Blog turístico de Asturias
En Tineo sí es oro todo lo que reluce
30 jul

Pocos lugares en el mundo como Tineo pueden decir con propiedad que en sus dominios sí es oro todo lo que reluce… El segundo concejo más extenso de Asturias lleva el oro en sus entrañas desde siempre y de ello dan cuenta su Prehistoria y su Historia. El mismo oro que aún hoy transportan las límpidas aguas de sus ríos, el que fue conducido durante siglos por sus antiguos puentes, y por si fuera poco, el carácter y pensamiento de sus gentes es recio y valioso como el oro, y sus paisajes, paisanajes y caminos son una eterna metáfora de hospitalidad y libertad que reluce como el preciado metal que sedujo al mismísimo Imperio Romano.

 

Tineo, inmenso, verde, amigable, con su villa capitalina, con sus Pueblos Ejemplares, con sus más de trescientas cuarenta aldeas, su Camino de Santiago, sus embalses y sus ríos, sus árboles milenarios, sus personajes notables que han contribuido a que la Humanidad fuese a mejor, el oro que corre por sus venas minerales… ¡Ese es el Tineo que jamás te dejará indiferente!

 

Tineo como villa, una maravilla, y como braña, la mejor de España

 

Tineo es una villa panorámica donde las haya. Encaramada en la ladera de una dulce montaña, asombra por sus rincones inesperados, por su ambiente, por la hospitalidad de su gente, y por la atmósfera tan jacobea que le imprimen los miles de peregrinos que cada año transitan el Camino de Santiago, un camino que en Tineo entra por el campo de San Roque, atalaya increíble sobre la villa y la inmensidad del paisaje hasta donde la vista nos alcanza…

El Camino de Santiago a su entrada en Tineo por el Campo de San Roque

Calle Mayor de la Villa de Tineo

El casco histórico de Tineo sabe a antigüedad y vivencias, a tránsito y comercio, a caminos con propios y foráneos, a miles de historias jamás contadas, a vientos de pensamiento y libertades representados en el corazón de la villa por personajes como el Conde de Campomanes o José Maldonado.

Casco antiguo de Tineo

Dice el refrán que Tineo como villa es una maravilla y no le falta razón… El Campo de San Roque, Picos de Villa, Fondos de Villa, La Fuente y tantos otros barrios componen un armónico y escalonado conjunto que hace de este lugar uno de los más afables que puedes encontrarte. Y justo al lado y a golpe de vista, y tal como continúa el refrán,  tienes la mejor braña de España.

 

Una Ruta Jacobea con vistas panorámicas

 

Camino de Santiago a su paso por Tineo

El Camino de Santiago Primitivo a su paso por Tineo está muy concurrido, especialmente en los meses de primavera-verano, y la verdad es que los peregrinos le dan un ambiente muy especial a todo el municipio. Da gusto verlos con sus mochilas, o sus bicicletas, caminando tranquilamente o a ritmo atlético, que de todo hay, y haciendo algún alto para beber en una fuente, para descansar en algún rincón a la sombra, o para disfrutar de las vistas panorámicas que a menudo tiene el Camino.

Camino de Santiago a su paso por Tineo

Además, una nota distintiva y característica de la Ruta Jacobea tinetense es su vistosidad. Por muchos sitios tienes vistas muy guapas, y desde muchos otros puedes avistarlo de forma panorámica. Y por supuesto, podrás descubrir joyas como el Monasterio de Obona, en un enclave recogido del Camino, ideal para descansar y meditar, para entender la inmensa dimensión del espíritu jacobeo a lo largo de sus más de mil años de historia.

Monasterio de Obona en Tineo

¡Qué grande y panorámico es el Camino de Santiago Primitivo en Tineo! ¡Y cuando sale el sol reluce como el oro de las entrañas tinetenses!

 

El arenero más guapo del mundo

 

Muy próximo al famoso pueblo de El Crucero está el arenero más guapo del mundo. ¿Qué por qué? Pues porque aprovechando las instalaciones de un antiguo arenero, en Tineo han creado un espacio de pesca deportiva - con muerte y sin muerte - que tiene un paisaje delicioso y sorprendente, y con un área recreativa justo al lado para poder disfrutar de unos momentos que te resultarán únicos.

El Arenero, espacio de pesca deportiva en El Crucero

Si vas a El Crucero, además de comer bien… ¡Tienes que pasar por El Arenero! ¡Es una auténtica maravilla de verde y agua!

El Arenero, espacio de pesca deportiva en El Crucero

Tierra de embalses

 

Si algo llama la atención al pisar suelo tinetense no solo es su riqueza aurífera, sino también la hidrológica. En Tineo el agua está por todas partes: en los ríos, en los embalses, e incluso en las nubes… Por eso es una tierra verde, inmensa, frondosa a veces, y de amplios horizontes otras. El agua y el oro son dos de sus grandes tesoros, y los dos discurren por sus fértiles entrañas.

Embalse de La Barca

Dos embalses de marcado carácter surcan las Asturias de Tineo: el de La Barca y el de Pilotuerto. Para tener una buena vista del Embalse de La Barca te recomendamos hacer una parada en el mirador de Santa Marta. Seguro que te resultará muy grato el momento, y además verás en un barrido panorámico el pueblo de Merillés - donde está el famoso dolmen -, y el de Tuña - la tierra natal del General Riego -, y echando la vista más al fondo, avistarás hasta la Central Térmica de Soto de la Barca. Fíjate cuánta belleza desde un mirador: pueblos con historia, cultura dolménica, reminiscencias romanas y auríferas, embalse y central térmica…

Embalse de Pilotuerto

Otra de tus paradas ineludibles es el pueblo de Pilotuerto, y a pie de embalse no solo podrás pasear o sentarte en un banco al aire libre con buenas vistas, sino que si eres amante de las aves acuáticas, allí encontrarás algunas especies interesantes…

¡Esta tierra de embalses irá grabada para siempre en tu retina y en tu corazón!

 

Valentín: un carbayón más antiguo que Cristóbal Colón

 

No es de oro pero bien podría serlo porque su valor es incalculable. ¿Sabes de qué te hablo? Pues ni más ni menos que del Carbayón de Valentín, o sea de un enorme roble de más de quinientos años.

La primera sensación al llegar al pueblo de Valentín es de sorpresa absoluta, tras una sinuosa y típica carretera asturiana, y de haber hecho una breve parada en Sorriba para contemplar la casa natal del Conde de Campomanes. El famoso Carbayón nos parece ahora mucho más imponente que en fotografía. Su tronco de más de diez metros de perímetro se nos antoja inmenso, y sus nueve metros de altura son como una torre vegetal jamás vista; en realidad es una escultura natural imposible de concebir por una mente humana…

Carbayón de Valentín

El Carbayón de Valentín, con su idílico entorno en medio de un prado, con una capilla justo al lado, y con un banco para sentarse a la sombra de sus ramas infinitas, es mucho más que un árbol… Ha visto pasar media humanidad por su savia, tanto es así que las antiguas crónicas ya lo citan como anterior al Descubrimiento de América, y ahí sigue viendo pasar el tiempo que parece haberse detenido bajo su amable sombra.

 

Un pueblo ejemplar con dos Pueblos Ejemplares

 

¡Qué fácil es hacer juegos de palabras en Tineo! Estamos ante un pueblo verdaderamente ejemplar por la calidad de sus gentes, pero además esta idea se ve reforzada y consolidada por el hecho de que dos pueblos tinetenses, concretamente Tuña, en el año 2000, y Navelgas, en el 2003, han recibido el galardón de Pueblo Ejemplar que otorga la Fundación Princesa de Asturias, precisamente por la implicación vecinal para conservar viva la memoria y la vida de sus pueblos.

Tuña

Los dos son un ejemplo a seguir, que podrás disfrutar en tu visita. La llegada a Tuña te sorprende por la belleza del valle en el que se ubica, por la envergadura de sus casonas y palacios, y por la omnipresencia de la figura del General Riego, que parece no haber marchado jamás de su pueblo natal. Y de pronto, entre vuelta y vuelta, te topas a pie de río con el puente o ponte de Carral, construido sobre una antigua calzada romana por la que pasaba todo el oro que los romanos explotaban en esta zona. El puente es una joya, y si lo atraviesas te verás como un auténtico romano caminando sobre auténtica calzada, y al mismo tiempo los destellos del río Tuña en un día de sol te harán sentir bañado en oro.

Busto de General Riego en Tuña

Y precisamente, hablando de ríos, de baños y de oro, tu imaginación y nuestros pasos te conducen a Navelgas, Pueblo Ejemplar como Tuña y auténtica meca de la ruta del oro en el occidente de Asturias. Por ello no es casual que en Navelgas exista un coqueto e interesante Museo del Oro a pie de río, y que sea el lugar donde se ha conservado la tradición artesanal del bateo de oro, intacta hasta nuestros días tal y como se practicaba desde la antigüedad, incluyendo la época romana.

Museo del Oro en Navelgas

La búsqueda de pepitas de oro en el río Navelgas ayudándote de una batea sin duda te resultará relajante – pues estás en medio de un idílico río en plena naturaleza -, original y muy entretenida. ¡Y Emularás a todos aquellos que antaño sintieron la fiebre del oro!

Bateo de Oro en el río Navelgas

 

Esta tradición ha hecho de Navelgas una verdadera capital internacional del bateo de oro, y por esta razón se celebran a menudo campeonatos de ámbito nacional e internacional. ¡El bateo es una experiencia que no te puedes perder!

Este año el XVIII Campeonato Nacional se celebra del 27 al 29 de Julio en Navelgas ¡Consulta nuestra agenda festiva!

 

¡Ven a conocer esta tierra de oro y comparte la experiencia en Facebook con tus amigos!

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.