Verschicken Drucken
Caminos de peregrinación
Comarca (Oriente de Asturias)
Gijón - Covadonga: 75 kms
Oviedo - Covadonga: 104 kms
Llanes - Covadonga: 44 kms
kms
Todos los caminos conducen a Covadonga

Covadonga es un símbolo y lugar de alto valor histórico. Es mucho más que un lugar de culto, de meditación, o de oración, es realmente la referencia primigenia de una identidad, el comienzo de un episodio que dio un giro al curso de la historia europea. Hace más de mil años, en un lugar de frondosa vegetación, de ríos y arroyos, de escarpados perfiles, a los pies de las poderosas cumbres de los Picos de Europa, se escribió un capítulo épico, digno de una gran obra literaria o de un fascinante filme de historia medieval que marcaría el comienzo de una nueva Era en el movimiento de civilizaciones y en la cristiandad europea, y fue allí, en Covadonga, donde hoy se erige un Santuario, a tan solo once kilómetros de Cangas de Onís.

La gesta de un tal Don Pelayo…

La victoria de Don Pelayo en Covadonga en el año 722 generó un culto cristiano en el lugar, ininterrumpido hasta hoy, durante más de 12 siglos. La batalla que allí se produjo dio un resultado favorable al menguado ejército cristiano, y Pelayo fue entonces elegido rey, y así la cruz que portaba el guerrero y su profético mensaje divino se convirtieron en estandarte y emblema de la monarquía asturiana. Aquel instante fue decisivo, y sería el comienzo de una gran historia de amor por una tierra llamada Asturias. Desde entonces Covadonga es un sitio especial para los asturianos y para todos los que se acercan al Real Sitio, en el que se vive aún hoy con intensidad la historia, la espiritualidad y el encanto de una naturaleza intacta.

En su configuración actual, Covadonga consta de la Basílica, la cueva con una pequeña capilla en su interior, edificios eclesiásticos y diversos establecimientos hosteleros, y en este marco hay elementos destacados como el obelisco de entrada al Santuario y al Parque Nacional de los Picos de Europa en El Repelao, la imagen de la Santina y los sepulcros regios que hay en la cueva, la fuente del matrimonio – a los pies de la cueva -, la colegiata de San Fernando, el museo, la campanona, o el parque del Príncipe - ideal para pasear y hacer fotos -.

Crisol de culturas y de pasiones, muchos caminos salen y llegan a Covadonga. Son caminos de descubrimiento, de paseo, de ocio, o de peregrinación.

Los más conocidos y arraigados caminos de peregrinación a Covadonga son:
La Ruta de las Peregrinaciones. De Oviedo a Covadonga. Este itinerario es de 104 km. que se recorren en 7 etapas que discurren por diferentes pueblos, valles y majadas: Oviedo - Ctra. la Gargantada (15,0 km.); Gargantada - Alto del Espinadal (17,5 km.); Alto del Espinadal - Puente Miera (16,7 km.); Puente Miera - Espinaredo (9,5 km.); Espinaredo - La Matosa. (14,0 km.); La Matosa - Cangas de Onís (19,5 km.), y Cangas de Onís - Covadonga (13,5 km.).
La Travesía Andariega. De Gijón a Covadonga. Es un gran recorrido de aproximadamente 75 km. que se realiza en tres etapas que transcurren por parajes naturales de gran belleza: Deva - Amandi (25,0 km.); Amandi - Llames de Parres (25,0 km.), y Llames de Parres - Covadonga (25,0 km.).
La Ruta histórica a Covadonga desde Llanes. Dividida en tres etapas y recuperada hace algunos años atraviesa magníficos parajes naturales: Llanes - Los Callejos (15,6 km.); Los Callejos - Vega del Puerto - Corao (19 km.), y Corao - Abamia-Cruz de Priena - Covadonga (9 km.).

Otros caminos a disfrutar en el entorno del Real Sitio:
De Muñigo a Covadonga. Esta senda comienza en el aparcamiento de Muñigo, situado en la carretera AS-262, con una longitud aproximada de un kilómetro y medio. Se cruza una pasarela de madera y se asciende por una senda peatonal entre bosque de castaños, abedules y arces. La ruta concluye en la parte occidental del conjunto Monumental de Covadonga.
Ruta a la Cruz de Priena. Esta ruta de más de setecientos metros de altitud es un observatorio privilegiado con vistas al mar, al Sueve, a Arriondas, a Cangas de Onis, a la carretera de Los Lagos y desde ella se divisan las mayores cimas de estos valles. Recorrido de hora y cuarto, que sale desde las proximidades del Repelao (AS-262). Es un sendero en zig zag coronado por una cruz, conocida como la Cruz de Priena o la Cruz de Pelayo, por ser el lugar donde Don Pelayo emboscó a las tropas sarracenas en el 722, dando lugar a la Batalla de Covadonga, arranque de la Reconquista.
Ruta Vega de Orandi. PR-PNPE-6. La ruta hasta la Vega de Orandi, uno de los paisajes más bonitos de la zona, comienza en el mismo santuario de Covadonga. Ascendemos por las laderas del Monte Auseva, por un bosque cerrado precioso, hasta el Colladín de Orandi y desde aquí comenzamos un descenso que nos lleva hasta la Vega de Orandi.
Ruta a Los Lagos de Covadonga. Son el principal acceso al interior del Parque Nacional de los Picos de Europa, a través de la carretera que conduce directamente a Los Lagos. Esta subida sinuosa, ofrece una panorámica completa del entorno. Los Lagos (Enol y Ercina) son un lugar de gran belleza natural, que ofrecen al turista multitud de opciones, desde la ruta básica de recorrido circular partiendo del aparcamiento de Buferrera, hasta las infinitas rutas y senderos de media y alta dificultad hacia rincones del Parque.

Todos los caminos conducen a Covadonga

Covadonga es un símbolo y lugar de alto valor histórico. Es mucho más que un lugar de culto, de meditación, o de oración, es realmente la referencia primigenia de una identidad, el comienzo de un episodio que dio un giro al curso de la historia europea. Hace más de mil años, en un lugar de frondosa vegetación, de ríos y arroyos, de escarpados perfiles, a los pies de las poderosas cumbres de los Picos de Europa, se escribió un capítulo épico, digno de una gran obra literaria o de un fascinante filme de historia medieval que marcaría el comienzo de una nueva Era en el movimiento de civilizaciones y en la cristiandad europea, y fue allí, en Covadonga, donde hoy se erige un Santuario, a tan solo once kilómetros de Cangas de Onís.

La gesta de un tal Don Pelayo…

La victoria de Don Pelayo en Covadonga en el año 722 generó un culto cristiano en el lugar, ininterrumpido hasta hoy, durante más de 12 siglos. La batalla que allí se produjo dio un resultado favorable al menguado ejército cristiano, y Pelayo fue entonces elegido rey, y así la cruz que portaba el guerrero y su profético mensaje divino se convirtieron en estandarte y emblema de la monarquía asturiana. Aquel instante fue decisivo, y sería el comienzo de una gran historia de amor por una tierra llamada Asturias. Desde entonces Covadonga es un sitio especial para los asturianos y para todos los que se acercan al Real Sitio, en el que se vive aún hoy con intensidad la historia, la espiritualidad y el encanto de una naturaleza intacta.

En su configuración actual, Covadonga consta de la Basílica, la cueva con una pequeña capilla en su interior, edificios eclesiásticos y diversos establecimientos hosteleros, y en este marco hay elementos destacados como el obelisco de entrada al Santuario y al Parque Nacional de los Picos de Europa en El Repelao, la imagen de la Santina y los sepulcros regios que hay en la cueva, la fuente del matrimonio – a los pies de la cueva -, la colegiata de San Fernando, el museo, la campanona, o el parque del Príncipe - ideal para pasear y hacer fotos -.

Crisol de culturas y de pasiones, muchos caminos salen y llegan a Covadonga. Son caminos de descubrimiento, de paseo, de ocio, o de peregrinación.

Los más conocidos y arraigados caminos de peregrinación a Covadonga son:
La Ruta de las Peregrinaciones. De Oviedo a Covadonga. Este itinerario es de 104 km. que se recorren en 7 etapas que discurren por diferentes pueblos, valles y majadas: Oviedo - Ctra. la Gargantada (15,0 km.); Gargantada - Alto del Espinadal (17,5 km.); Alto del Espinadal - Puente Miera (16,7 km.); Puente Miera - Espinaredo (9,5 km.); Espinaredo - La Matosa. (14,0 km.); La Matosa - Cangas de Onís (19,5 km.), y Cangas de Onís - Covadonga (13,5 km.).
La Travesía Andariega. De Gijón a Covadonga. Es un gran recorrido de aproximadamente 75 km. que se realiza en tres etapas que transcurren por parajes naturales de gran belleza: Deva - Amandi (25,0 km.); Amandi - Llames de Parres (25,0 km.), y Llames de Parres - Covadonga (25,0 km.).
La Ruta histórica a Covadonga desde Llanes. Dividida en tres etapas y recuperada hace algunos años atraviesa magníficos parajes naturales: Llanes - Los Callejos (15,6 km.); Los Callejos - Vega del Puerto - Corao (19 km.), y Corao - Abamia-Cruz de Priena - Covadonga (9 km.).

Otros caminos a disfrutar en el entorno del Real Sitio:
De Muñigo a Covadonga. Esta senda comienza en el aparcamiento de Muñigo, situado en la carretera AS-262, con una longitud aproximada de un kilómetro y medio. Se cruza una pasarela de madera y se asciende por una senda peatonal entre bosque de castaños, abedules y arces. La ruta concluye en la parte occidental del conjunto Monumental de Covadonga.
Ruta a la Cruz de Priena. Esta ruta de más de setecientos metros de altitud es un observatorio privilegiado con vistas al mar, al Sueve, a Arriondas, a Cangas de Onis, a la carretera de Los Lagos y desde ella se divisan las mayores cimas de estos valles. Recorrido de hora y cuarto, que sale desde las proximidades del Repelao (AS-262). Es un sendero en zig zag coronado por una cruz, conocida como la Cruz de Priena o la Cruz de Pelayo, por ser el lugar donde Don Pelayo emboscó a las tropas sarracenas en el 722, dando lugar a la Batalla de Covadonga, arranque de la Reconquista.
Ruta Vega de Orandi. PR-PNPE-6. La ruta hasta la Vega de Orandi, uno de los paisajes más bonitos de la zona, comienza en el mismo santuario de Covadonga. Ascendemos por las laderas del Monte Auseva, por un bosque cerrado precioso, hasta el Colladín de Orandi y desde aquí comenzamos un descenso que nos lleva hasta la Vega de Orandi.
Ruta a Los Lagos de Covadonga. Son el principal acceso al interior del Parque Nacional de los Picos de Europa, a través de la carretera que conduce directamente a Los Lagos. Esta subida sinuosa, ofrece una panorámica completa del entorno. Los Lagos (Enol y Ercina) son un lugar de gran belleza natural, que ofrecen al turista multitud de opciones, desde la ruta básica de recorrido circular partiendo del aparcamiento de Buferrera, hasta las infinitas rutas y senderos de media y alta dificultad hacia rincones del Parque.