Enviar Imprimir
Ruta del Oro de Ibias
Km 0
Km 0
Ruta del Oro de Ibias (Fuentes del Narcea) Ibias
7,8 Kms
Semicircular
A pie 2:30 h
Dificultad
Documentos relacionados
Resumen Ruta del Oro de Ibias

Fueron los romanos en su búsqueda de oro en todos los territorios a los que llegaban quienes con ese trabajo dieron pie a que se hiciera una ruta en la actualidad con este nombre.
Desde el Centro de Interpretación de la Palloza, en Ibias, parte esta ruta paralela, en principio, al río del mismo nombre, entre praderas, brezales y viñedos.
Nuestro paseo inicial, por terreno más o menos llano hasta el pueblo de Cecos, nos lleva por zonas de antiguos molinos junto al río donde poder disfrutar del sonido y la presencia de los mirlos acuáticos. Merece la pena pararse a disfrutar de las construcciones de Cecos, incluida su iglesia. Desde aquí, el ascenso hacia Villamayor nos adentra en bosques de castaños que en otoño nos pintan una alfombra dorada. Entre medias iremos descubriendo antiguos yacimientos romanos de oro.
El entorno de Villamayor nos muestra otro recurso de gran valor para los habitantes de Ibias. Aunque no se trate de oro, los viñedos proporcionan las uvas con las que realizar vino de la tierra de Cangas, que comparten con el municipio vecino.

7,8 Kms
Descripción San Antolín de Ibias

La ruta comienza en San Antolín de Ibias. Para tomar el camino debemos bajar al fondo del valle saliendo del pueblo por el Este, para luego girar a la derecha, en dirección Sur, por una senda que nos lleva paralelos al río.

A los 1,3 kilómetros de empezar, aparece un sendero a nuestra izquierda que debemos ignorar, ya que por ahí será por donde volvamos luego al pueblo. Unos 300 metros más adelante encontraremos una bifurcación. Optaremos por el camino de la izquierda, que nos llevará hasta la localidad de Cecos por el valle.

Cuando llevamos caminados unos 3,8 kilómetros desde el inicio de la ruta, llegamos a Cecos. Deberemos volver sobre nuestros pasos unos metros y tomar el camino que asciende a nuestra derecha, que nos subirá por la ladera del monte serpenteando hasta Villamayor.

Una vez llegados a Villamayor, kilómetro 6,4 de la ruta y su punto más alto, debemos tomar el primer camino que sale a la izquierda en sentido descendente, que nos llevará al primer cruce que encontramos en el recorrido.

Caminados 2,2 kilómetros aproximadamente, kilómetro 7,8 de la ruta, nos hallamos en un cruce, donde solo queda volver a San Antolín de Ibias desandando el primer tramo de la ruta.