Blog turístico de Asturias
Recorrido por el pasado romano de Asturias
27 oct

Victor Gómez (Machbel)

El gran Imperio Romano conquistó las tierras de Asturias en el 19 a. C., tras más de diez años de cruenta guerra, en las conocidas como guerras Astur-Cántabras. Las guerras se estaban alargando más de la cuenta para la maquinaria de guerra romana, pero tras el descubrimiento de minas de oro en el occidente de Asturias, el propio emperador Cesar Augusto se personó para dirigir los ejércitos y conseguir la primera gran victoria de su mandato como César.

 

 

El influjo del Imperio Romano en las tierras asturianas duró hasta el siglo V, época del desmembramiento del Imperio. De este pasado quedan muchos vestigios que se pueden visitar, sobre todo relacionados con la extracción del oro y de otras materias primas por parte de los romanos, aunque también encontraremos poblados, termas y murallas defensivas que han perdurado hasta nuestros días.

Entre la desembocadura del Eo y del Nalón, en el occidente asturiano, se encuentran interesantes yacimientos arqueológicos que nos muestran cómo explotaban el oro los romanos. El monumento natural de As Covas da Andía, en el concejo de El Franco, es un buen ejemplo para ver estos trabajos de explotación.

En Navelgas, donde aún se realiza el campeonato de bateo de oro, podemos conocer más sobre este dorado pasado en el Museo del Oro. Y si disfrutas con el senderismo, a un paso de Navelgas, en el concejo de Tineo, está la Ruta del Oro, y la Senda Moura, en Degaña, en la que se llega a visitar el yacimiento minero de El Corralín.

Museo del Oro en Navelgas

Aparte de la extracción del oro, en el occidente asturiano también encontraremos poblaciones castrenses en las que vivían los romanos. La más conocida y grande de la zona es el Castro de Coaña, poblado de origen anterior a los romanos, construído por los habitantes locales, de cultura castreña, entre los siglos V-IV a. C.. Durante el influjo romano conoció un periodo de gran vitalidad, configurando la trama urbanística que hoy podemos visitar, conteniendo unas ochenta construcciones de planta circular y cuadrada..

Castro de Coaña

Vista panorámica del Castro de Coaña

Otros castros interesantes a visitar por la zona son el de Mohías, con una veintena de restos de cabañas, o el Chao Samartín, que refleja el esplendor de una próspera capital administrativa de la época romana.

En cuanto al centro de Asturias, encontramos también importantes vestigios del pasado romano de la comunidad. En ciudades como Oviedo o Avilés apenas hay restos romanos, y tan sólo las últimas excavaciones están revelando que sí pudieron ser antiguos campamentos o asentamientos romanos.

Oviedo, que oficialmente fue fundada en el año 761, tal y como dice el Pacto monástico de San Vicente, esconde restos romanos datados en el siglo IV bajo el Museo de Bellas Artes de Asturias, encontrados tras las obras de ampliación de 2008, por lo que se supone que en el lugar habría una especie de poblado o campamento.

Museo Arqueológico de Asturias

En Oviedo encontramos el Museo Arqueológico de Asturias, que cuenta con mosaicos, cerámicas romanas y lápidas funerarias procedentes de toda la provincia.

En cuanto a Avilés, se han encontrado monedas y otros útiles en las cercanías de la ría, lo que sugiere que había un campamento romano en la zona, cuyo máximo mando tenía como nombre Abilius.

Muralla romana en la Campa Torres

Nos queda Gijón, ciudad donde el pasado romano es más que evidente. En la Campa Torres se encuentra el poblado fortificado de Noega, el mayor de la costa astur, poblado por astures que posteriormente fueron romanizados. El castro y la muralla, visibles hoy en día, fueron abandonados paulatinamente en favor de la otra gran fortificación de la zona, Gegionem, creada en la actual península de Cimadevilla.

Esta fortificación, sin duda la más importante de Asturias, fue un gran puerto marítimo en el cantábrico, sirviendo de enlace entre la meseta y la costa, gracias a la ruta que recorría el centro de Asturias hasta Asturica Augusta (actual Astorga).

Termas Romanas del Campo Valdés

De este pasado se conservan, en buen estado, las termas romanas de Campo Valdés, abiertas al público en 1995 tras las obras de recuperación realizadas, ya que se encuentran en parte bajo la iglesia de San Pedro. A un paso de las termas encontraremos la estatua de César Augusto, el gran conquistador de estas tierras.

Detalle de las Termas Romanas del Campo Valdés

Otro de los lugares romanos más atractivos a visitar en Gijón es la Villa Romana de Veranes, magna residencia señorial que pertenecía a un noble llamado Veranius. El yacimiento cuenta con un museo, donde se exponen los restos encontrados, y durante la visita podemos visitar tanto la zona residencial de la villa (pars urbana) como la zona de explotación agropecuaria (pars rustica).

Villa Romana de Veranes

Una turista en la Villa Romana de Veranes

Los últimos lugares de interés a visitar en el centro de Asturias, relacionado con el pasado romano, son el Aula del Oro de Belmonte de Miranda y el yacimiento de la Carisa.

En el Aula del Oro donde volvemos a hacer un repaso a la extracción áurea por parte de los romanos, y donde podemos realizar una Ruta arqueológica, que, partiendo de Villaverde, pasa por Mudreiros para finalizar en Alvariza.

En cuanto al yacimiento de la Carisa, se encuentra entre los concejos de Lena y Aller, al límite con la provincia de León, y nos muestra la perseverancia de los romanos para conquistar estas tierras, construyendo un fuerte en las montañas asturianas, a 1.727 metros de altitud.

Asturias es mucho más que bellos paisajes y una jugosa gastronomía, tan sólo hay que buscar un poco más allá para encontrarse con un rico pasado astur y romano, que salpica la geografía con yacimientos, castros y antiguos lugares que, unos quince siglos después, podemos seguir admirando y disfrutando.

 

¡Descubre los vestigios romanos en Asturias! ¡Una maravillosa aventura te aguarda en el Paraíso Natural!

 

Texto y fotos: Machbel

 

 

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.