Enviar Imprimir
Vía Verde de Fuso
Km 0
Km 0
Vía Verde de Fuso (Oviedo)
8.8 kms
A pie 2h
Dificultad
Documentos relacionados

La ruta comienza en el Parque de Invierno de Oviedo. Es prácticamente llana y está bien asfaltada, por lo que se puede hacer tanto andando como en bicicleta o en patines. En distintos puntos hay diversos merenderos para comer o simplemente descansar.

Resumen Vía Verde de Fuso

Transición es la palabra que define a esta antigua vía férrea, que nos lleva de lo urbano a lo rural y de aquí a lo casi selvático. Desde Oviedo a Fuso de la Reina y Las Caldas, en unos 7,5 kilómetros el paisaje va cambiando y, aunque siempre por asfalto, vamos dejando atrás calles, coches, ruido… y poco a poco van apareciendo sonidos de aves, vacas y, por fin, la tranquilidad del río.

De las plantaciones del Parque de Invierno vamos hasta los encinares sobre roca caliza del final de la ruta, sobre el río Nalón. Avellanos, carbayos, abedules y encinas nos acompañan en nuestro paseo.

Tampoco nos faltan ánades reales, pájaros carpinteros o reyezuelos listados, entre otras muchas especies de aves forestales. Acabemos en Fuso de la Reina o en Las Caldas, el verde y el río nos acompañarán hasta el final.
Golf, túneles, un molino e incluso aguas termales completan la oferta de esta ruta.

8.8 kms
Descripción Oviedo - Fuso de La Reina

La ruta comienza en el Parque de Invierno de Oviedo. Es prácticamente llana y está bien asfaltada, por lo que se puede hacer tanto andando como en bicicleta o en patines. En distintos puntos hay diversos merenderos para comer o simplemente descansar.
En los primeros 500 metros de la ruta, encontramos un panel que nos indica que aquí comienza la senda verde junto a varias placas conmemorativas.
A lo largo del primer kilómetro de la senda, pasamos varias veces por debajo de la autovía. En los inicios de la senda ya se ven distintas especies de árboles con pequeñas casetas para los pájaros, además de restos de lo que antaño fue el paso del ferrocarril.
Alcanzado el kilómetro 2,2, llegamos a la antigua estación de La Manjoya, donde podemos ver al fondo el pico Mostayal, y unos metros más adelante pasamos por encima del puente de madera que cruza la autovía. En un kilómetro, cruzaremos la carretera de Ayones-Llagú. En este cruce se ven unos carteles de Feve con el eslogan: "Póngase en contacto con la naturaleza y regrese a la ciudad en tren". Al final de esta recta vamos a encontrar el primer túnel ferroviario.
Cuando llevemos caminados unos 5 kilómetros, nos encontraremos con un antiguo molino y con el túnel El Molineru, de 150 metros de longitud.
Un kilómetro y medio desde este punto, podremos observar, en la margen izquierda, el cauce del río Gafo rodeado de vegetación, además del siguiente túnel, El Mergallu, más corto que el anterior, de unos de unos 70 metros de longitud, y el tercero de estos túneles calizos, el de Premaña, aún más corto que los anteriores, de unos 30 metros de longitud.
Al llegar al kilómetro 7, encontramos el cuarto de los túneles, el túnel Veneros, el más largo, de 260 metros de longitud. En unos 400 metros, vemos el esplendor del río más largo y caudaloso de Asturias, el río Nalón. Debemos cruzar el puente, de hierro centenario, que da a la localidad de Fuso de la Reina, donde termina nuestra ruta. Desde aquí podemos contemplar también la Peña Avis.