Asturias Tourist Blog
Estampas inolvidables del Camino Primitivo en Asturias
14 may 2020

Tal vez sea una de las grandes creaciones espirituales de la Historia de la Humanidad. Y es que la utopía de un monarca asturiano, nacido en Oviedo/Uviéu, y llamado Alfonso II, lleva más de mil años seduciendo a personas de todas las latitudes y cultura.

Es el Camino de Santiago o Ruta Jacobea. Alfonso II lo concibió, y dicen que fue el primero en recorrerlo hasta el Campus Stellae, hoy Santiago de Compostela.

La ruta que él siguió dio origen al primero de todos los Caminos de Santiago, y por eso es denominado Camino Primitivo.

Desde aquel lejano siglo IX, miles y miles de personas han caído rendidas al magnetismo y la seducción que ejerce aquel itinerario pensado por el monarca asturiano que convirtió a Oviedo/Uviéu en la capital del Reino de Asturias.

Muchas son las estampas que dejarán en tu retina este Camino Primitivo, en los distintos territorios por los que transcurre: Oviedo, Las Regueras, Grado, Salas, Tineo, Allande y Grandas de Salime.

 

 

¡Iniciamos un viaje muy visual por algunas de ellas!

Oviedo, el Alfa y el Omega

 

Oviedo/Uviéu, capital de Asturias desde el reinado de Alfonso II, es un verdadero alfa y omega del Camino Primitivo. Es el principio de esta maravillosa historia, y también el final, porque sin Alfonso, sin Oviedo/Uviéu y sin Asturias, nada de todo esto hubiese existido.

Plaza de la Catedral de Oviedo/Uviéu ©Juan de Tury

Y es que el Camino de Santiago es un continuum de emociones que, hagas lo que hagas, y empieces donde empieces, siempre pasa por Oviedo/Uviéu, y si no es así la ruta pierde una parte de su esencia primigenia.

Santa María de Bendones (Oviedo) ©Jesús Alfaro

Muy cerca de Oviedo/Uviéu se encuentra una de esas joyas inesperadas y bastante desconocida: la iglesia prerrománica de Santa María de Bendones, cuya construcción está datada durante el reinado de Alfonso II. Se trata de una verdadera joya ubicada en la tranquila aldea que le da nombre, y a muy pocos kilómetros de la capital asturiana.

Las Regueras o la sencillez jacobea

 

Limítrofe con Oviedo, Las Regueras es un concejo de gran belleza natural, donde, entre la hospitalidad de sus gentes y la tranquilidad de la vida rural, te sentirás como en tu propia casa.

Puente Gallegos (Las Regueras) ©Pelayo Lacazette

Puente Gallegos es el nexo de unión entre ambos concejos - Oviedo y Las Regueras -, y por qué no decirlo, un sitio con duende, donde el río Nora fluye con tranquilidad, y la frondosidad vegetal de las orillas luce reflejada en el agua, componiendo una escena casi pictórica.

Las Regueras ©Juanjo Arrojo

Una vez que te adentres en Las Regueras comprenderás el concepto de sencillez jacobea: apacibles aldeas, encantadoras capillas como las de Premoñu o Valsera, lugares amables, y hasta unas termas romanas - las de Valdunu -.

Y por supuesto, un entorno natural maravilloso y muy diferente a todo lo que veas como son los meandros del Nora.

Grado, un mercado y un santuario en el Camino

 

El concejo de Grado es uno de esos lugares en el mundo con una impronta especial. Allí todo es genuino y auténtico, y algunas tradiciones hunden sus raíces en la ancestralidad asturiana.

La capital del concejo, conocida también como la villa moscona, es desde la Edad Media un gran centro comercial, y una encrucijada de caminos, algunos que datan de la época romana, y otros tan universales como el Camino de Santiago.

Grau/Grado ©Paco Currás S.L.

La villa cuenta, además, con uno de los mercados más antiguos de Asturias, que se celebra los miércoles y los domingos, y en el que es fácil contemplar estampas jacobeas de peregrinos, que pululan entre vecinos y foráneos, llegados estos desde diferentes destinos a este animado acontecimiento semanal.

Santuario del Fresno (Grado) ©Juanjo Arrojo

Cuando te pongas de nuevo en marcha, parada obligada será el Santuario de la Virgen del Fresno, una de las más importantes devociones de todo el centro de Asturias y referencia para los peregrinos jacobeos, que a menudo se mezclan con los lugareños…

Salas, el gran solar noble del Camino Primitivo

 

Situado en el Camino Primitivo, a mitad de trayecto entre Grado y Salas, te encontrarás una de las joyas románicas y barrocas más destacadas de la arquitectura asturiana: el Monasterio de San Salvador de Cornellana.

Monasterio de San Salvador de Cornellana (Salas) ©Juanjo Arrojo

A punto de cumplir 1000 años - el aniversario será en el año 2024 – este monumento salense es mucho más que un edificio histórico Patrimonio de la Humanidad. Y sin ir más lejos lo demuestra la fascinación que ejerce en los peregrinos y visitantes que, además, se quedan embelesados con su leyenda, que dice así: Uno de los hijos de los Señores de la Doriga, en un año que no se precisa, fue raptado por una osa, que echó a correr valle abajo cruzando el río Narcea. Tras buscar al pequeño desesperadamente, uno de los mozos encontró a la osa con el niño mamando bajo su vientre. El niño es llevado sano y salvo donde sus padres, que ordenan erigir una iglesia en honor a San Salvador y tallar en piedra la escena del niño mamando de la osa…

Salas ©Paco Currás S.L.

Y así, entre un halo de leyenda milenaria, llegarás a la villa de Salas, solar noble con castillo y colegiata, y lugar de origen de Fernando de Valdés Salas, personaje que ostenta el honor, entre otros, de ser el fundador de la Universidad de Oviedo.

En el municipio de Salas hay, además otras estampas que no puedes perderte: la iglesia de San Martín de Salas y su antiguo tejo; el Santuario de la Virgen del Viso, y la cascada del río Nonaya, casi al pie del Camino de Santiago, y donde muchos peregrinos acuden a refrescarse.

Tineo, bajo el influjo de San Roque

 

El de Tineo es un Camino de Santiago bajo el influjo de San Roque, dado que entraras en la villa capitalina por su parte alta, y pasarás justo al lado de la capilla y campo dedicado a este carismático Santo.

Tinéu ©Jesús Alfaro

La capital tinetense respira atmósfera jacobea por los cuatro costados, y lo primero que se encuentran los peregrinos es una preciosa escultura dedicada a ellos. Además, el casco histórico de la villa es un continuo descubrimiento cultural, y cuando retomes ruta, fuentes y señales te acompañarán para desearte ¡Buen Camino!

Vistas panorámicas en Tineo ©Noé Baranda

El concejo de Tineo te ofrecerá además excelentes vistas panorámicas, y allí encontrarás también otro de los grandes hitos históricos y culturales de la Ruta Jacobea en Asturias: el Monasterio de Obona.

Monasterio de Oubona (Tineo) ©Juan de Tury

Santa María la Real de Obona tiene una curiosa historia: se cree que el templo primitivo que estaba situado en el emplazamiento del actual monasterio, fue fundado por el príncipe Adelgaster, hijo bastardo del rey Silo allá por el año 780.

Sea como fuere, el monasterio, de factura románica y siguiendo los parámetros del Císter, fue un gran centro de poder económico y cultural, y una referencia para todos los peregrinos del Camino Primitivo, que durante siglos fueron ayudados y auxiliados por los monjes…

Allande, tierra de leyendas jacobeas

 

El Camino de Santiago en Allande es anterior a la fundación de la villa de  Pola de Allande, hoy capital del concejo.

Y aunque en este municipio, el Camino se bifurca en dos ramales, aquí vamos a coger el que pasa por la villa, por el interés cultural que tiene esta capital del occidente de Asturias.

Pola de Allande ©Noé Baranda

La Pola es un lugar amable y armónico en su conjunto, tanto por la calidez de sus gentes como por el poderío de sus arquitecturas, que dejan entrever reminiscencias indianas de ultramar, y también de una notable burguesía local, integrada especialmente por comerciantes y ganaderos, y cómo no, hosteleros de solera. También cuenta con significativos vestigios medievales como el Palacio de los Condes de Peñalva.

El peregrino no se siente extranjero en la villa, sino que pronto le coge sabor al ambiente de sus terrazas y al paseo a pie de río, y hace un descanso genial para la dureza jacobea que aún le aguarda antes de llegar a Santiago de Compostela.

Peregrinos en el Puerto del Palo (Allande)

En esta antesala del Puerto del Palo, los peregrinos empiezan a tomar conciencia del gran reto de montaña que van a afrontar, y de que en el Camino, a su paso, dejarán leyendas, explotaciones auríferas romanas y restos de hospitales de peregrinos, como si de un doble viaje se tratara: al pasado de una devoción histórica y al presente de su deambular…

Grandas de Salime, la despedida de Asturias

 

Grandas de Salime es el último gran territorio del Camino Primitivo en Asturias. Será tu despedida y también tu ¡Hasta pronto!, porque sin duda desearás volver.

De hecho, el Camino Primitivo es uno de los que más repiten los peregrinos y no se cansan de él… Alguna magia encierra este invento del aquel rey, monje y pensador asturiano que pasó a la historia como Alfonso II.

Embalse de Grandas de Salime ©Paco Currás S.L.

En Grandas de Salime encontrarás un gran embalse, con una gran presa, y con los restos de un poblado A Paicega, que fue el hogar de quienes la construyeron a mediados del siglo XX.

Chao Samartin (Grandas de Salime) ©Juan de Tury

Encontrarás poblaciones castreñas como el Chao Samartín, que te darán una idea de la antigüedad de esta cultura y su filosofía de vida.

Y en la capital del concejo, que lleva el mismo nombre que éste, disfrutarás de una de las mayores reservas etnográficas de Europa, con siglos de cultura rural ante tus ojos. No querrás irte de Grandas ni de su Museo Etnográfico ni de Asturias.

Pero siempre habrá un lugareño presto a desearte ¡Buen Camino!, y tú pensarás ya en volver…

 

¡Recorrer el Camino Primitivo en Asturias es una fuente inagotable de estampas y sensaciones! ¡No te pierdas esta experiencia, y si te gusta este post, compártelo en tu Facebook!

 

Commentaires
Aucun commentaire. Soyez le premier.