Enviar Imprimir
La Montaña Central o el olimpo de los dioses
Km 0
Km 0
La Montaña Central o el olimpo de los dioses (Montaña Central)
204,4 kms
Coche 5 días
Trazado de la ruta
Resumen La Montaña Central o el olimpo de los dioses

La Montaña Central Asturiana es una tierra minera por definición, pero también una comarca con una compleja historia y una naturaleza colosal, con míticas cumbres ciclistas, entre las que sobresale El Angliru.

40,7 kms
Día 1 Bueño - Riosa - El Angliru

Día 1: Bueño es una pequeña localidad de Ribera de Arriba, situada a apenas 15 minutos del centro de Oviedo (hacia el sur por la A-66 y la N-630), en la que parece que el tiempo se ha detenido. Sus calles aún conservan un conjunto de 50 hórreos y paneras, algunos del siglo XVI, que están conectados por una ruta señalizada con textos y dibujos. Desde Bueño, a través de la N-630 se llega a Morcín, que dispone de una gastronomía singular, en la que son típicos el pote de nabos y el queso afuega`l pitu. El nucleo de La Foz está situado a los pies de Monsacro, una montaña con varias rutas de acceso, que esconde en su cima dos capillas de gran valor arquitectónico, a las que solo se accede a pie. Por la carretera AS-231, se llega a Riosa y a El Angliru. La montaña se eleva a 1.570 metros de altitud y tiene tramos, como la Cueña les Cabres, con un desnivel del 23%. Esta mítica cima fue por primera vez final de etapa en la Vuelta Ciclista a España de 1999.

24,9 kms
Día 2 Mieres - Alto de la Colladiella

Día 2: En Mieres, segunda parada del viaje, hacia el sur, el patrimonio industrial y las construcciones modernas asaltan al visitante a cada paso. Así, se puede encontrar con el edifico del mercado, que data de 1907, con el Grupo Escolar Aniceto Sela, una mezcla de estilo entre modernista y art-decó, la Casa Duró, del siglo XVII, o el moderno edificio de la Universidad de Oviedo, asentado sobre las antiguas instalaciones del pozo Barredo. La plaza de Requejo es otro de los rincones con encanto, ideal para degustar sidra. El río Caudal baja caudaloso por un lateral de la villa. El paseo fluvial construido en su vega permite comprobar cómo se ha recuperado un entorno en otros tiempos muy degradado. En el entorno mierense hay otros atractivos. El valle de Cuna y Cenera es de visita obligada, con la ermita de San Cosme y San Damian, los Mártires de Valdecuna, y un paisaje de gran belleza, al que se accede desde la As-242 y por la carretera local MI-2. Otra opción para los amantes de las dos ruedas es ascender, en bicicleta o en coche, a alguna de las cimas preferidas por los cicloturistas, como por ejemplo el Alto de La Colladiella.

40,7 kms
Día 3 Lena - Puerto de Pajares

Día 3: El viaje continúa rumbo al sur, por la AS-242, hacia Lena. En Villallana, se levanta la iglesia de San Martino, un tempo del siglo XII construido sobre restos prerrománicos, que justifican la primera parada. Ya en Pola de Lena, se puede visitar la casa natal del médico, dramaturgo y poeta Vital Aza, el edificio del ayuntamiento o el barrio de La Caleya, el más antiguo de los que se conservan en la villa. A través de la AS-242, se accede a La Cobertoria, que acoge en la antigua estación del ferrocarril el Aula Didáctica del Prerrománico, el aperitivo perfecto para, unos kilómetros más adelante, descubrir la imponente iglesia de Santa Cristina de Lena, uno de los mejores ejemplos del prerrománico. Tras la arquitectura, la naturaleza. Desde Campomanes, se abren dos opciones. La primera y más conocida es ascender el puerto de Pajares y llegar hasta la estación de esquí de Valgrande-Pajares. La otra opción es La Cubilla, una cima denominada por los ciclistas como el Galibier asturiano, con un espectacular paisaje.

64,1 kms
Día 4 Pajares - Cabañaquinta

Día 4: En esta jornada proponemos dos opciones de viaje: una, la visita a la Vía Carisa, antiguo eje de comunicación con la meseta de la época romana, que atraviesa la Cordillera y penetra por el Cordal de Carraceo - montaña que divide los concejos de Lena y Aller-, a más de 1.500 metros de altitud. La Carisa es un paraíso para senderistas, amantes de la bicicleta de montaña y de la historia, que pueden otear las excavaciones arqueológicas que se están realizando. Existen varios puntos de acceso desde Lena pero es aconsejable utilizar un vehículo apto para la montaña y contar con un guía para comprender las excavaciones. El descenso se puede realizar a través de Lena, nuevamente, o por el lado contrario del cordal, hacia Aller. En este caso, la propuesta es regresar a Lena y aprovechar el viaje para descubrir el rehabilitado poblado minero de Bustiello, por lo que es necesario volver a la A-66 en dirección a Mieres y tomar la carretera AS-112. Unos kilómetros más adelante de Bustiello, en Caborana, se encuentra el Centro de Interpretación de Visitantes de Aller, la puerta de entrada al municipio.

La otra especialmente dedicada a los mitómanos del deporte, que pueden sustituir 'la de romanos' por una ruta ciclista que ha hecho historia en la vuelta a España, y que los especialistas comparan con las míticas ascensiones del tour de Francia. Es la subida al puerto de Coto Bello, zona minera del concejo de Aller, que comienza en Piñeres, entre Moreda y Cabañaquinta. Una vez arriba la vista es impresionante y se divisan todas las montañas de los alrededores, entre ellas la cima de la Collaona, y el Picu Torres, ya más lejano, que está sobre el Puerto de San Isidro.

33,9 kms
Día 5 Cabañaquinta - La Raya

Día 5: Cabañaquinta y sus inmediaciones, con la iglesia románica de San Vicente de Serrapio, las ermitas de Vierres y Nuestra Señora de Miravalles o la Torre de Soto son algunos de sus reclamos. Se puede practicar senderismo en alguna de las decenas de rutas que surcan las montañas, como por ejemplo las Foces del Río Pino, acercarse a la estación de esquí de Fuentes de Invierno. Del mismo modo, se pueden probar algunos platos típicos, buenos reconstituyentes, como el panchón, que se elabora con harina de escanda y agua, y les fabes con jabalí.