Verschicken Drucken
Noticia
Asturias presenta en Fitur su estrategia para revitalizar el sector turístico La Consejera de Cultura, Berta Piñán, durante su intervención en Fitur 2021
Asturias presenta en Fitur su estrategia para revitalizar el sector turístico La consejera de Cultura detalla un plan que aborda la actualización de la normativa, la sostenibilidad y el desarrollo tecnológico. Piñán destaca la importancia del proceso participativo impulsado para elaborar el proyecto, en el que han intervenido numerosos agentes públicos y privados. El Principado encara el futuro desde una marca con alto reconocimiento por parte de los mercados en la que la naturaleza constituye el principal elemento de identificación

La consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, ha presentado hoy en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) la estrategia del Gobierno de Asturias para revitalizar el sector y volver a la línea de crecimiento en la que se encontraba el Principado antes de la irrupción de la crisis sanitaria.

Piñán ha resumido la situación del sector turístico de Asturias previa a la situación motivada por pandemia de la covid-19 y la actual coyuntura, para detallar a continuación los fundamentos básicos del modelo con el que su departamento prevé acometer, en el menor tiempo posible, la reactivación del turismo regional, tan duramente castigado en el último año, así como su proyección de futuro.

Durante su intervención ha señalado que los datos de 2019 son significativos para explicar que el turismo es un sector estratégico para Asturias, "generador de empleo y riqueza, que contribuye al reequilibrio territorial y a la lucha contra la despoblación, a la conservación del patrimonio y las señas de identidad, y a la mejora de la calidad de vida".

Antes de la pandemia, el sector turístico aportaba al valor añadido bruto (VAB) de Asturias más de 2.300 millones (el 10,6% del total regional), contaba con 25.827 empresas y generaba 48.134 puestos de trabajo, 32.554 de ellos directos. En la actualidad, la oferta de alojamientos se sitúa en 5.046, con una capacidad de 93.731 plazas. Además, en 2019, visitaron Asturias 7.649.266 personas, de las que 5,2 millones eran turistas y el resto, excursionistas. De los visitantes alojados en establecimientos, el 76% eligió la oferta hotelera, que con 1.761.635 usuarios asume una clara posición de liderazgo en la oferta asturiana.

La consejera ha querido reseñar que, aunque los resultados del verano de 2020 demostraron la fortaleza de Asturias como destino, la crisis sanitaria ha provocado "una situación de parada en el proceso de crecimiento que venía experimentando el sector".

Cuatro pilares básicos

 

La estrategia turística se ha elaborado mediante un proceso participativo con los agentes públicos y privados implicados, y a través de un estudio pormenorizado de la coyuntura general y los destinos competidores. La consejera ha valorado la importancia de este método, que ha conllevado 40 entrevistas personales, 524 encuestas al sector, 834 encuestas en redes sociales, 24 entrevistas a prescriptores cualificados, 7 sesiones de presentación y 7 mesas de trabajo sectoriales con 211 integrantes.

A partir de este trabajo preliminar, Piñán ha resumido las principales conclusiones alcanzadas en el diagnóstico: "Asturias goza de un buen posicionamiento y una marca de alto reconocimiento en los mercados". En este contexto, la naturaleza se configura como el elemento principal de reconocimiento de la comunidad, junto con la calidad, la singularidad, la autenticidad del Principado como destino y el compromiso con la sostenibilidad.

Así, la titular de Cultura ha planteado la estrategia de turismo 2020-2030 en función de cuatro pilares esenciales: la sostenibilidad -como principio estructurante de la acción turística- la autenticidad, la identidad regional, y la calidad de recursos y servicios. "Asturias aspira a que el turismo sea un impulsor sostenible de la economía y de la sociedad en beneficio de las generaciones futuras", ha subrayado.

Para lograr estos fines, el proyecto incluye una serie de objetivos que permitirán diseñar un nuevo modelo basado en los puntos fuertes de la oferta asturiana, cuyo éxito ha quedado demostrado, y a los que se incorporan nuevas herramientas: la apuesta por la desestacionalización, la búsqueda de nuevos mercados, el impulso a la innovación y la digitalización, el desarrollo de una estrategia de inteligencia turística propia y la incorporación de una tecnología turística de vanguardia.

El nuevo modelo se artícula en el plan de acción de la Estrategia de Turismo del Principado 2020-2030, que a su vez se conforma en tres líneas de actuación con 11 programas y 57 acciones concretas; un plan de markéting 2021-2024 y un plan de recuperación covid.

Las tres líneas que integra el plan de acción, sustentadas en los principios de concreción, viabilidad y eficacia, son las siguientes:

La primera línea se orienta a implementar medidas para actualizar la normativa turística, contribuir a un mejor desarrollo de la estructura territorial del turismo y fomentar la colaboración y el diálogo entre las disitntas administraciones y el sector privado.
La segunda línea está dirigida al desarrollo de un modelo de turismo sostenible, que pueda convertirse en una herramienta eficaz de posicionamiento y en una referencia para otros destinos. Así, el plan apuesta por la activación de nuevos recursos y la optimización de los actuales, así como por la creación de mejores infraestructuras. También pretende impulsar los productos de nicho temáticos, entre los que tendrán prioridad, inicialmente, el senderismo y cicloturismo, el Camino de Santiago, el turismo industrial, la gastronomía, el ecoturismo y el turismo de congresos y eventos.
La tercera línea se centra en el incremento de la competitividad del sector mediante la digitalización, el desarrollo de las tecnologías, la cualificación y la investigación. La digitalización y tecnificación del sector se convertirá en un elemento fundamental en los próximos años, al igual que el desarrollo del marketing digital.

La consejera ha finalizado su intervención recordando que el turismo ya es un sector estratégico en la economía, el empleo y la realidad asturiana. "Consolidar la senda del crecimiento ordenado es el reto que abordamos y al que tenemos que dar respuesta desde un trabajo conjunto y solidario de todos los agentes implicados", ha añadido.