Blog turístico de Asturias
Reserva de la Biosfera de Redes
06 nov

Alfonso PolvorinosDe relieve sinuoso y abrupto que ofrece paisajes insuperables, las montañas de Redes son, sin duda, una de las zonas más emblemáticas de la cordillera Cantábrica. Un vasto tapiz de hayas idóneo para descubrir  este otoño… o en cualquier época del año.

La Reserva de la Biosfera de Redes alberga 37.803 hectáreas de los concejos de Caso y Sobrescobio. Aproximadamente 3 de cada 4 de estas hectáreas está ocupada por hayas, el árbol más representativo del parque, es decir, las tres cuartas partes de Redes están cubiertas de hayedo. Pocas sensaciones son comparables a caminar dejándose llevar por la magia de los hayedos de Redes, en cualquier momento del año; bajo sus hojas nuevas primaverales, al frescor que proporciona en la época estival o, mejor aún, envueltos por la explosión cromática del otoño. Desde el amarillo de octubre al rojo de noviembre.  Buena parte de estos hayedos están formados además por árboles maduros -algunos de enormes proporciones-, y son bosques escasamente fragmentados, lo que eleva notablemente su valor medioambiental.

Hayedo en Bezanes

Musgos y líquenes proliferan también por doquier dejando claro al visitante que se mueve por una foresta que goza de una gran salud ambiental. Pero no sólo el haya crece en esta Reserva de la Biosfera. Gracias a su ubicación geográfica, su climatología, sus variados sustratos e inclinación del terreno, altitudes que van desde la media hasta la alta montaña (con los 2.104 m. del Pico Torres como techo), etc. la mezcla de estos parámetros confiere a esta porción de la naturaleza eurosiberiana las características necesarias para crezcan también abedules, varias especies de robles (albares, carbayos, rebollos), fresnos, alisos, arces, etc.

Hayedo en Bezanes

Desde la frondosidad forestal de las zonas bajas y medias hasta las praderas de alta montaña y la roca caliza que dominan las alturas de Redes, la variedad de hábitats y su magnífico estado de conservación permiten contar con la existencia de especies animales tan importantes como el urogallo cantábrico, el lobo ibérico, el oso pardo, la nutria, el desmán ibérico, el ciervo, el corzo, la liebre de piornal, etc. El rebeco cuenta en este espacio natural con una de las densidades más altas del norte de España. Un total de 208 especies de vertebrados entre las que destacan las 130 especies de aves (es ZEPA desde 2003) y 50 especies de mamíferos. Una magnífica representación de la fauna de la Cordillera Cantábrica.

Rebecos en la Sierra Mongayu

Redes es parque natural desde 1996 y Reserva de la Biosfera desde 2001 pero no son las únicas figuras de protección ligadas a este espacio. En su superficie alberga además tres monumentos naturales: Cueva Deboyu, la Ruta del Alba y el Tabayón de Mongayu.

Monumento Natural Cueva Deboyu

Cueva Deboyu es la galería caliza abierta por el río Nalón a su paso por Les Llanes y sirve de morada a la principal colonia de murciélagos del parque, constituida por poblaciones pertenecientes a cinco especies diferentes.

Tritones jaspeados en la Ruta del Alba

La Ruta del Alba, por su parte, es una de las rutas senderistas más célebres de la zona, un trayecto pedestre de 7 kilómetros en Soto de Agües (PR.AS-62) junto a la orilla del río Alba y que atraviesa parajes tan impresionantes como el Desfiladero del Alba. En la ruta se puede observar desde tritón jaspeado, nutria o mirlo acuático, hasta águila real. No queda lejos de este enclave otro imponente desfiladero: el de los Arrudos.

Monumento Natural El Tabayón del Mongayu

Por último el Tabayón de Mongayu espera al visitante en los parajes de alta montaña de la sierra Mongayu, en Tarna, desde cuyo anfiteatro de impronta glaciar se descuelga el precioso salto de agua de unos 60 metros de altura que forma la mayor cascada de Asturias (PR.AS-60).

Embalse de Tanes en verano

Tres perlas naturales en un territorio idóneo para recorrer en vehículo, disfrutando del touring, sin prisa, deteniéndonos en sus miradores, avanzando pausadamente a través las sinuosas carreteras de montaña que recorren los plegamientos geológicos de estas montañas, los cordales, los desfiladeros, los bosques, las orillas de los embalses de Tanes y Rioseco… otra delicia más para apuntar en la agenda de cosas que hacer en Redes, como la de descubrir los encantos de esta Reserva de la Biosfera de la mano de la empresa Geoface, que realiza actividades de interpretación ambiental por todo el territorio astur. No te pierdas su programa de 4 días “Naturaleza a flor de piel” en Redes.

Touring en Redes. Zona Prieres

Podéis alojaros en los apartamentos rurales de 3 llaves Tierra del Agua (Caleao), disfrutando de su gastronomía y relajándoos con su programa de Ayurveda. O también disfrutar de la escapada romántica que han preparado en los apartamentos rurales de 3 llaves La Xamoca (Campiellos).

Valle del Campón

Sus valores etnográficos y culturales son otros de los grandes atractivos de esta Reserva, con prados salpicados de brañas como en la vega de Brañagallones. Cerca de Bezanes de donde parte la ruta hasta Brañagallones, se encuentra la aldea de Pendones y su Museo de la Madera y la Madreña. No olvidéis una visita también al centro de Recepción e Interpretación del Parque Natural de Redes (Campo de Caso), el museo de la apicultura de Ladines o la Casa del Agua en Rioseco. 38.000 hectáreas inmaculadas que dan para mucho…

Texto y Fotos: Alfonso Polvorinos (www.elecoturista.com)

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.