Asturias Tourist Blog
15 sugerencias para navidear por Asturias a todo trapo
21 dic 2015

Asturias es un paraíso ideal para navidear sin parar, y sin cansar. En Asturias dejarte llevar por los tópicos no te resultará aburrido, sino todo lo contrario, disfrutarás con la ingenuidad y la ilusión de la niñez. Descubrirás un mundo de posibilidades infinitas de ocio, diferente, rico y singular. Tanto que podrás comprobarlo en estas 15 sugerencias para navidear por Asturias a todo trapo, y sin que una se parezca a la otra, es decir, siempre sorprendiéndote para bien.

Asturias es la tierra ideal para perderte callejeando por pueblos y ciudades, descubriendo esa calle, esa fuente, ese paseo, esas vistas panorámicas al mar o a la montaña, esa tienda de artesanía… y todo envuelto en una cálida iluminación.

Es la tierra más guapa para descubrir esa ruta de montaña, para hacer la cumbre donde tanto soñaste o donde nunca imaginaste, para descubrir una nueva actividad en la naturaleza, para sentarte justo al lado del fuego de la chimenea, o para llegar con apetito a una mesa que siempre es de buen yantar.

 

 

Asturias es la tierra perfecta para el mejor shopping, para sorprender a los demás con detalles únicos e irrepetibles. Por eso es un lugar que te permite sacar el máximo partido a las fiestas y vacaciones navideñas.

En este mapa de sugerencias para navidear, caminarás en nuestra compañía por las 15 comarcas turísticas, para que te lleves de todas y cada una los mejores recuerdos - materiales e inmateriales -, y puedas compartirlos con quienes más desees.

¿Preparado para el navideo astur? ¡Empezamos ya!

 

Oscos-Eo: belleza fluvial, marina y de montaña

 

La comarca Osco-Eo es la más noroccidental de Asturias. Su condición de limítrofe la hace cosmopolita y acogedora. De paisajes siempre sorprendentes, que combinan la belleza fluvial, marina y de montaña.

 

Museo de la cuchillería en Taramundi

 

 

Cuna del turismo rural español, sigue siendo un destino más que idóneo para probar las delicias del descanso en aldeas perdidas y cálidas, donde las personas miran aún miran a los ojos con sinceridad y donde un apretón de manos tiene mucho valor… Es perfecta para el calor de la navidad junto a una lareira, para ver la navaja más grande del mundo en Taramundi o comprar la más pequeña, o para llevar a tu boca todas las vitaminas del mar y de la ría con las ostras del Eo.

¡Que trinomio más original para la Navidad!

 

Parque Histórico del Navia, entre miel, castros y rico marisco

 

La comarca del Parque Histórico del Navia, grande en todos los sentidos, te ofrece kilómetros y kilómetros de paisaje. Montañas, ríos y embalses, bajo el sereno influjo del Navia, te harán de la Navidad una experiencia irrepetible, endulzada, por ejemplo, por la rica y sana miel de Boal.

 

Castro de Coaña

 

 

Una ruta por los muchos e interesantes castros de la zona, y una buena mariscada en Tapia de Casariego, son otros ejemplos vivos para una Navidad distinta.

¡Querrás perderte navideando en esta tierra!

 

Comarca Vaqueira: brañas, ternera y embutidos, y villas marineras

 

La comarca que recibe su nombre del pueblo vaqueiro te recibirá con los brazos abiertos, porque es acogedora por naturaleza, y buena parte de su encanto radica en su paisanaje, además de en sus inmensos paisajes.

Tierra de altas y llamativas brañas, algunas que se asoman al mar, dando lugar a miradores increíbles. Precisamente por tener pastos de tanta calidad, el ganado es de lo mejor, y esto hace que la carne sea excelente, o que, por ejemplo, Tineo sea una auténtica capital mundial del embutido, con el afamado Chosco por bandera, preciado como el oro del occidente asturiano.

 

Cudillero

 

 

Y si de asomarse al mar se trata, qué mejores ventanales que Luarca o Cudillero. La belleza de estas villas, su ambiente y su cocina, te cautivarán por completo.

¡No renuncies a una Navidad vaqueira!

 

Fuentes del Narcea: jamás olvidarás sus bosques infinitos y sus heroicos viñedos

 

Si vas, no la olvidarás jamás. La comarca de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, es una tierra de bosques infinitos, como Muniellos; de ríos caudalosos como el Narcea; de minas y cunqueiros… Y de pronto, en sus escarpadas y soleadas laderas, descubrirás  heroicos viñedos… ¡Es el vino asturiano! O tal tengas la fortuna de degustar en algún restaurante o sidrería la androya (embutido típico de la zona).

 

Bosque de Muniellos

 

 

En Navidad los osos pardos que habitan la zona están hibernando, pero podrás pasear por su hábitat, y conocer los lugares en los que gozan de una existencia apacible.

¡Quién iba a decirte que podrás hacer un brindis navideño con un buen vino asturiano!

 

Bajo Nalón: de la angula al salmón, pasando por les fabes

 

El Bajo Nalón siempre ha destacado por la riqueza y variedad de su huerta, que se traduce en la mesa en riquísimos y típicos platos. Sin menoscabo de la belleza de sus paisajes, donde confluyen río, ría y mar; donde se hermanan los salmones con las angulas - que nacen de la perfecta fusión de ría y mar -.

 

Río Nalón y San Esteban de Pravia

 

 

Precisamente son los limos enriquecidos del Narcea y del Nalón los que hacen que su suelo sea fértil, como su gente y como su historia. Así que les fabes que aquí se dan, y que aquí se cocinan son de lo mejorcito.

Si haces una parada en el Bajo Nalón, no te arrepentirás. Conocerás el alma asturiana en primera persona, e incluso, con suerte, podrás ver al Angulero en Nochebuena (una especie de Papá Noel pero en la singular versión local).

¡Y además, podrás ver, en plena Navidad, la desembocadura del río Nalón, el más largo de toda Asturias!

 

Camín Real de la Mesa o toda la seducción de una calzada romana

 

Toma su nombre de una famosa calzada romana que desde la antigüedad unió Asturias con la Meseta. Y esa es su vocación: tierra de paso donde es genial quedarse.

El Camín Real de la Mesa te ofrece vistas espléndidas, cocina casera de primera, sendas cicloturistas como la Senda del Oso, para que des una vuelta en plena naturaleza, con el río, las minas e incluso el Arte Prerrománico pisándote los talones.

 

Senda del Oso

 

 

Y si eres un poco más atrevido y no le tienes miedo al invierno, en Teverga tendrás enormes “pareones” calizos para la escalada. Es una zona que se asemeja a los Picos de Europa, pero digamos que en miniatura.

¡Afronta una Navidad para intrépidos en el Camín Real de la Mesa, como si fueras un “pecholata” romano o una clásica romana!

 

Comarca Avilés, prodigiosa donde las haya

 

En la Comarca Avilés vivirás descubrimientos extraordinarios. Podrás observar en lontananza el castillo de Gauzón, la fortaleza más emblemática de la Monarquía Asturiana, donde cuentan que se recubrió de piedras preciosas la Cruz de la Victoria.

O visitar una mina submarina…

 

Playa y mina de Arnao

 

 

O descubrir el casco histórico de la Villa del Adelantado, o sea, Avilés, donde cada rincón, cada calle entraña una historia prodigiosa. Eso por no hablar de las pastelerías de la esta dulce ciudad. 

Y si lo tuyo son los quesos, pues a probar los excelentes quesos azules que se fabrican en Illas…

¡En Avilés descubrirás sin duda una Navidad diferente!

 

Comarca del Nora, el corazón de Asturias

 

En pleno centro de Asturias, en una llamativa llanura, rematada por suaves montañas, está la Comarca del Nora, que toma el nombre del río que la surca.

Es territorio de industrias cárnicas y buenos embutidos, como en Noreña, donde comerás también en Navidad los mejores callos o el afamado sabadiego. Te sentirás en el reino del gochu (cerdo en asturiano).

 

Tortos y picadillo

 

 

Y si lo tuyo es el paseo, el senderismo, las rutas, en Siero tienes muchas opciones: desde rutas mineras hasta otras muy verdes, para caminar o para ir en bici. Y por supuesto aquí te espera el Camino de Santiago o un románico rural espléndido.

¡En el corazón de Asturias tu Navidad latirá con más fuerza que nunca!

 

Oviedo, una capital hiperactiva

 

¡Ay Oviedo! ¡Qué capital y qué ciudad tan agradable! ¡Y su concejo no lo es menos!

Su dimensión y su ambiente es muy humano, cálido y acogedor. Es un lugar ideal para disfrutar de la cultura, de la buena gastronomía, del shopping, o de la fiesta.

 

Catedral de Oviedo

 

 

En Oviedo, te perderás por su casco histórico y no querrás salir de allí. Vivirás en directo los efluvios de la Monarquía Asturiana, del Arte Prerrománico, o del Camino de Santiago a la vera misma de la Catedral de San Salvador, y todo enmarcado en las luces de la Navidad.

Y eres “llambión” (goloso en asturiano), tienes confiterías increíbles, donde degustar o adquirir dulces únicos, creados y hechos en Oviedo, de toda la vida. Y también maravillosos y ambientados cafés, tiendas gastronómicas…

¡En Oviedo vivirás la Navidad más hiperactiva y jacobea que hayas imaginado!

 

Montaña Central, para sentirte como un Papá Noel asturiano

 

Si algo llama poderosamente la atención de Asturias son sus montañas. Las hay para todos los momentos, para todos los deseos, para todos los gustos, para todas las edades… Asturias no sería la misma sin sus montañas y cordilleras. Por eso no es de extrañar que hay toda una comarca llamada Montaña Central, donde los paisajes te dejarán sin palabras.

Es la zona ideal para unas vacaciones con la montaña como telón de fondo o como protagonista. Precisamente en esta comarca tienes la dos estaciones de esquí y montaña de Asturias: Valgrande-Pajares (la más antigua del Norte de España), y Fuentes de Invierno (la más reciente).

 

Raquetas de nieve

 

 

Y si lo tuyo son otras formas de disfrutar de la montaña, aquí tienes todas las cumbres más afamadas – junto con las de Picos de Europa – del deporte internacional: L’Angliru, Coto Bello, el Cuitu Negru, etc… Verdaderas leyendas del ciclismo, o del montañismo.

¡En la Montaña Central te sentirás como un Papá Noel asturiano!

 

Cabo Peñas o la Navidad panorámica

 

Esta comarca, que toma su nombre del punto más septentrional de Asturias - el Cabo Peñas -, es marinera y pescadora donde las haya, y su impronta viene marcada por las bondades del Cantábrico, por sus villas marineras - Candás y Luanco -, que son deliciosas y muy típicas, y por el encanto y la naturalidad de su gastronomía.

 

Cabo Peñas

 

 

Si en estas fiestas quieres darte un buen baño de guisos y cocina marinera, éste es tu lugar. Y por supuesto si te gustan las sardinas, tienes que ir a probarlas a Candás. O si lo tuyo es más bien el gusto por lo goloso, no dejes de probar las marañuelas en alguna de las confiterías de Luanco o Candás…

¡Y por supuesto tienes asomarte a la brisa y los acantilados de vértigo del Cabo Peñas, y así tendrás una Navidad realmente panorámica!

 

Gijón, navidades a la sidra

 

¡Gijón del alma! La villa de Jovellanos – como así se la conoce popularmente – es una golosa ciudad, donde podrás degustar y adquirir todo tipo de dulcerías de factura astur y gijonesa, que además maridan a las mil maravillas con los momentos navideños.

 

Escanciado de sidra

 

 

Pero es mucho más: un montón de actividades culturales y deportivas, ambiente, juerga, sidrerías a rebosar, terrazas que te llaman a gritos, tiendas que te invitan a entrar… ¡Gijón está muy vivo en Navidad! ¡Ah y también muy iluminado!

¡Tienes que vivir la movida navideña de Gijón!

 

Valle del Nalón, entre el cielo y el subsuelo

 

El Valle del Nalón te regalará un paisaje minera e industrial en una zona, y en otra una Reserva de la Biosfera – el Parque Natural de Redes -, donde alucinarás con la pureza de la naturaleza.

 

La Nueva. Langreo

 

 

Tanto en su faceta más industrial como en la más natural, el Valle del Nalón te seducirá. Podrás vivir episodios inolvidables bajo tierra, en una mina, o hacer cumbre en los dominios del urogallo. Y mientras dar gusto al paladar en sidrerías y restaurantes que no dejarán de sorprendente por el nivel de su cocina, elaborada y sencilla al mismo tiempo.

Eso sí, no olvides probar y llevarte un buen queso Casín.

¡Podrás pasar una Navidad entre el cielo y el subsuelo!

 

Comarca de la Sidra, bajo el influjo de la manzana asturiana

 

La Comarca de la Sidra tiene un nombre que sabe a manzana, y escanciado, a burbujas y carbónico. Esta zona, que también destaca por la belleza de sus paisajes, concentra una buena parte de las pomaradas (plantaciones de manzanos), y los llagares existentes en Asturias, así como numerosas sidrerías.

 

Sidra de mesa

 

 

Y entre otras muchas bondades destaca el hecho de atesorar un arte románico y prerrománico más que interesante.

Así que en la Comarca de la Sidra estarás muy entretenido: entre paseos, alguna que otra espicha o visita a llagar, y por supuesto un buen llantar de sidrería y degustaciones varias no tendrás tiempo de aburrirte.

¡Pasarás la Navidad más sidrera de tu vida!

 

Oriente de Asturias, la joya de la corona asturiana

 

La Comarca del Oriente de Asturias es muy conocida por acoger en su ser los Picos de Europa, uno de los Parques Nacionales más emblemáticos del continente europeo, tanto por sus cumbres, su hábitat o su historia. Precisamente esta historia aflorará ante tus ojos en Covadonga, que en Navidad está ideal con su Belén, su cueva, su Basílica y el paisaje de alrededor.

 

Vista de los Picos de Europa desde el monte Cayón

 

 

Además, podrás aprovechar para disfrutar de la naturaleza con alguna actividad, o degustar los mejores quesos de la comarca - que son muchos y muy buenos – en el mercado dominical de Cangas de Onís, o en alguno de los encantadores restaurantes de la comarca, que destaca como un destino gastronómico notable.

¡Ah y además tienes excelentes tiendas gastronómicas que te dejarán boquiabierto!

¡Navidea a tu gusto en esta joya de la corona asturiana!

 

¡Comparte con tus amigos en Facebook tus planes navideños en el Paraíso Natural!
 

Kommentare
Noch keine Anmerkungen Fangen Sie an