Enviar Imprimir
La costa de los dinosaurios
Km 0
Km 0
La costa de los dinosaurios (Oriente de Asturias)
65,3 kms
Coche 2 días
Trazado de la ruta

Sólo hace falta dejar volar la imaginación y posar la mirada donde hace millones de año unos seres gigantescos ponían sus patas.

Resumen La costa de los dinosaurios

Sólo hace falta dejar volar la imaginación y posar la mirada donde hace millones de años unos seres gigantescos ponían sus patas. Esa sencilla acción transporta al viajero en el tiempo y en el espacio a una tierra costera que entonces estaba poblada por dinosaurios. Villaviciosa y Colunga son dos municipios de la costa oriental conocidos por sus playas, por la sidra y por su patrimonio, pero también por las icnitas de esos seres prehistóricos.

35,7 kms
Día 1 Villaviciosa - El Puntal

Villaviciosa es un coqueto núcleo urbano que combina la arquitectura más actual con edificios señoriales. El viajero puede comenzar su expedición en esta villa antes de adentrarse en el camino de los dinosaurios. La ruta incluye el parque de La Ballina, los restos de la muralla medieval, la casa natal de José Caveda y Nava, el mercado de abastos o la casa-palacio de Los Valdés. Tampoco en Valdediós hay huellas de dinosaurios, pero merece una escapada para admirar el conjunto formado por el Monasterio de Santa María y la Iglesia de San Salvador, popularmente conocida como El Conventín, construida en el siglo IX y uno de los mejores ejemplos del Prerrománico asturiano.

Por la tarde el viaje gira desde Villaviciosa hacia el oeste, a través de la AS-256, para recorrer los primeros yacimientos de icnitas. La primera parada es en la playa de Merón, a la que se accede por la desviación de Argüero, se conserva el rastro de un saurópodo, formado por veinte huellas. De regreso a Villaviciosa, podemos desviarnos en la carretera VV-5 dirección al famoso pueblo marinero de Tazones, donde se come buen pescado y marisco, y después seguimos por la carretera comarcal que nos ofrece espléndidas vistas de la playa de Rodiles, la ría de Villaviciosa y el Puerto de El Puntal.

29,6 kms
Día 2 Villaviciosa - Lastres

La segunda jornada avanzará hacia el oriente. Colunga es la siguiente capital a la que se accede a través de la Autovía del Cantábrico. Crece en torno a la iglesia de San Cristóbal, la casa de la familia Alonso Covián, la plaza de abastos y la capilla de Santa Ana. Este es un buen refugio para llenarse de fuerzas antes de enfrentarse a los dinosaurios. Una vez completado el paseo por sus calles, es necesario subirse al coche y tomar la carretera AS-257 en dirección a Lastres para llegar al Museo Jurásico, situado sobre una colina con unas vistas privilegiadas y con una completa estructura para conocer a estos animales extinguidos hace millones de años.

Con la información fresca en la retina, el mejor destino es la playa de La Griega, que se extiende a solo un kilómetro del museo y que esconde el primer yacimiento que se descubrió en Asturias, con las huellas de saurópodo más grande del mundo. El trayecto comienza en un cartel explicativo situado junto al río Llibardón y llevará al viajero hasta los restos. La recta final del viaje tendrá como destino Lastres, un puerto pesquero enclavado en plena ruta de los dinosaurios.