Send Print
Hayedo de Montegrande y Cascada del Xiblu
Km 0
Km 0
Hayedo de Montegrande y Cascada del Xiblu (Centro de Asturias)
9.9 kms
On foot 3h
Difficulty
Layout of the route
Summary Hayedo de Montegrande y Cascada del Xiblu

La naturaleza no sólo es disfrute, alimento y materiales, también es vida y curación, o al menos así lo creían quienes venían a esta zona; concretamente a la fuente de los leprosos, casi al principio de la ruta, para curar su enfermedad. Fuera cierto o no, el paseo por el hayedo de Montegrande, supone el disfrute de uno de los mejores bosques de la región.

Sencillo, cómodo, por una pista ancha que nos va descubriendo secretos, como los de alguna que otra bocamina de antiguas galerías de carbón, hoy selladas, que no se explotaron más allá de 2 o 3 años cada una.

En contraposición, los árboles se cubren de líquenes, algunos de los cuales como las barbas de viejo o de capuchino nos hablan de la gran calidad del aire en estos bosques.

Y como colofón, El Xiblu, un conjunto de 3 cascadas, que suman un total de unos 100 m, de gran belleza, en las que el agua se precipita de manera salvaje, monte abajo.

En lugar de volver por el mismo camino, podemos realizar travesía hasta la Focella, siendo entonces unos 8,24 km que llevarán más o menos el mismo tiempo que la ida y vuelta.

9.9 kms
Description Braña La Puerca

Esta hermosa ruta comienza en el aparcamiento de la braña La Puerca, situada en la carretera AS-228 después de haber pasado la localidad de Páramo. El camino sale por el este en dirección a la cascada del Xiblu.

A los 800 metros del inicio del recorrido, encontramos un cartel que nos señala el camino hacia la fuente de Los Leprosos, que se encuentra en el fondo del valle.Cien metros más adelante, podemos ver la boca de una antigua mina de carbón.

Llevaremos caminados unos 4 kilómetros y 300 metros, y en este punto comienza la pendiente. El río Fundil o La Verde nos acompañará en este último tramo de la ruta. Un poco más adelante, nos encontraremos una bifurcación, debemos escoger el camino de la izquierda para seguir el curso del río en sentido contrario a la corriente.

Ya al final de la ruta, en el kilómetro 4,9, llegamos a la preciosa cascada del Xiblu, llamada así por el sonido silbante que produce el viento cuando sopla en una determinada dirección, siendo este el punto final de nuestra ruta. Volveremos por el mismo camino, pero en sentido contrario.

Tenemos la posibilidad de hacerla travesía si queremos, para ello solo debemos continuar hasta el siguiente pueblo, Semeira.