Emita Cópia
Ruta de Brañagallones
Km 0
Km 0
Ruta de Brañagallones (Nalón)
10.6 kms
A pé 6h 30 min
Dificuldade
Traçado do percurso
Sumário Ruta de Brañagallones

Brañagallones significa braña de los gallones (los gallos o uruga- llos), que en otro tiempo tuvieron en los alrededores hasta 6 cantaderos (lugares de exhibición de los machos en la reproducción). Se trata de un lugar de fauna con mayúsculas, grandes bosques de hayas con arandaneras, un lugar tranquilo, apacible, para disfrutar de la naturaleza.

Si vamos tiempo atrás, nuestra imaginación podrá ver el glaciar que la ocupó y que posteriormente dejó allí un lago glaciar, parecido al de Ubales, cuya ubicación se divisa desde la ruta. Una vega en la que muchas familias vivían del ganado que pastaba allí. Para las que una esquela, era la lista de cosas que necesitaban que les enviaran de casa, escrita en una lasca de madera sacada de una de las piezas que trabajaban para convertir en madreñas.

En parte un camino tradicional por el que los burros cargados con 10 lecheras, bajaban cada día a Bezanes en un sistema de organización por turnos de familias, llamados Interius. Una ruta en la que puedes dormir en uno de los mejores refugios de España para hacer montaña por los alrededores o solo subir y bajar.

10.6 kms
Descrição Bezones - Vega de Brañagallones

Esta preciosa ruta comienza en la localidad de Bezanes a orillas del río Nalón. Es un camino sinuoso y siempre ascendente en dirección sur cuya meta se sitúa en la Vega de Brañagallones. Deberemos atravesar el pueblo y tomar un camino a nuestra izquierda que sube la ladera en zig zag.

Cuando llevamos andados los primeros dos kilómetros, encontramos a nuestra izquierda el mirador del Texo, desde donde tendremos unas maravillosas vistas de Bezanes, la cuenca del Nalón y del pico Cascayón.

Medio kilómetro más adelante, se puede ver al fondo por el sur el Cantu del Oso que se alza imponente sobre Brañagallones, y trescientos metros más, vemos a nuestra izquierda varias colmenas de abejas sobre una formación rocosa.

Alcanzados el kilómetro 6 y medio, si nos fijamos hacia abajo observamos el impresionante paisaje del valle de Monasterio.

Caminados dos kilómetros más, deberemos atravesar el túnel del Crestón y medio kilómetro más adelante, dejamos el camino empedrado de la ladera para meternos de lleno en uno de los espectaculares bosques del Parque Natural de Redes.

A los 10 kilómetros y 200 metros, llegamos ya a la Vega de Brañagallones, poniendo punto y final a esta preciosa ruta, de espectaculares vistas.