Invia Stampa
Aristébano, en busca de El Dorado
Km 0
Km 0
Aristébano, en busca de El Dorado (Occidente de Asturias)
62 kms
MTB 2 días
Difficoltà
Tracciato della rotta
File correlati

En esta excursión pasaremos del oleaje del mar en Luarca al silencio de Aristébano, montaña vaqueira por excelencia, para finalizar en Navelgas.

Sommario Aristébano, en busca de El Dorado

Ruta lineal con inicio y final en distintos puntos. El itinerario, completamente tranquilo sin apenas tráfico, discurre por pequeñas carreteras locales totalmente asequibles y con un desnivel aceptable, lo que hace de esta ruta, una actividad apta para su disfrute y para todo tipo de bicicletas.

30 kms
Tratto 1 Almuña - Navelgas

Esta ruta comienza en el pueblo de Almuña y, paralela al río Negro, se dirige hasta la villa de Luarca, capital del concejo de Valdés.

De manera alternativa, se puede comenzar la ruta en Luarca, población con estación de tren (a diferencia de Almuña).

Luarca posee varios lugares interesantes para visitar como el faro, las casas de indianos, la Mesa de Mareantes o el cementerio que alberga la tumba del Doctor Severo Ochoa, premio Nobel de Fisiología y Medicina.

Sobre la villa pende la leyenda de Cambaral, donde confluyen el propio Cambaral (un pirata moro), la hija del señor de Luarca y el puente del Beso. Entre sus festejos destaca San Timoteo, celebrado el día 22 de agosto.

Una vez visitada la capital de Valdés, se sale por la carretera AS-219 que hay que seguir hasta Navelgas, final de esta ruta. Nada más abandonar Luarca, comienza una subida constante pero de agradable pedalear que lleva hasta el alto de Aristébano. Por el camino se pasa por la aldea de La Figal desde donde se tiene una pictórica vista de la villa de Luarca con el mar Cantábrico al fondo.

A continuación, se pasa por la ladera de pico Estoupo, y más adelante por la aldea de Caborno, para poco después llegar al alto de Aristébano y a la braña de Aristébano, lugar de estancia estival de la comunidad de los vaqueiros de alzada y de obligada parada en esta ruta.

Los Vaqueiros de alzada o vaqueiros simplemente, son un grupo cultural o social, y una de las características que los definen es el modo de vida trashumante.

En determinadas épocas los vaqueiros "alzan" sus moradas y pertenencias y se van con sus ganados a la brañas de arriba en verano o a la braña de abajo en invierno (braña es el nombre que recibe la zona de pastos en montaña para el ganado).

Con el paso del tiempo este grupo social ha ido evolucionando hacia el sedentarismo y muchas de estas brañas se han convertido en aldeas habitadas de modo continuo, pero su folklore y tradiciones son anualmente recordados en la Fiesta Vaqueira (declarada fiesta de interés turístico), que se celebra cada año en la braña de Aristébano.

La braña de Aristébano (572m.) se levanta flanqueada por las sierras de Estoupo y Silvallana, junto al límite que divide geográficamente los concejos de Valdés y Tineo. Erguida verde y apacible entre las depresiones que forman los barrancos de Agüera y Aristébano, goza esta braña de una privilegiada posición desde la que se puede contemplar un paisaje que se desliza suavemente hacia la costa en medio de una extraordinaria belleza.

En ella hay una capilla dedicada a la Divina Pastora, donde durante la Fiesta Vaqueira se celebra una tradicional y multitudinaria boda vaqueira. En ella los novios acuden con su ajuar en los carros. No faltan los típicos bailes de este grupo humano: bailes de una fuerza y vigor increíbles, al son de la "payietcha" (sartén) y el pandero.

Una vez realizada esta parada, la ruta continúa bajando hacia Navaral, donde anualmente se celebra el Festival del pan y las natas vaqueiras y donde se puede visitar el Museo Vaqueiro de Asturias. El museo nació del impulso de la Asociación Vecinal Manxelón, del propio Naraval que, con una escasa población (apenas ronda los 70 habitantes), reivindica sus raíces vaqueiras.

Continuamos pedaleando hasta llegar a Navelgas, punto final de la ruta de hoy y que esconde "El Dorado" en sus entrañas, pero eso lo dejamos para otro día.

31 kms
Tratto 2 Navelgas - Almuña

Este segundo día retomaremos la ruta donde la dejamos el día anterior, en Navelgas, una población con nombre propio en asuntos áureos.

Su fama llegó ser tan grande que la zona pronto se ganó el calificativo de "el Valle de Oro". En ella, los romanos ya buscaban y explotaban su oro hace más de dos mil años. En la actualidad aún es posible encontrar oro.

En Navelgas quedan muchas familias que conservan la tradición de batear las arenas del río en busca de laminillas o pepitas de este precioso metal. Por ello a los buscadores de oro les llaman bateadores. No hace muchos años atrás, aquello que encontraban se lo vendían a los dentistas para ganarse un dinerillo extra.

Tras la explotación económica de antaño y el paulatino declive, la búsqueda se torna afición y deporte. El propio pueblo de Navelgas alberga el Museo del Oro de Asturias, que como su nombre indica, está dedicado al oro, tanto como a su extracción y su uso.

Además, en Navelgas hay artesanos de la madera, madreñeros, hórreos y paneras centenarias.

Tras esta introducción a "El Dorado" astur, comienza la ruta y se dirige hacia el pueblo de Navaral, visitado el día anterior, por el mismo camino de la ida (carretera AS-219). Pero desde Navaral, el camino de vuelta a Almuña será diferente.

Se baja por el valle de Paredes, y tras pasar Ovienes llegamos a la población de Agüera, donde si se quiere, se puede visitar el Centro de interpretación de las Hoces del Esva, declarado monumento natural en el año 2002, y Espacio protegido.

Las hoces están ubicadas dentro del paisaje protegido del Río Esva en el concejo de Valdés, más concretamente en el tramo comprendido entre los cerros de Andornoso y Villagermonde, y en el tramo que va desde San Pedro de Paredes a La Chanona.

Se trata de una garganta excavada por el río que llega a los 400 metros de desnivel y que discurre a lo largo de un tramo de 6 kilómetros del río. Dentro de la flora cabe destacar los carbayedos o robledales así como una pequeña franja de vegetación de ribera. Existen varias rutas a pie por la zona para poder visitar las hoces, la naturaleza que la rodea o la antigua central eléctrica del Esva.

En Agüera comienza de una de las actividades singulares realizadas por la vecindad: el descenso ecológico del Río Esva. Se trata de un descenso no competitivo, cuyo objetivo es limpiar la suciedad acumulada en las orillas del río, en el tramo comprendido entre Agüera y San Pedro, y entregarla en meta para su tratamiento.

Desde Agüera se prosigue camino hacia la población de San Pedro de Paredes, localidad que merece una pequeña parada. En este pueblo se puede visitar el río Esva, y el puente romano de Baulanga, la iglesia parroquial de San Pedro de Paredes así como otras construcciones y lugares.

La ruta continúa hacia el pueblo de Meras donde se coge la AS-351, que se sigue hasta el final del trayecto. En ascensión constante pero amable de pedalear, se llega a la aldea de Valle, donde un poco más adelante comienza una bajada de casi 10 km. en la que hay que seguir el curso del río Carlangas, afluente del río Negro.

Esta bajada lleva hasta Fontoria y, posteriormente a Almuña, localidad en donde concluye esta ruta (otra alternativa sería continuar hasta Luarca, villa que dispone de estación de tren).