Blog turístico de Asturias
Las mejores sugerencias para una ruta golosa por Asturias
20 dic

David Fernández Prada

 

Ya me estoy relamiendo y todavía no he empezado a escribir sobre las “llambionadas” asturianas. En esta región somos “llambiones”, lambiones en castellano, vamos, que nos gustan los dulces. De hecho podemos presumir de tener la mayor concentración de confiterías por metro cuadrado del país.

 

 

Confitería asturiana


Asturias ha sido y es cuna de maestros pasteleros. Muchos de ellos han creado postres que han acabado pasando al imaginario colectivo y que ya forman parte de nuestra gastronomía. En cada rincón, en cada pueblo o concejo, existe un dulce típico. Vamos a repasar los principales, a riesgo de dejarnos alguno en el tintero.

Dulces típicos del centro y del oriente

Charlota

En el Oriente triunfan las “letizias”, unas pastas creadas en honor a la entonces princesa y hoy reina. Gijón es el paraíso de la tarta gijonesa y la charlota. En Oviedo es imprescindible probar dos creaciones insuperables. Por un lado los carbayones, ese pastel de almendra recubierto de yema de huevo y azúcar y por otro lado las moscovitas, que son una delicia de chocolate con almendra, finas, crocantes y muy adictivas.

 

Carbayones dulce típico de Oviedo

Moscovitas

Si nos adentramos más al interior, en el concejo de Aller podrás degustar un postre único, el panchón, a base de pan desmigado, azúcar y mantequilla, en Laviana los bartolos, en Mieres los consejos paserinos y en Grado el famoso tocinillo de cielo.

Panchón

Tocinillo de cielo

Pastas, bollos y carajitos, emblemas del occidente

Marañuelas

De camino hacia el occidente, pero aún en la costa central, Luanco y Candás son los feudos de “les Marañueles”, unas pastas típicas a base de mantequilla, huevo, azúcar y harina. Avilés tiene su bollo de Pascua, presente en todas las casas cuando finaliza la cuaresma, y más recientemente las niemeyitas y los conos.

Carajitos


En el occidente podemos disfrutar de Carajitos del profesor en Salas y la tarta Venera, elaborada a  partir de almendra marcona, en Navia.

Postres que no pueden faltar en la mesa

Casadielles

Pero si hay dos postres típicos de Asturias esos serían “les casadielles” (elaboradas con nuez) y el arroz con leche, final habitual para gran parte de las comidas en los restaurantes asturianos. ¿Cómo lo quieres, requemado o con canela? Para mí no hay discusión, el calor le viene genial para templarlo y para darle una nota crujiente a la capa superior.

Arroz con leche

Si quieres hacer un buen arroz con leche en casa un truco práctico podría ser sacar la rama de canela y la cáscara de limón a mitad de la cocción, así evitarás que su sabor predomine sobre el resto de ingredientes.

Frixuelos

Otros dulces emblemáticos son los “frixuelos” (crepes dulces, también llamados “fayueles” en algunas zonas), que se sirven con azúcar espolvoreada en su versión clásica y rellenos de nata, nutella o mermelada en su opción moderna. También me encantan los “picatostes” o torrijas, fruto de remojar en leche el pan duro del día anterior. No se me ocurre mejor regeneración de un producto que ya no está en su momento óptimo de consumo. Cuando están logradas pueden ser un postre sublime. 

 

Turrones y mazapanes

 

En esta época no pueden faltar en las mesas asturianas tabletas de turrón artesano, donde algunos establecimientos han destacado especialmente. Incluso hay sagas que se dedican a ello desde hace más de un siglo, como Federico Verdú en Gijón o Diego Verdú en Oviedo. También tiene una gran tradición un turrón que se pueden encontrar en las tiendas gourmet, el del Gaitero, empresa que también elabora unos pasteles Gloria de Yema fantásticos. Completan las delicias típicas navideñas mazapanes que muchos confiteros elaboran durante estos días para disfrute de los asturianos.

Turrón de pistacho de la confitería Peñalva en Oviedo

 

El top de las confiterías en Asturias

 

¿Dónde comprar estas “llambionadas”? Tenemos más de trescientas pastelerías repartidas por toda la geografía, pero ahí va un personal “Top 25” que atiende a tres criterios: la calidad de las materias primas, que elaboren algunos de estos dulces típicos que acabamos de mencionar y a criterios geográficos para que estés donde estés puedas tener alguna opción cerca.

Confitería asturiana

En Oviedo, imprescindibles son Rialto y Camilo de Blas, seguidos de Asturias, La Mallorquina, Peñalba, Ovetus, Santa Cristina y Jarama. El “Top Ten” de Gijón sería Argüelles, La Fé de Salvador, Pome Sucre, La Playa, La Fé, Sebastián, Imperial, Aliter Dulcia, Chokoreto y Balbona. En Avilés, Vidal y en Piedras Blancas, Viña. Del interior central me quedo con Conchi (Pola de Laviana). Y en el occidente la referencia golosa actual es Cabo Busto, a las afueras de Luarca, y también merece estar en esta lista Palermo en Tapia de Casariego. Y en el oriente, La Veguina en Ribadesella y Vega en Llanes.

 

¡Una ruta golosa por Asturias te dejará el mejor sabor de boca y es perfecta para compartir en Facebook con tus amigos!

 

Texto: David Fernández (www.gustatio.es)

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.