Enviar Imprimir
El sueño del acero
Km 0
Km 0
El sueño del acero (Centro de Asturias)
45,9 kms
Coche 2 días
Trazado de la ruta

La comarca de Avilés ejemplifica como ninguna el pasado, el presente y el futuro de Asturias por su tradición obrera y siderúrgica.

Resumen El sueño del acero

La comarca de Avilés ejemplifica como ninguna el pasado, el presente y el futuro de Asturias. Por su tradición obrera y siderúrgica, de la que quedan aún multitud de restos arqueológicos industriales y chimeneas humeantes, por su capacidad para reinventarse y emerger de la crisis como un territorio moderno que sabe conservar su patrimonio y por sus sueños culturales y vanguardistas.

31,8 kms
Día 1 Avilés - Trasona

El centro histórico de Avilés, con un desvío obligado hacia la ría para visitar el Centro Cultural Niemeyer, bien vale una mañana. Con inicio y final en la plaza de España, donde se encuentra el ayuntamiento, el viajero puede realizar una incursión por el casco viejo, que es Conjunto Histórico Artístico desde el año 1955. El paseo puede discurrir por las calles San Francisco y Galiana, para contemplar la Fuente de Los Caños de San Francisco, el palacio del Marqués de Ferrera, la iglesia de San Nicolás de Bari, el parque de Ferrera y el Museo de la Historia Urbana, en la calle La Ferrería.

La calle de La Cámara alberga el Palacio de Maqua y la calle Armando Palacio Valdés, un imponente teatro, sede de estrenos nacionales, que también lleva el nombre del escritor. La siguiente parada es ya el Niemeyer. A orillas de la ría, conforma un conjunto arquitectónico, obra del brasileño Oscar Niemeyer, con tres inmuebles diferentes situados alrededor de una plaza pública. Tras la comida, merece la pena sentarse al volante para adentrarse en el interior de la comarca. Tiene una visita el embalse de Trasona, al que se accede desde la carretera regional AS-19. Este pantano, de un kilómetro de anchura, fue construido por la siderúrgica Ensidesa en la década de los 50. Aunque inicialmente tenía un uso industrial, ahora es un espacio de ocio, ideal para la práctica del deporte.

En sus aguas entrenan profesionales del piragüismo y del remo y se celebran numerosos campeonatos internacionales. Una vez en el coche, se puede regresar a las inmediaciones de Avilés y seguir la carretera AS-237 para perderse por los hermosos pueblos de Illas, tierra del famoso queso La Peral, que toma el nombre de una pequeña localidad.

14,1 kms
Día 2 Salinas - Playón de Bayas

La segunda jornada en la comarca estará marcada por el mar y la mina, un binomio que también define a Asturias. Salinas, con un maravilloso paseo desde el Museo de Anclas Philippe Cousteau hasta la playa de El Espartal, protegida por un sistema de dunas cuaternarias blancas y grises que han sido declaradas Monumento Natural. Salinas es también uno de los centros del surf en Asturias.

En las inmediaciones de Salinas, El Museo de la Mina de Arnao incluye un descenso al auténtico pozo que explotaban los mineros. La última tarde puede reservarse para descubrir la playa más larga de la región. El playón de Bayas, situado en el punto más occidental de Castrillón, en las inmediaciones del aeropuerto, es la continuación del arenal de Los Quebrantos. Juntos, estos dos espacios, casi cuatro kilómetros y cuentan también con dunas protegidas.