Enviar Imprimir
Ruta Selorio - Rodiles
Km 0
Km 0
Ruta Selorio - Rodiles (Comarca de la Sidra) Villaviciosa
5,34 Km Kms
Travesía
A pie 1 h
Dificultad
Documentos relacionados
Resumen Ruta Selorio - Rodiles

En bici o a pie, se trata de un recorrido sencillo por tramos asfaltados y pasarelas de madera en el que podemos disfrutar. Entre la iglesia románica de Santa Eulalia de Selorio y los acantilados del monte de Rodiles encontramos una gran variedad de paisajes, flora y fauna. Desde la zona más rural, caminando entre pomaradas nos dirigimos a la ría de Villaviciosa, encontrándonos con ella en la playa de Misiego.


La pasarela que nos lleva a Rodiles nos da una de las vistas más amplias de esta Reserva Natural Parcial, y a nuestros pies vemos la diversidad de vegetación salobre que aquí se encuentra. Con suerte, si paseamos en invierno, quizás podamos ver rasando el agua el águila pescadora.
Una vez en Rodiles, cruzaremos la playa bien por la misma o por las pasarelas situadas tras las dunas, hoy en día protegidas y que son una de las joyas de nuestra botánica costera.


Tras cruzarla entera, tomamos la carretera que pasa al otro lado del monte Rodiles, para desde allí disfrutar la vista de los acantilados que miran al Oriente, hacia el cabo Lastres y su faro.

5,34 Km Kms
Descripción Iglesia de Santa Eulalia de Selorio - Playa de Rodiles

Esta sencilla ruta comienza en la iglesia de Santa Eulalia de Selorio y llega hasta la playa de Rodiles siguiendo la ría de Villaviciosa hasta su desembocadura.
En los primeros metros de ruta, callejeando por el pueblo, damos con el primer cruce, donde seguimos todo recto hasta dar con otra bifurcación, en donde nos incorporamos a la carretera VV-6, que cruzaremos unos metros más adelante, acabando en una carretera que nos lleva hasta Terienzu.


A medio kilómetro, cruzamos Terienzu y continuamos en línea recta por la misma carretera, sin desviarnos en los cruces, y vamos a dar a la Piniella. Unos 300 metros más adelante, pasando la Piniella, giramos a mano derecha.


Alcanzado el kilómetro 1,2, encontramos un cruce, del que no hacemos caso, y continuamos nuestro camino.  Caminados 300 metros más, giramos a la derecha y llegamos al poco al pueblo de Misiegu. Continuamos recto para salir de él.


Llevamos caminados unos 1,8 kilómetros cuando acabamos en la playa de Misiego; hay varios carteles que explican que es una zona protegida habitada por multitud de especies limícolas y en la que ciertas partes no deben ser pisadas. Unos 200 metros adelante empieza la pasarela de madera, que nos lleva hasta la playa de Rodiles, donde también hay carteles explicativos.


Casi a mitad del recorrido, la pasarela sigue sobre el dique de canalización de la ría hasta su desembocadura en la playa de Rodiles; continuamos por la pasarela sin desviarnos.