Blog turístico de Asturias
10 excursiones desde las ciudades de Asturias
26 may 2021

Las tres ciudades asturianas son el enclave perfecto para establecer el “campamento base” de tus vacaciones. Tanto Oviedo/Uviéu, como Gijón/Xixón y Avilés, están geográficamente muy bien ubicadas, en el centro de la región, y perfectamente comunicadas entre ellas y con el resto del Principado.

Por esta razón, además de disfrutar de las excelencias y singular personalidad de cada una de ellas, podrás realizar un sinfín de excursiones a lo largo y ancho de Asturias, que te darán una idea de la gran variedad de lugares, paisajes y momentos que puedes vivir en el Paraíso Natural.

¡Aquí tienes 10 sugerencias para exprimir al máximo tu periplo asturiano!

 

 

 

 

Las ciudades de Asturias, una a una

 

Las tres ciudades asturianas - Oviedo/Uviéu, Gijón/Xixón y Avilés - componen un triángulo social, cultural y de ocio, que te viene genial si te alojas en alguna de las tres, porque te resultará muy cómodo desplazarte a las otras dos, dado que la distancia entre cualquiera de ellas se recorre en menos de media hora de coche.

Oviedo/Uviéu ©Paco Currás

En Oviedo/Uviéu es visita obligada su casco histórico, donde encontrarás museos tan emblemáticos como el de Bellas Artes y el Arqueológico. Además Oviedo/Uviéu es la cuna del Camino de Santiago, lo que significa que tienes que conocer su Catedral de San Salvador y la Cámara Santa. Sin olvidarte de los monumentos prerrománicos que son Patrimonio de la Humanidad: San Julián de los Prados, Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

Asimismo, Oviedo/Uviéu es una ciudad ideal para disfrutar de la gastronomía, con boulevares tan animados como el de Gascona y sus alrededores, y también es un lugar perfecto para las compras, y la vida social y cultural.

Gijón/Xixón ©Gonzalo Azumendi

En Gijón/Xixón te encontrarás una ciudad a pie de costa, para vivir en plenitud sus playas, sus sendas y paseos litorales, y también de interior. No puedes perderte su histórico barrio de Cimavilla, que culmina en el cerro de Santa Catalina, y a cuyos pies se ubica el puerto deportivo - antaño puerto pesquero -.

El centro de la ciudad con su paseo de Begoña y las históricas calles y plazas de alrededor, es un sitio perfecto para tomar el pulso a la ciudad, con su ambiente, sus sidrerías y restaurantes, sus teatros y monumentos, y sus comercios.
Gijón/Xixón cuenta además con una zona residencial verde impresionante que se extiende por La Guía, Somió, La providencia, Deva, etc.

Avilés ©Mampiris

Avilés, por su parte, tiene un impresionante casco histórico que conserva palacios de los siglos XIV y XV, entre otros, así como algunas calles porticadas que son únicas en Asturias. El epicentro de esta zona es la plaza del ayuntamiento y desde allí recorrerás calles, plazas, fuentes, teatros, jardines, iglesias, etc. Y por todo el entorno, gran ambiente de terrazas, bares, sidrerías, donde podrás degustar excelente cocina marinera.

Otra de las zonas de esparcimiento y recreo de la ciudad son los paseos a la vera de la ría, su puerto deportivo, y el Centro Niemeyer.

Recorriendo la zona del Cabu Peñes

 

El Cabu Peñes es el punto más septentrional de Asturias, y no solo eso, sino que un lugar donde la belleza paisajística y la biodiversidad se dan la mano.

Allí podrás pasear, deleitándote con el panorama, y también podrás visitar el Centro de Recepción de Visitantes e Interpretación del Medio Marino de Peñas, descubriendo así todos los secretos que guarda este mar y esta tierra.

Cabu Peñes (Gozón) ©Gonzalo Azumendi

Además, en las proximidades del Cabu Peñes tienes preciosas playas como Verdicio, a la que podrás ir caminando desde allí, si te apetece un poco de senderismo. Porque desde el Cabu Peñes tienes diferentes opciones de caminata, tanto hacia el este como hacia el oeste.

Muy cerca está también la villa marinera de Luanco/Lluanco, con su casco histórico, su Museo Marítimo y su ambiente de sidrerías y restaurantes. Y en el vecino concejo de Carreño, tienes otra bella villa marinera, Candás, con museos, playas y exquisita gastronomía.

Por las bellezas de Villaviciosa

 

El concejo de Villaviciosa ofrece al visitante lugares muy interesantes para conocer. Dos de ellos son los puertos de Tazones y El Puntal, a cuál más guapo y sabroso en el más amplio sentido del término.

Tazones es como de cuento. No en vano encandiló al mismísimo emperador Carlos V, cuando hace más de quinientos años desembarcó por primera vez en la costa española en este recóndito puerto asturiano, que además tiene merecida fama de ofrecer a sus visitantes los mejores pescados y mariscos del Cantábrico.

El Puntal (Villaviciosa) ©Juanjo Arrojo

Por su parte, El Puntal es otro puerto de referencia. Está en plena ría de Villaviciosa, y es un sitio muy agradable para la práctica de deportes acuáticos y para degustar manjares de la ría y del mar. Además, contemplarás enfrente la hermosa playa de Rodiles.

Y puedes completar todo este periplo con una visita al casco histórico de Villaviciosa, la capital del concejo, donde verás, entre otras maravillas monumentales, la Casona de los Hevia, donde se alojó Carlos V durante su estancia maliayesa.

Cudillero, la perla “pixueta”

 

Cudillero es una de las villas marineras más famosas de todo el Cantábrico. Evidentemente esta fama es más que merecida no solo por su exótica belleza, sino también por el arraigo de sus tradiciones culturales, por la excelencia de su cocina y por su gran ambiente.

Conocida como la villa “pixueta”, en alusión a la lengua propia y exclusiva de este lugar, Cudillero es un sitio muy especial, que no se avista ni desde el mar ni desde la tierra, hasta que no estás allí mismo.

Su anfiteatro, con sus escalonadas casas de pescadores de vivos colores, es una auténtica joya, y es una constante fuente de inspiración fotográfica.

Cudillero ©Mampiris

Un paseo por la villa y por sus miradores, especialmente el de la Garita, te dará una idea de la magia de este lugar único.

En los alrededores, playas como la del Silencio o miradores como el del Sablón, son lugares que te resultarán inolvidables.

El encanto de los Valles del Trubia y la Senda del Oso

 

Al sur de Oviedo y en dirección hacia las altas tierras de Puerto Ventana, se alzan los Valles del Trubia, que reciben el nombre del río que los surca.

Proaza ©Mampiris

Santo Adriano, Proaza, Teverga y Quirós atesoran paisajes calizos y montañosos, ideales para el senderismo, la bici o la escalada. Y todo con una historia estrechamente vinculada a los orígenes del reino de Asturias, que aflora en monumentos como la iglesia prerrománica de Santo Adriano de Tuñón, o la colegiata de San Pedro de Teverga. Además de un encadenado de maravillosos pueblos y aldeas donde degustar la mejor cocina asturiana.

Y si te gustan las vías verdes, la Senda del Oso, que aprovecha el trazado de un antiguo ferrocarril minero que transportaba el carbón desde Teverga y Quirós a Trubia, es hoy una ruta pavimentada que transcurre por medio de bosques, montañas, desfiladeros y túneles, y que es ideal para hacerla a pie o en bici, y para disfrutarla en grupo. Además, en su entorno está un cercado osero, donde viven las osas Paca y Molina, en Santo Adriano, y en la vecina Proaza, está la Casa del Oso.

Disfrutando por el Parque Natural de Redes

 

El Parque Natural de Redes, formado por los concejos de Caso y Sobrescobio, es una de las grandes manchas verdes que tienes “a tiro de piedra” desde las ciudades de Asturias.

Parque Natural de Redes ©Mampiris

Seguirás el curso del río Nalón hacia su nacimiento en el puerto de Tarna, y te encontrarás un mundo de montañas, bosques y rutas - como la del Tabayón del Mongayu -, o una sucesión de pueblos de ensueño como Tañes, Rusecu, Coballes, Villamoréi, Campiellos, Llaíñes/Ladines, Soto, Prieres, Abantru, Veneros o Caliao, entre otros.

Sin olvidar por supuesto Bezanes y la vega de Brañagallones.

En conclusión, el Parque Natural de Redes, es decir, el Alto Nalón en estado puro, te dará para perderte uno o varios días.

La tranquilidad de Somiedo

 

El Parque Natural de Somiedo es una maravilla única en el mundo. Así que tiene más que merecida su declaración de Reserva de la Biosfera.

Cuando viajes allí, tienes que hacer una parada en la capital del concejo, Pola de Somiedo, un pueblo muy agradable, donde comerás muy rico y de casa, y podrás visitar el Centro de Recepción e Interpretación del Parque, para hacer una primera inmersión en el medio natural somedano.

Parque Natural de Somiedo ©Noemí Castaño

Somiedo es tierra de brañas, como la Pornacal, Sousas o Mumián. Por tanto, es un lugar ideal para disfrutar del senderismo en plenitud.

Entre sus muchas bellezas, no puedes perderte el pueblo de Valle de Lago, ni la caminata hasta el Lago del Valle, el mayor de toda Asturias.

El Valle de Saliencia, con sus tres lagos, es otra de esas excursiones inolvidables.

Como inolvidables son sus aldeas, algunas de sorprendente belleza como Villar de Vildas, Perlunes o La Peral.

Por las fascinantes tierras del oriente de Asturias

 

La costa oriental de Asturias tiene merecida fama de seductora. Su singular configuración kárstica de grandes moles calizas horadadas por millones de años de encuentros con el bravo mar cantábrico, la convierten en un paisaje único.

Es la costa de los dinosaurios porque desde el concejo de Villaviciosa hasta el de Ribadesella, pasando por Colunga, en algunas playas y acantilados te encontrarás icnitas solidificadas desde hace muchos millones de años. Además, en Colunga, puedes visitar el Museo del Jurásico de Asturias (MUJA).

Pero también es la costa de los bufones, esos surtidores de agua salada que se forman con las mareas bravas, al colarse el agua del mar por las cavidades rocosas.

Llastres ©Juan de Tury

Y también es la costa de bellísimas villas marineras como Llastres, Ribadesella/Ribeseya, y Llanes.

Ribadesella/Ribeseya ©Julio Herrera

Las tres son parada ineludible porque tienen unos cascos históricos muy interesantes, además de paseos junto al mar, playas y mucho ambiente gastronómico y cultural.

Por su parte, y ya hacia el interior de esta comarca oriental, Cuadonga/Covadonga y los lagos son otra de esas citas irresistibles. Tendrás que adentrarte en uno de los concejos de mayor acerbo cultural de la zona: Cangas de Onís.

Cuadonga/Covadonga ©Noe Baranda

Cuadonga/Covadonga es una referencia histórica, espiritual y natural enclavada en un paraje de inusitada belleza, siendo además la puerta al Parque Nacional de los Picos de Europa por su macizo occidental, donde se ubican asimismo los famosos lagos de Cuadonga/Covadonga.

Antes o después de estas visitas tienes que hacer una parada en la capital canguesa, siempre con mucho ambiente, y si es domingo, acudir a su mercado, donde tendrás a tu disposición los mejores quesos artesanales de los Picos de Europa, con el Gamonéu y el Cabrales a la cabeza.

Una excursión por dos villas del Camino Primitivo: Grado y Salas

 

El interior de Asturias te deparará increíbles sorpresas. Y es que a sus muchos parajes y rincones, une el encanto de villas muy antiguas, algunas de ellas vinculadas al Camino de Santiago más antiguo que existe: el Camino Primitivo.

Grau/Grado ©Paco Currás

Grau/Grado, conocida también como la villa moscona, tiene uno de los mercados dominicales más antiguos de toda Asturias, datado en plena Edad Media, la misma época en que nace el Camino de Santiago, un itinerario cultural de primera magnitud que pasa por Grau/Grado. Y si eres amante del dulce, tienes que degustar sus tocinillos.

Salas ©Juanjo Arrojo

Por su parte, Salas es también una villa medieval y jacobea, con un interesante casco histórico presidido por el Castillo de Valdés-Salas, y con una de las Colegiatas más impresionantes de Asturias, la de Santa María la Mayor. Durante todo el año verás un goteo de peregrinos por el centro de la villa, que le dan un ambiente diferente. Y por supuesto, no te vayas de Salas sin probar sus “carajitos del profesor”.

Por la impresionante costa occidental de Asturias

 

La costa occidental de Asturias está jalonada de playas, acantilados y cabos que componen una sinfonía paisajística inigualable, en la que ponen la nota de color preciosos pueblos marineros.

Dos lugares de parada obligada son el cabo Vidio, en Cudillero, al lado del pueblo de Oviñana, y el cabo Busto, en Valdés, a pocos kilómetros de Ḷḷuarca.

Uno de esos bellos pueblos es Ḷḷuarca, conocida como la villa blanca de la costa verde.

Sus antiguos barrios de pescadores, la mesa de mareantes, el puente del Beso, sus palacios y casas indianas, su cementerio, su faro y ermita de La Blanca, su mirador y ermita del Chano, su estatua del premio nobel Severo Ochoa… Todo esto y mucho más tendrás que ver y disfrutar en Ḷḷuarca.

Además, cuenta con uno de los más importantes jardines botánicos de toda Europa - los Jardines de la Fonte Baixa -, cuya visita es una auténtica maravilla para hacer un recorrido por la flora del mundo entero, y todo con unas vistas impresionantes al Cantábrico, a la villa y a sus playas.

Por si esto fuera poco, muy cerca de Ḷḷuarca, en el pueblo de La Mata, está el Parque de la Vida, un espacio singular para conocer la vida de los océanos, del cosmos y de los diferentes ecosistemas terrestres.

Tapia ©Gonzalo Azumendi

Continuando ruta te encontrarás con lugares con mucho sabor - en el más amplio sentido del término - y rica historia, como Puerto de Vega, en Navia, o El Porto/Viavélez, en El Franco. Y puedes poner el colofón a tu periplo en la villa de Tapia, con bellas playas de tradición surfera como Anguileiro, y un recódito puerto con bares y restaurantes donde degustar excelente cocina marinera. O si lo prefieres, acercarte hasta la playa de Penarronda.

Playa de Penarronda ©Gonzalo Azumendi

 

 

 

¡Desde las ciudades de Asturias podrás hacer preciosas excursiones por toda la región! ¡Aquí tienes algunas! Y si te ha gustado este post, compártelo en tu Facebook

 

Comments
No comments yet. Be the first.