Blog turístico de Asturias
8 lugares mágicos en Asturias que te atraparán  para siempre
30 oct 2015

 

Asturias es realmente mágica. Su sosegada atmósfera te envuelve y te transporta a otros mundos. A los mundos que quieras, sin límite. Tan solo tienes que echar a volar tu imaginación, enrolarte en tus recuerdos, o dejarte seducir por tus propias emociones.

Asturias es un espacio de infinita sensorialidad y de marcada sensualidad, que se percibe en su paisaje, en sus personajes mitológicos, en sus leyendas, en sus gentes.

La frontera entre el mito y la realidad es a menudo difusa, y la conexión entre el mundo de los espíritus y el de las almas terrenales puede ser muy intensa, tanto como tú desees.

En Asturias puedes instalarte con suma facilidad en otra dimensión. Podrás comprobarlo en tu sereno deambular por una tierra que, a cada paso, te sorprende y te cautiva.

Este viaje que hoy te ofrecemos es sencillamente un paseo al centro mismo de la magia, que no solo está en el paisaje sino también en tu mente, y en tus ganas de conectar con la naturaleza y sus misterios, o con las personas y sus curiosas historias.

Cementerios que miran al mar, calabazas que te transportan a otros mundos, refugios de xanas, bosques y caminos habitados por seres mitológicos, almas de peregrinos, crepúsculos que son de otro mundo. Todas estas sensaciones y mil más, serán tu equipaje en la Asturias mágica.

¿Te atreves a traspasar esta frontera que no encontrarás en ningún mapa?

 

 

 

 

 

El Cementerio de Niembro o la belleza indescriptible a pie de ría

 

La Ría de Niembro es uno de los lugares de Asturias con más aura que puedas imaginar. Allí confluyen varias energías diferentes: la del Mar Cantábrico y sus potentes mareas, la del Camino de Santiago de la Costa - que pasa justo al lado -, y la de su impactante cementerio a pie de ría, que se alza majestuoso con sus artísticos panteones, con sus cruces proyectadas sobre las aguas cristalinas cinceladas de arena, musgo y roca.

Cementerio de Niembro en Llanes

A cualquier hora del día o de la noche, Niembro es un sitio especial. Tanto cuando se vuelve bullicioso con bañistas, navegantes y deportistas, como cuando se queda en silencio con los tonos del crepúsculo desgranados en una inmensa paleta de colores donde destacan los azules, violetas, rojos o blancos.

Y la verdad es que su cementerio, de increíble personalidad y belleza, resulta imprescindible para crear la atmósfera de paz e incluso de solemnidad que se respira allí.

Al atardecer, en silencio, es fácil, imaginar el tránsito de las almas de todos los tiempos que por allí pululamos…

Calabazas para momentos mágicos

 

Las calabazas se dan muy bien en las huertas de Asturias, y esto es así desde hace muchos siglos. Esas mismas calabazas son las que sirven de ornamento perfecto en las casas de aldea o en cualquier espacio donde se quiere hacer una alusión a la riqueza natural de la tierra asturiana.

Y son estas calabazas las que se usan para las referencias mágicas al más allá. Es por esto que existe una antiquísima tradición, de la que dejan constancia distintas fuentes, de que en la noche de difuntos era muy frecuente colocar calabazas en los cruces de caminos o en los huertos, y de esta manera recordar a los ausentes y darles presencia. Este efecto llamada se consigue plenamente cuando la calabaza se vacía y se le ponen ojos y boca, con una vela encendida en el interior. De esta manera el tono de misterio se consigue al cien por cien.

Calabazas en una casa de aldea en Asturias

Todavía hoy en las aldeas y pueblos de Asturias se conserva esta tradición, vinculada al Samaín, que era la fiesta celta de celebración del final de la recogida de las cosechas y de apertura al otro mundo, y por tanto a los difuntos.

Las calabazas asturianas están por tanto vinculadas siempre a la tradición y están estrechamente ligadas a la magia del paso del tiempo, de las estaciones y del tránsito de los espíritus.

La Cascada del Cioyo o el refugio de las xanas

 

¿Te imaginas encontrarte una Xana? ¿A qué lo has deseado más de una vez? Pues tal vez en algún momento la suerte se asome a tu vida, y te topes - en algún paraje verde y frondoso, donde circula el agua, y poblado por musgos y líquenes -, con una bella Xana de cabellos dorados, ávida de seducirte con su dulzura y con su canto.

Pero bien sabes que la casualidad no existe. Así que la mejor opción es frecuentar determinados lugares o seguir ciertas rutas que por sus características son proclives a los momentos mágicos. Una entre tantas es la que te lleva a la Cascada del Cioyo en Castropol, famosa en el imaginario asturiano por ser ideal para tu encuentro soñado con una Xana.

Cascada del Cioyo en Castropol

Tú solo tienes que relajarte y dejar volar tu imaginación.

El bosque más animado que hayas vivido

 

Los bosques asturianos y sus entornos naturales y rurales son siempre los mejores escenarios para imaginar o sentir la presencia de los duendes de esta tierra, que a diferencia de otras culturas, se caracteriza porque sus seres mitológicos son bondadosos, juguetones, traviesos y con sentido del humor.

Así que cuando des una vuelta por el bosque, te instalarás en un mundo de mágica ensoñación en el que tal vez veas al Cuélebre, o al Trasgu o te mojes con la lluvia del Nuberu… En fin, vete despojado de prejuicios y dispuesto a dejarte llevar por la fuerza de una naturaleza donde a menudo la leyenda se hace realidad.

El occidente asturiano es zona de bosques inmensos y poderosos, como éste que está justo al lado del pueblo de As Veigas en Taramundi, que parece más bien pensado para escribir un relato mitológico…

Bosque y pueblo de As Veigas en Taramundi

Toda la fuerza del crepúsculo

 

El atardecer, como la medianoche, es una hora mágica, casi bruja. Es la hora de la tranquilidad, del remanso personal y paisajístico, de los buenos pensamientos y de los dulces recuerdos, del abrazo de una naturaleza que inspira sosiego.

Este momento crepuscular con la visión panorámica de la Playa de San Martín en Llanes es un verdadero regalo para los sentidos y los sentimientos. Las luces en el cielo, el arrullo de las olas, el olor del salitre, la brisa tranquila, la silueta de la costa… Todo es una invitación a entrar en otra dimensión.

Playa de San Martín en Llanes

Una senda poblada por seres mitológicos

 

¿Aún no has caído en que cada ruta de Asturias está poblada por seres mitológicos que tienen mil formas y colores? Empiezas a caminar, la senda va dejando atrás el pueblo y las caserías, poco a poco se hace más tupida, y estás como en medio del bosque.

Ahora la vegetación decora totalmente el paisaje. Es frondosa. De pronto los árboles con sus troncos, sus raíces y sus decenas de pobladores vegetales y animales cobran formas fantásticas y grandiosas que tienen vida propia.

En la Senda del Beyu Pen en Amieva sentirás en toda su plenitud que la magia te desborda y te lleva a otros mundos, tal vez nuevos para ti, pero que te seducirán eternamente…

Senda del Beyu Pen en Amieva

El Camino de Santiago o el tránsito de espiritualidad más concurrido del mundo

 

¿Y qué me dices del Camino Primitivo de Santiago? El más antiguo de los Caminos Jacobeos del mundo. Un itinerario transitado por millones de almas durante siglos, con sus inquietudes, con sus historias…

En el Camino Primitivo de Santiago, cuyo origen está en Asturias y que parte de la mismísima Catedral de San Salvador de Oviedo, la espiritualidad late en el aire, como una fragancia envolvente que te sugiere mil sensaciones, que te lleva en volandas a mil lugares, que te hace vibrar, temblar, saltar, caminar, imaginar, pensar, sentir…

Cuando llegas al Monasterio de Obona, en Tineo, el tiempo se detiene y tú con él. De pronto estás en plena Edad Media y no quieres viajar al futuro. Las almas de miles de peregrinos te susurran y tú, en medio de la tierra, eres uno más en el tránsito de espiritualidad más concurrido del mundo.

Monasterio de Obona en Tineo

La magia de las montañas

 

¿Y las montañas? Qué buen rollo te dan, ¿verdad? Esas moles de piedra y vegetación, de rocas y arbustos, de prados y bosques. ¡Oh las montañas! Cuántas y de cuántas formas. Componen un infinito decorado natural que ni siquiera tu imaginación logra abarcar.

Unas tienen formas amigables, otras fantásticas, otras misteriosas, otras vertiginosas, otras dulces, y así hasta la eternidad. Son tan poderosas, tan fuertes, unas más antiguas, otras más jóvenes.

Y algunas con leyenda. ¿Y sabes qué? Que si no tienen leyenda, se la puedes inventar, porque las montañas están llenas de magia creativa, de la buena, de la que te recarga la pila y te hace sentir a tope.

Aquí tienes el Güeyu Peñamea, en los montes de Laviana. Güeyu quiere decir ojo en asturiano. El de Peñamea es como divino, como si lo controlara todo…

El Güeyu Peñamea en Laviana

En fin, y esto es solo el principio…¿Por qué sabes que te va a ocurrir? Que los momentos mágicos de Asturias te atraparán para siempre, y querrás más y más cada vez.

Pero por favor recuerda que para tus momentos mágicos deberás evitar el encuentro con la Güestia - procesión de almas en pena especialmente visible en la Noche de Difuntos -, siguiendo fielmente la máxima repetida desde la noche de los tiempos: “Andad de día, que la noche es mía…”.

¡Procura andar de día, ya sea solo o en compañía…!

 

¡Comparte con tus amigos en Facebook tus momentos y lugares mágicos en Asturias!
 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.