Invia Stampa
El infinito encanto de Picos de Europa
Km 0
Km 0
El infinito encanto de Picos de Europa (Oriente de Asturias)
151,8 kms
Auto 5 días
Tracciato della rotta

Picos de Europa es una comarca de gran atractivo turístico: cumbres, quesos, pueblos de alta montaña, ciudades con historia, santuarios, lagos...El refugio perfecto.

Sommario El infinito encanto de Picos de Europa

Un paraíso de montañas y de opciones para la aventura, el turismo activo o las experiencias. El reino de la tranquilidad y la observación, el entorno perfecto para contemplar y disfrutar la naturaleza en su estado más genuino y auténtico. El vuelo de los buitres, o de las águilas, la elegante presencia de salmones y truchas en ríos de aguas interminablemente cristalinas..., y en la cueva y en la mesa, quesos de lo mejor del mundo. Notas que definen el infinito encanto de Picos de Europa.

11,1 kms
Giorno 1 Sames - Tornín

Día 1: Amieva y sus secretos de montaña ocuparán la mañana de nuestro primer día, especialmente si nos gusta la escalada, porque este municipio tiene vías-escuela para todos los niveles, ubicadas en lugares de ensueño como es el caso de Carbes o Cuetu Mayu. Tras reponer fuerzas con una buena comida, el remate perfecto para la tarde es la apacible senda - ideal para todos los públicos - de Beyu Pen. Otras opciones igualmente atractivas, un paseo en coche por el desfiladero de los Beyos, o uno a pie para descubrir la Olla San Vicente, un maravilloso remanso en forma de piscina natural del río Dobra.

50,9 kms
Giorno 2 Tornín - Lagos de Covadonga

Día 2: La estancia en Picos de Europa pide un día dedicado a visitar el Real Sitio de Covadonga, y a continuación subir a los lagos Enol y Ercina. Una vez allí se puede, es recomendable completar un recorrido por las antiguas minas de hierro de Buferrera, no sin antes echar un vistazo al Centro de Interpretación Pedro Pidal. Para quienes quieran adentrarse en los Picos, una ruta emblemática y llena de significado es la del Mirador de Ordiales, donde está enterrado el propio Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, y desde donde hay una vista panorámica impresionante del Valle de Angón.

16,7 kms
Giorno 3 Cangas de Onís - Benia de Onís

Día 3: Por supuesto, la capital del concejo de Cangas de Onís, y primera ciudad de este antiguo reino también pide una tranquila jornada de paseo, vermut, almuerzo asturiano compras en las muchas tiendas gastronómicas y de souvenirs, sin olvidar las fotos en el Puente Romano, en la Ermita de Santa Cruz o bien visitar la Cueva del Buxu. Los más animosos pueden llegar al Monasterio de San Pedro de Villanueva - hoy convertido en Parador Nacional - por una hermosa y tranquila senda fluvial a la vera del Sella. Si es domingo, imprescindible la visita al mercado dominical, muy auténtico y ambientado, y donde se consiguen a buen precio buenos productos - especialmente quesos - de los Picos de Europa. Para completar la jornada, podemos ir por la AS - 114 hacia Benia, la capital de Onís, y hacer una incursión gastronómico-festiva en la zona, que cuenta con pueblos tan típicos como Sirviella.

29,9 kms
Giorno 4 Benia de Onís - Bulnes

Día 4: Continuamos ruta por la AS - 114 en dirección a Cabrales, y a la altura de Carreña, nos desviamos a Asiego para contemplar el Urriellu desde el mirador Pedro Udaondo. Una vez en Arenas de Cabrales y después de un paseo por el pueblo - una de las cunas del montañismo ibérico -, podemos ir en dirección a Poncebos por la AS-264 para visitar la Cueva-museo del Queso Cabrales, donde descubrimos todos los secretos de uno de los quesos más famosos del mundo. Los que sean más de monte tiene otras dos opciones, o bien la Ruta del Cares, donde paisaje, geología e ingeniería se dan la mano, o coger el funicular y conocer uno de los pueblos de más altitud de Asturias: Bulnes.

43,2 kms
Giorno 5 Bulnes - Peñamellera Baja

Día 5: Los madrugadores pueden subir a Camarmeña a contemplar el Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu, imponente coloso calizo del macizo central de los Picos de Europa. Y tras un frugal desayuno, retomar la AS-114 en dirección a las Peñamelleras, por el desfiladero del Cares, de sorprendente paisaje. De camino nos encontraremos con pueblos panorámicos de bella arquitectura indiana como Abándames o Alevia, para llegar por fin a la capital de Peñamellera Baja, Panes, desde donde es factible acercarse a la cueva de La Loja, en un paraje idílico en las proximidades del Cares-Deva, perfecto remate para nuestra jornada.