Blog turístico de Asturias
6 mercados con mucho sabor en Asturias
22 feb 2019

Desde siempre los mercados han sido animadores de la vida social, cultural y comercial de los pueblos, villas y ciudades de Asturias. El día de mercado es una auténtica fiesta, y todo un acontecimiento que llenaba y llena de vida los lugares.

Una vuelta por el mercado para contemplar los productos, o para comprar, y de paso conversar con los vendedores, es una auténtica inmersión en la vida cotidiana de Asturias, y de paso es la ocasión perfecta para el aperitivo, pasando un rato muy agradable.

El mercado es punto de confluencia de propios y foráneos, de excursionistas, de viajeros, de peregrinos y de curiosos de todo tipo, que lo sienten como una fuente de agradables sensaciones que siempre dejan buen sabor de boca.

Y Asturias es una tierra con gran tradición de mercados, que se celebran por toda su geografía, dando a conocer lo mejor de cada sitio y proporcionándote momentos inolvidables.

¡Aquí te sugerimos 6 mercados con sabor en tu recorrido por Asturias!

 

 

El Fontán, el mercado de mercados

 

El mercado del Fontán es uno de los que más historia y solera tienen en Asturias. Su origen se remonta al siglo XVI, y tiene vinculación con una concesión regia hecha a la ciudad de Oviedo por los mismísimos Reyes Católicos.

Mercado del Fontán en Oviedo

Aquella ya lejana concesión que permitía celebrar un mercado semanal los jueves, fue consolidándose en el tiempo hasta hoy mismo. Cuando las necesidades comerciales fueron en aumento se amplió el mercado hasta los domingos y se creó la famosa plaza del Fontán. Mercado y plaza componen actualmente un remozado conjunto en pleno Casco Histórico ovetense, que los jueves, sábados y domingos está especialmente ambientado, si bien hay mercado durante toda la semana.

Mercado del Fontán en Oviedo

El Fontán es un centro neurálgico de la capital asturiana, y es visita ineludible para viajeros curiosos, que deseen conocer un mercado tradicional asturiano, a la vez que pasean por un rastro, y disfrutan al comiendo, tomando un vino, una sidra, un vermú o lo que les plazca.

En realidad, el Fontán es una forma amena de callejear y conectar con el espíritu de la ciudad de Oviedo

Cangas de Onís, el gran mercado de los Picos de Europa

 

Es uno de los más carismáticos de Asturias y de la Comarca de Picos de Europa. Si vas a Cangas de Onís, tendrás que procurar que te coincida un domingo, porque el ambiente es increíble. Todo está abierto, la gente pasea, mira, compra, toma el aperitivo…

Quesos de la comarca de Picos de Europa en el mercado de Cangas de Onís

El “Mercau”, como lo llaman los habitantes de la zona, ofrece una gran variedad de productos: textiles, de bazar, ferretería, cestería, artesanía, además de una gran muestra de lo más típico de Picos de Europa, y todo a unos precios muy competitivos.

Panes artesanales en el mercado de Cangas de Onís

Indudablemente, el mercado cangués tiene mucho sabor porque allí verás los productos traídos directamente de aldeas y majadas de la zona por los propios productores, con los que conversarás personalmente. Fabes y arbeyos, verduras y frutas, huevos, avellanas, castañas, nueces, mantequillas, mermeladas, miel y todo tipo de embutidos - algunos elaborados con piezas de caza como el jabalí y el ciervo -. Y por supuesto, los quesos de la comarca, siendo los “reyes” el Cabrales y el Gamonéu.

Queso Gamonéu y queso Cabrales en el mercado de Cangas de Onís

¿Apetecible verdad? Pues desde hace más de doscientos años, cada domingo Cangas de Onís repite el ritual del mercado, siempre en La Plaza y en los aledaños de la Iglesia de Santa María.

El Tenderete, un mercado con aire happy hippie chic

 

El segundo domingo de cada mes un mercado inusual y de nuevo cuño se celebra en Santolaya de Cabranes, en la Comarca de la Sidra, desde hace poco más de un lustro.

El Tenderete, que así se llama este mercado, es un estupendo punto de encuentro para compartir tiempo, ocio y saberes, además de sabores. En realidad, en El Tenderete encontrarás productos locales y también de segunda mano, lo que te permite dar con aquello que hace tiempo que andabas buscando. Además, cuenta con una amplia gama de productos artesanos de gran nivel y cuidada elaboración.

Artesanía en El Tenderete, en Santolaya de Cabranes

La ubicación también tiene su puntito: Es la Plaza de Santolaya de Cabranes, un pueblo encantador con buenas vistas panorámicas, y donde puedes tomarte un aperitivo o comer, además de hacer visitas, rutas o disfrutar de la gastronomía en todo el entorno.

Actuación musical en El Tenderete, en Santolaya de Cabranes

De la que contemplas el mercado, tienes actuaciones en directo (ya sea música, magia, teatro, etc.), y el ambiente es envolvente, a medio camino entre lo ‘hippie’ y lo ‘chic’, aderezado con un aire inmensamente cosmopolita y multicultural…

El Mercado Artesanal y Ecológico de Gijón, el más cercano al Mar Cantábrico

 

En plena Plaza Mayor de Gijón, con la brisa del Cantábrico entrando por los flancos que dejan al descubierto los edificios históricos de esta parte de la ciudad, se alza el Mercado Artesanal y Ecológico de Gijón, que se celebra el segundo fin de semana de cada mes, a excepción de la Semana Santa y el Puente de la Constitución, en que modifica su fecha habitual para coincidir con esos días festivos en los que hay una gran afluencia turística.

Mercado Artesanal y Ecológico de Gijón

Con más de 15 años de andadura, este mercado - declarado recientemente Fiesta de Interés Turístico – es todo un referente artesanal, gastronómico y turístico de la ciudad.

Es un gran punto de encuentro con la artesanía asturiana, y en las piezas que encuentras verás un poco de todo: desde lo más tradicional a lo más vanguardista, y todas son exclusivas, únicas y hechas a mano.

Además, el mercado presenta una completa muestra de gremios, que incluyen azabache, cuero, talla de madera, telar, repujado, joyería, vidrio, papelería, pintura, piedra, etc.

La parte gastronómica tiene también gran protagonismo, con productos ecológicos y tradicionales, como pan, embutidos, quesos, miel, mermeladas, frutas y huerta, entre otros.

Asimismo, tendrás una amplia gama de productos procedentes de cooperativas de países del Sur, que respetan las condiciones sociales y medioambientales de los países de origen, y que en el mercado gijonés, nacido con vocación solidaria, encuentran su lugar y su público.

Ambiente en el Mercado Artesanal y Ecológico de Gijón al atardecer

Al mismo tiempo, cuando entres en el mercado sentirás que es la mejor manera de acercarte a la cultura asturiana, de forma participativa, amena y didáctica, gracias a las actividades, exposiciones y talleres que allí se llevan a cabo.

En definitiva, estarás en un mercado de antaño, con las inquietudes de hoy.

¡Toda una experiencia!

Grado, el mercado más antiguo y el más jacobeo

 

El mercado de Grado tiene una fascinante historia, que se remonta a la Edad Media, cuando el rey Alfonso X el Sabio concedió la Carta Puebla, allá por el siglo XIII a la villa moscona, y resulta que dicha concesión uno de los privilegios otorgados era la celebración de un mercado semanal, que en este caso era los miércoles.

Ahí empezó todo. Y así, ya en la Edad Moderna, Grado empezó a celebrar dos mercados, los miércoles y los domingos. ¿Las razones de tal actividad? Sus fértiles vegas y el paso por el concejo de vías de comunicación tan cruciales como El Camín Real de la Mesa y el Camino de Santiago.

Mercado de Grado

Y así hasta hoy. Grado es conocido desde hace siglos por sus mercados y fue considerado desde siempre la gran huerta de Asturias, es decir, que fue y es una gran superficie comercial al aire libre, con la mejor oferta y demanda, y con unos vendedores que son el alma del mercado y únicos por su amabilidad y profesionalidad.

Así que en Grado, en su mercado te sentirás como en casa. Te encontrarás con gente de la zona, con turistas, con peregrinos jacobeos curioseando en medio de un ambiente animadísimo, donde los puestos son la mejor carta de presentación de una villa abierta y cosmopolita.

Vendedores y público en el mercado de Grado

Cereales, legumbres, manteca, huevos, hortalizas, frutas, avellanas, fresas… De todo, abundante y a buen precio.

¡Hasta el mismísimo Jovellanos se quedó prendado del mercado de Grado!

Avilés: todo el encanto de los mercados de siempre

 

El de Avilés es el segundo mercado más antiguo de Asturias, después del de Grado, y tiene 540 años. Como el del Fontán en Oviedo, fueron los Reyes Católicos quienes otorgaron a esta villa tener un mercado franco todos los lunes del año, “desde el sol salido fasta ser puesto”, tal como figura en los textos de aquella época, y todo esto porque la hoy Villa del Adelantado había sufrido un devastador incendio y necesitaba recuperarse.

Y así fue. Cual Ave Fénix, Avilés renació de sus cenizas. Y así este histórico mercado tuvo diferentes escenarios, y de ello dan fe algunas calles del centro de Avilés (cuyos nombres son vestigios de los distintos emplazamientos del mercado), como la calle La Fruta – dedicada entonces a los productos del campo -; la calle del Sol, donde se mercaba el pescado, o la de la Ferrería, donde se compraban y vendían productos artesanales.

Mercado de Avilés

Por fin, en el siglo XIX se construyó una plaza que lo albergase, y así nació la actual plaza Hermanos Orbón, cuyo perímetro rectangular poblado por galerías blancas causa admiración entre propios y foráneos.

Mercado de Avilés

Cuando te asomes al mercado de Avilés notarás que conserva todo el encanto medieval del que fuera un pueblo de pescadores y marineros, de gentes sencillas que te recibirán con los brazos abiertos.

¡Un recorrido por los mercados de Asturias es una auténtica ruta por su historia y por su presente! ¡Si te ha gustado este post, compártelo en tu Facebook!

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.