como museo acuario de pesca y biología marina desde 1985.

Está organizado por áreas: el de pesca, el de moluscos, el de crustáceos, el de vertebrados marinos: aves, reptiles, mamíferos y peces y el de acuarios (nueve, donde se recrean los fondos marinos). En sus salas se muestran esqueletos de algunas de estas especies y también un calamar gigante de 9 metros de largo. Otro apartado de este museo son las artes de pesca y el tipo de barcos usados para tal fin en el mar Cantábrico.
 

¡Sin duda que conocer Gijón a través de sus museos resultará todo un placer!

 

Autora texto: Regina Buitrago Martínez-Colubi
 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.