Blog turístico de Asturias
Imprescindibles en tu maleta de vuelta a casa
18 ago

David Fernández Prada

 

 

Es genial volver de vacaciones con decenas de recuerdos, pero mejor todavía es revivir los momentos compartidos, unos divertidos, otros emocionantes, y muchos vinculados al comer y beber. Por eso hoy vamos a enumerar qué productos asturianos te permitirán volver a disfrutar del paraíso natural a través de sus aromas y sus sabores. Estos son los “must” que no deben faltar en tu maleta en tu viaje de regreso, así que vete haciendo hueco:

 

 

Fabada asturiana

“Fabes” y compango. Si vuelves sin un paquete de fabes y sus correspondientes compañeros de viaje, el chorizo, la morcilla y el tocino, pues que quieres que te diga, es como si no hubieras estado en la tierrina. No tengas miedo porque preparar una buena fabada no es tarea complicada si tienes un buen producto entre las manos. Por ello, es recomendable garantizar el origen comprándolas envasadas al vacío y con sello del Consejo Regulador Faba Asturiana, la única manera que tenemos de saber que les “fabes” no vienen de Bolivia, porque tristemente sí, sigue pasando, que cada año llegan toneladas de alubias foráneas que invaden nuestro mercado. Utiliza agua mineral para asegurar una correcta cocción, añádele un poco de mantequilla para hacerlas más untuosas, y sobre todo, no las remuevas con cuchara sino agitando levemente la cazuela. Si no te atreves, hay empresas que han conseguido una fabada en conserva de diez, como Del Llar, que presentan en dos tarros, por un lado les “fabes” estofadas y por otro el compango. Otra opción sería comprar verdinas, que también pueden quedarnos exquisitas con marisco.

Faba asturiana

Sidra: yo me llevaría unas cuantas botellas de sidra natural, que entran solas y a velocidad de vértigo. No hay nada peor que hacer una fiesta con los amigos en tu casa y quedarte sin sidra en mitad de una velada. Acércate hasta algún llagar y cómprale una caja. Es más barato que en las tiendas, y así puedes aprovechar para visitar el lugar donde se prensan las manzanas y conocer un poco mejor como se elabora la bebida más típica de nuestra región. Si quieres ser original, llévate sidra de hielo o sidra espumosa brut nature, el “champagne astur”. Para los más “trend”, vermut de sidra, la última creación que causa furor entre los asturianos.

Sidra asturiana

Conservas: píllate una lata de ventresca de bonito y otra de pastel de cabracho. Nunca fallan y aguantan muy bien el paso del tiempo. Para los muy sibaritas, no te pierdas las sardinas que envasa el restaurante Güeyumar. Y si quieres recordar el sabor a mar de los buenos mariscos, compra caviar de oricios. Con ellos harás un revuelto de escándalo o una ensalada marinera colorista y sabrosa. 

Conservas

Pastel de cabracho

Quesos: aquí habría mucho donde elegir, desde Cabrales hasta “Gamoneu”, el de leche cruda de Varé, el Rey Silo y sus besos, el tres leches de Pría, el Geo de Lazana que es quizás uno de los quesos más conseguidos de la última década, o el nuevo “Peñoceo”, la última creación de quesería La Peral. Pero hay un aspecto que es importante, el traslado. O los metemos en una nevera portátil para garantizar que no lleguen convertidos en grasa, o si no disponemos de ella, entonces es mejor adquirir quesos de pasta prensada que no necesiten pasar por nevera y que no nos darán guerra en nuestro viaje de regreso.

Quesos asturianos

Chosco de Tineo: ideal para los no convencionales, para aquellos que quieren volver a casa y sorprender a la familia con algo típico de Asturias pero nada obvio. Es un embutido de importante grosor curado y ahumado que se puede comer crudo o cocido y cuya característica diferencial es que lleva un mínimo de un 15% de lengua, siendo el resto cabecero de lomo de cerdo. Otra propuesta para romper moldes sería comprar chorizo de “gochu” asturcelta, la raza autóctona que está haciéndose un hueco en el mercado por su excelente grasa infiltrada.

Chosco de Tineo

Embutidos asturianos

Miel de Asturias: yo no me iría sin un tarro de miel. Tenemos excelentes bosques, lugares donde hay brezos, castaños, robles, y donde las abejas campan a sus anchas respirando aire puro y haciendo un excelente trabajo. Nos puede venir muy bien en ayunas para prevenir esos catarros que nos invaden en invierno. 

Miel asturiana

Vino de Cangas: si te gusta el vino, aquí encontrarás algunos de los más originales de España, elaborados con uvas que ni te sonarán, como el Carrasquín o el Verdejo negro. Están calificados como “viticultura heroica”, y aunque te puede extrañar no haber oído hablar de ellos la explicación es sencilla, hay tan poca producción que nos lo bebemos todo nosotros. No te pierdas tampoco la gelatina de Vino de Cangas, una pasada.

Vino de Cangas

Dulces: no te puedes ir sin pasar por una de las más de doscientas confiterías que tenemos en la región. Hay mucho nivel, y no lo vas a tener fácil para elegir entre princesitas, moscovitas, carbayones, carajitos del profesor, Leticias, niemeyitas o conos de avilés, casadielles, marañueles… somos “llambiones”, que le vamos a hacer.

Dulces asturianos

Y para acabar, te puedes llevar una de las cervezas artesanas que se elaboran en Asturias o una de las dos gin que tenemos, Union Park o Atlantys. El caso es que tienes mucho donde elegir, y que algún recuerdo gastro te tienes que llevar. Así que manos a la obra, o al pastel.

 

¡No te olvides de los imprescindibles gastronómicos asturianos en tu equipaje de vuelta a casa y cuentáselo en Facebook a tus amigos!

 

 

 Texto: David Fernández (www.gustatio.es)

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.