Blog turístico de Asturias
12 lugares que te sorprenderán en el centro de Asturias
16 feb

Asturias es sorprendente en cada rincón, en cada paisaje, en cada gesto, en cada mirada. Toda la región se vuelca ante tus ojos para ofrecerte lo mejor de sí misma cada día y en cada momento. El centro de Asturias es una zona extensa y fértil en el más amplio sentido del término integrada nada más y nada menos que por diez comarcas: Bajo Nalón, Cabo Peñas, Gijón, Camín Real de la Mesa, Oviedo, Comarca del Nora, Comarca de la Sidra, Valle del Nalón, Comarca Avilés, y Montaña Central.

 

 

Todas ellas se caracterizan por su belleza y por su diversidad. Son cientos los lugares fascinantes que descubrirás en esta zona, aunque te hacemos una selección de 12 lugares que te sorprenderán en el centro de Asturias, para ir abriéndote el apetito de volver y volver una y otra vez a recorrer esta magnífica tierra.

Desde la costa hasta el interior y viceversa, muchos son los sitios con encanto: ciudades, villas marineras, pueblos, brañas, puertos de montaña, playas o museos. Todo un conjunto de posibilidades de lo más variado que no puedes perderte.

Peñas, mucho más que un Cabo

 

Es un Paisaje Protegido y con todo merecimiento. El entorno del Cabo Peñas, que es el punto más al norte de Asturias, es de una llamativa espectacularidad, por la formación geológica de sus impresionante acantilados y por toda la flora y fauna que pulula por aquel lugar, clara muestra de la biodiversidad cantábrica.

El Cabo Peñas se erigirá como un gigante de roca y espumas ante tu atónito gesto. A plena luz del sol, o con los últimos rayos del atardecer o las primeras luces de la mañana, cobra mil matices, haciéndote sentir que estás en cada momento en un lugar distinto.

Su faro imponente y sus vistas panorámicas casi infinitas hacen que Peñas sea mucho más que un Cabo, y que marque el carácter de toda una comarca en la que se integran Gozón y Carreño, hermanados por esta mole de la naturaleza costera asturiana.

El Cabo Peñas, con sus pueblecitos alrededor, y la proximidad de villas marineras como Luanco y Candás, es el lugar ideal para disfrutar de la cultura litoral y de la sabrosa gastronomía del Cantábrico.

Y si tienes oportunidad contémplalo también desde la mar… ¡Es sencillamente impresionante!

San Esteban de Pravia y San Juan de la Arena, dos riberas con sabor a Nalón

 

Con sus casi 150 kilómetros de longitud, el Nalón es el río más largo de Asturias, y desde su nacimiento en la fuente La Nalona, en el puerto de Tarna, hasta su desembocadura en el mar Cantábrico, serpentea por toda Asturias dejando a su paso paisajes de inusitada belleza.

Cuando se convierte en ría, a pocos kilómetros del abrazo oceánico, alcanza una plenitud inesperada y deja en sus riberas un aire que combina lo fluvial y lo marino, lo indiano y lo asturiano, las tierras de cultivo y los paisajes más salvajes…

Es la del Nalón una ría famosa en el mundo entero por la calidad de su angula, o por tener una tradición navideña única como la del angulero, que hace las delicias de pequeños y grandes al llegar la Nochebuena.

Embarcaderos en el río Nalón

Es un lugar estupendo también para los deportes náuticos, o sencillamente para navegar con tranquilidad o pasear por sus riberas, disfrutando del discreto encanto de pueblos como El Castillo, con sus curiosos embarcaderos, o villas como San Esteban de Pravia, que combina con acierto el pasado industrial con el acento indiano, o San Juan de la Arena, muy conocido por su paseo, por su playa o por la exquisitez de su cocina marinera.

¡Verás que el Nalón alcanza el zénit en su desembocadura!

Gijón o el Muro más hermoso

 

Hay algunas ciudades en el mundo que son muy conocidas por sus paseos marítimos, que se convierten en verdaderos iconos para hacer las delicias de cualquier viajero, y también de los propios habitantes de la ciudad.

Gijón es una de esas ciudades que tienen un maravilloso paseo marítimo, con una playa única como es la de San Lorenzo. Son kilómetros de arenal y paseo, con una mar a veces en calma y a veces brava, pero siempre magnética.

El muro de San Lorenzo es famoso por sus vistas, por su ambiente, porque es perfecto para dar una vuelta, para hacer deporte, para ir de compras, para tomarse algo en cualquiera de sus terrazas y restaurantes, y si lo que prefieres es bajar a la arena, el paseo será igual o más saludable, y el baño de brisa marina está asegurado.

Gijón

¡El muro de San Lorenzo con su Iglesia de San Pedro es un auténtico icono turístico de Asturias que tienes que disfrutar sí o sí!

Villar de Vildas, un Pueblo Ejemplar en el paraíso

 

Villar de Vildas está desde el año 2004 en el selecto club de los elegidos por la Fundación Princesa de Asturias para ser Pueblo Ejemplar. Es uno de los 28 pueblos que ostentan ya este galardón, y lo lleva con orgullo y donosura. Tanta que cuando llegas a Villar de Vildas te sientes en una aldea asturiana de las de verdad, donde no faltan ni los “hurros” (denominación que les dan aquí a los hórreos), ni el ganado, ni el típico chigre de aldea donde se come de maravilla.

Villar de Vildas en Somiedo

Villar sabe y huele a aldea somedana, y pone con firmeza a Somiedo en el mapa de la Asturias más rural y más puro, siendo además la puerta a una de las brañas más famosas: la de La Pornacal – la más grande de las que se conservan en Somiedo -, y que dista poco más de cinco kilómetros del pueblo. Así que una caminata hasta La Pornacal te resultará maravillosa.

¡Tu estancia en Villar de Vildas te permitirá caer en la cuenta de que estás en un Pueblo Ejemplar en medio del paraíso!

Teverga y sus brañas, paisajes para soñar

 

Las brañas de Teverga lucen espectaculares en cualquier época del año, y son uno de los grandes atractivos de este concejo. Pero Teverga es muy conocida no solo por sus brañas, sino por todos sus paisajes. Por sus altas montañas como la Peña Sobia, por su patrimonio cultural como la Colegiata de San Martín de Teverga, por sus rincones para la escalada y el senderismo, o por ser lugar de paso de la famosa Senda del Oso, sin olvidar toda su historia vinculada a la minería del carbón.

En medio de este panorama tan enriquecedor, si te decides a hacer la Ruta vaqueira de Teverga, vas a disfrutar de la excelencia de los paisajes del Puerto de San Lorenzo, uno de los más bellos de Asturias, y nexo geográfico y cultural con Somiedo.

Braña El Rebellón en Teverga

Esta ruta recorre brañas tan conocidas como la de Tuiza, el Rebellón o Llamaraxil. Lugares todos ellos idílicos que, además, en la primavera-verano bullen de actividad porque el ganado ya está en los altos para aprovechar los ricos pastos de montaña, y las brañas, esos pequeños poblados donde habitan los ganaderos, recobran el pulso de la vida.

¡Las brañas teverganas son de los lugares más idílicos de la Cordillera Cantábrica!

Belmonte de Miranda, oro en el suelo y verde en el aire

 

Belmonte de Miranda es una de las joyas que se guarda a buen recaudo en la comarca conocida como Camín Real de la Mesa, precisamente porque se trata de un territorio que se ha vertebrado históricamente gracias a esta vía romana.

Y precisamente en Belmonte saben mucho de los romanos, porque éstos les dejaron un importante legado en forma de calzadas y otras arquitecturas, y porque también crearon toda una ruta del oro, hoy en desuso, pero no por ello carente de interés sino todo lo contrario.

Una vuelta por Belmonte será suficiente para darte cuenta de que estás en una tierra con abundantes reservas y vestigios auríferos, con aldeas donde aún se saborea autenticidad, con una excelente cocina casera, y con un gran sentido de la hospitalidad.

Belmonte de Miranda

Belmonte despunta como un territorio virgen donde aún se perciben reminiscencias vaqueiras, y donde antaño los osos y los lobos andaban a su aire.

¡Te quedarás prendado de Belmonte de Miranda!

Oviedo y la plaza más jacobea que puedas imaginar

 

Oviedo es una ciudad de vocación europeísta y cosmopolita donde las haya. Su historia así lo ratifica, y es que nada ocurre por casualidad. Esta heroica ciudad - como reza su escudo – fue la sede de la corte de Alfonso II, el rey que fuera arquitecto e ideólogo del Camino de Santiago.

Desde el siglo IX hasta hoy, Oviedo ha vivido un incesante goteo de peregrinos que se han acercado hasta esta pequeña y acogedora ciudad regia para rendir su tributo a San Salvador.

Plaza de la Catedral de Oviedo

Así es que la plaza de la catedral ovetense, llamada, como no podía ser de otra manera, plaza de Alfonso II, es el epicentro de todo el tránsito y las emociones jacobeas desde hace más de mil años. Siempre está ambientada, e incluso en la quietud, es impactante este rincón de la ciudad, donde hasta las piedras cobran vida. Y además es la gran puerta al coqueto y bien conservado casco histórico ovetense.

¡De noche y de día, Oviedo te hará disfrutar de la plaza más jacobea de la historia!

Noreña, villa condal y chacinera

 

Noreña es una villa singular, se mire como se mire. No solo por su condición de condal o de capital del municipio con una de las rentas per capitas más elevadas de toda Asturias, sino por su talante abierto y festivo. Y por supuesto por su gran tradición y creatividad gastronómica, en lo que respecta a las industrias cárnicas y chacineras.

En Noreña podrás saborear unos callos excelentes, un adobu de chuparse los dedos, unas mollejas increíbles o una fabada de diez. Y además descubrirás el sabadiego, porque precisamente allí se ha inventado.

Noreña

Un paseo por la villa te descubrirá un agradable casco histórico, muy ambientado con sus bares, cafés, restaurantes y sidrerías.

¡La villa condal será para ti la villa de los sabores festivos!

Tazones y Llastres, dos paradas marineras

 

La Comarca de la Sidra se extiende en un entorno de gran belleza paisajística, y de gran diversidad, y cuando se asoma a la costa, destacan entre sus encantos dos pueblos marineros con gran sabor: Tazones y Lastres.Están bastante próximos el uno del otro, con lo cual puedes marcarte una ruta costera con dos paradas, que seguro te resultará inolvidable.

Tazones

Tazones es un pequeño y recóndito puerto, con playa incluida, donde dejó su huella histórica Carlos V en su primer desembarco español, y donde hasta los dinosaurios han dejado sus icnitas fosilizadas en el mismísimo acantilado. Es un sitio lleno de tipismo y sabOr, que conserva construcciones muy antiguas, y donde podrás degustar la maravillosa cocina marinera del Cantábrico.

Llastres tiene merecida fama de ser una de las villas marineras más bonitas de España, y de eso no te quedará la menor duda en cuanto comiences a callejear, y te dejes sorprender por sus rincones coloristas. No en vano fue el escenario de la televisiva y exitosa serie Doctor Mateo, de la que este año se cumple una década de su emisión.

En Llastres podrás hacer la ruta del Doctor Mateo y muchas otras – es una villa muy cinematográfica -, y pasártelo en grande de playa, o degustando suculentos manjares marineros.

¡Tazones y Llastres serán dos paradas irrepetibles en tu periplo costero!

Valle del Nalón: Tres museos mineros y una Reserva de la Biosfera

 

El Valle del Nalón es digno heredero de su historia y así lo muestra a cuántos quieren visitar esta zona de Asturias. Con nada más y nada menos que tres espacios museísticos bien distintos entre sí y de alguna forma complementarios, podrás hacer un inmersión muy real en lo que fue  la vida y la cultura en esta zona durante varios siglos y hasta nuestros días.

Tanto el Museo de la Minería, como el Ecomuseo de Samuño y el Pozo Sotón, en una detallada ruta por las tres instalaciones, te aportarán una experiencia y una visión muy enriquecedora, divertida y aventurera de la cultura minera, y de todo lo que conllevó en el devenir cotidiano.

Parque Natural de Redes

Y si después quieres darte un baño de naturaleza, en el Alto Nalón tienes una de las seis Reservas de la Biosfera que están declaradas en Asturias: el Parque Natural de Redes, naturaleza salvaje en estado puro, con valles y montañas, bosques, ríos y paisajes de ensueño, donde la flora y fauna autóctona campan a sus anchas.

¡Caerás cautivo en las redes de Redes!

Avilés y su mítica calle Galiana

 

El casco histórico de Avilés es un auténtico prodigio monumental. Sus plazas, sus iglesias, sus jardines y palacios, sus cafés, sus coquetos restaurantes, sus animadas sidrerías… y sus calles, siempre animadas, como si no durmieran.

Entre estas calles, destaca una en el imaginario popular, es quizás de las más nombradas: la mítica calle Galiana, que ha visto miles de peatones en un continuo deambular a lo largo de su dilatada vida y que es el escenario principal del conocido Descenso de Galiana, en el no menos mítico antroxu avilesino.

Casco Histórico de Avilés

Y es que Avilés conserva todo el encanto de una ciudad medieval y renacentista, donde el arte y la historia brotan en cada esquina, en cada fuente, en cada parque.

¡Date el lujo de una visita por Avilés y disfruta de sus calles!

L’Angliru, el Olimpo asturiano

 

Es de esos lugares que tienen carácter y que hacen historia. L’Angliru, en Riosa, dibuja un paisaje espléndido en el seno de la, ya de por sí guapa, Sierra del Aramo.

Mezcla de dureza y autenticidad, la subida a l’Angliru se dio a conocer al mundo cuando la Vuelta Ciclista a España tuvo allí por vez primera uno de los finales de etapa que resultaron más fascinantes – deportivamente hablando – de cuantos se dieron en el ciclismo internacional.

Subida a L'Angliru

A partir de entonces y hasta hoy, su popularidad se ha ido incrementando, y l’angliru es un lugar de entrenamiento para muchos deportistas, y también de disfrute para otros menos esforzados pero igualmente entusiastas que, en vez de en bici, deciden coronarlo en coche.

¡Sea como fuere, si quieres conocer un Olimpo a la asturiana, no te pierdas l’Angliru!

 

¡Estos 12 lugares y muchos más en Asturias te dejarán fascinado! ¡Compártelo en Facebook con tus amigos!

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.