Invia Stampa
Etapa 4: Puente Miera - Espinaredo
Km 0
Km 0
Etapa 4: Puente Miera - Espinaredo (Centro de Asturias)
9.9 kms
A piedi 3h 35 min
Distancia Tramo Alternativo: 0 kms
Difficoltà
Tracciato della rotta
9.9 kms
Tratto 1 Puente Miera - Espinaredo

Se comienza en Puente Miera a donde termina la tercera etapa, aquí cogemos la carretera en dirección Sur durante muy pocos metros hasta que encontramos a la izquierda un camino antes de llegar a la curva y que se introduce en el bosque. Siguiendo por el camino este cambia de dirección, después de pasar un cruce de dos caminos donde seguimos de frente, para en ligera subida encontrarse con un camino que tiene de frente de nosotros una pared de piedra. Siguiendo este camino hacia la derecha encontramos al poco con un abrevadero que tiene una fuente en el medio y que parece estar totalmente imbricado en el paisaje que le rodea. Al pasar este nos reciben las primeras casas de Fresnedal, introduciéndonos en sus callejuelas donde los hórreos y los pajares con sus paredes hechas de listones de maderas simulando a las ondulaciones que el viento produce en los árboles parecen trasladarnos a otras épocas en las que las xanas y los cuelebres protegían a los campesinos de los malos espíritus.

Atravesando Fresnedal por entre sus calles, se coge la carretera asfaltada que inicia un ligero descenso justo después de pasar una fuente donde debemos proveernos de agua para el resto del camino, ya que las fuentes que podemos encontrar en bastantes épocas del año están secas. Es en este tramo donde podemos echar la vista atrás y ver el descenso de la tercera etapa por el Valle de la Muriosa. Obviamos el primer cruce a la izquierda, y cogemos el segundo desvío que tiene un gran árbol en el centro junto a una portilla de madera. El asfalto se ha abandonado y el firme se transforma en un camino cubierto de hierba que poco después es de tierra, y que tiene a la izquierda una pared de piedra. Seguimos por este camino llevando a la izquierda la pared y a la derecha el valle dirigiéndonos hacia una escotadura del terreno de frente a nosotros. A mano izquierda de la misma vemos como la roca aflora, mientras que a la derecha la roca esta totalmente cubierta de árboles. Siguiendo por este camino nos encontramos con un cruce el obviamos el que sale a la derecha y que desciende. A continuación cuando el camino inicia un fuerte ascenso nos encontramos con un cierre de troncos de madera y un camino a la derecha, es en este punto donde podemos elegir dos alternativas.

Se continua por el camino de la izquierda que va pegado a la pared y que asciende en zig-zag y que al poco tiempo se introduce en una zona boscosa donde los árboles han invadido el camino, y que este se encuentra con bastante barro, en este tramo nos encontramos con una casa derruida a la derecha (es el lugar con mas barro). Después de pasar la cabaña nos encontramos con una desviación cogiendo la de la derecha que se introduce todavía mas en el bosque, y sin posibilidad de que el sol penetre entre ella, se llega junto a un gran prado que tiene una cabaña en la parte superior, se bordea el prado dejándolo a la derecha hasta encontrarnos a nuestra izquierda un gran árbol viejo, hacia el que tenemos que ir, y pocos metros mas arriba se llega a una pista. Se coge la pista por la derecha que bordea el prado con la cabaña, hasta encontrar un cruce. En este punto podemos echar la última mirada al frondoso bosque por el que hemos caminado con las peñas protegiéndolo a ambos lados. Aquí se coge el desvío de la derecha primero e inmediatamente después se coge el de la izquierda que se introduce en una zona de pradera con helechos, en este punto hay que coger la línea de máxima pendiente y dirigirse hacia el punto mas alto. Una vez llegado a la zona más alta vemos como el sendero continua pegado a un prado del que nos separa una línea de diversos árboles entre ellos algún que otro acebo. La ruta abandona en este punto el sendero y cruza la línea de árboles para introducirse en el prado y cruzarlo por la plataforma que existe en él. Una vez pasado el prado se coge un sendero que discurre por debajo de los árboles y que bordea tres cabañas, para llegar a una zona donde existe un claro en la vegetación. Aquí se debe girar a la derecha y obviar el sendero de la izquierda que desciende, para inmediatamente después introducirnos en la pradera cubierta de helechos y subir por la línea de máxima pendiente hasta que nos encontramos con un camino, el cual asciende ligeramente hacia la derecha, para pasar junto a un abrevadero y llegar poco después al Collado de la Rasa.

En el collado tenemos una esplendida vista del Camin Real de Sellon y los perfiles de la sierra del mismo nombre. En el mismo nos encontramos con un camino que viene de la derecha (alternativa 1) y contemplando al fondo los picos que se encumbran sobre el valle de Puente Miera. Cogiendo el sendero hacia la izquierda este pronto se introduce entre los árboles y bordeando prados con cierres de madera hasta encontrarnos con una pista, esta se coge hacia la izquierda en ascenso obviando la de la derecha que desciende al pueblo de Moro. Se inicia un suave ascenso por la pista cuya zona central esta cubierta de hierba y que poco a poco nos va descubriendo debajo de nosotros los techos de las casas del pueblo de Moro, continuando la ascensión nos va acercando al collado de la Llamosa, donde se cruza el Gr. 102 Camin Real del Sellon (que fundamentalmente unía tierras casínas y piloñesas) con la ruta que estamos llevando, Aquí se debe girar a la izquierda y compartir el camino con el GR 102 Gr durante un pequeño trayecto, hasta llegar a la pradera que tenemos enfrente y que tiene varios árboles a su derecha. A la izquierda de esta pradera y en el fondo del pequeño valle tenemos un abrevadero donde reponer el agua. Una vez en la pradera podemos acercarnos a contemplar las ruinas de la antigua ermita (fue sede parroquial hasta 189) que están encima de nosotros. Desde la ermita se tiene una maravillosa vista del Valle de Espinaredo y de los picos que lo circundan. En el collado se abandona el GR 102 y se coge una pista que sale a la derecha y que en un pronunciado descenso nos conduce primero a un cruce a la derecha que ignoramos para llegar posteriormente a otro junto a una pequeña edificación, aquí sale casi en perpendicular una pequeña trocha que se introduce en un bosque, dejando a la derecha un prado, es el camino original que nos conduce a la Gallera, pero que no recomendamos por encontrarse casi intransitable en todo su recorrido por la ingente cantidad de barro que tiene. Por ello se debe continuar por el camino que traíamos que desciende y al poco tiempo esta totalmente empedrado para conducirnos al pueblo de Omedal, donde tenemos una fuente que tiene un agua excelente y muy fría en cualquier época del año, después de visitar el pueblo debemos retornar cerca de la fuente para coger la carretera que en poco mas de tres kilómetros en descenso nos conduce a Espinaredo (pueblo donde se encuentra la mayor concentración de hórreos de Asturias así como los mas antiguos) fin de esta bella etapa.

Textos: Antonio Alba Moratillas

1.6 kms
Tratto 2 Alternativo

Se coge el camino de la derecha que esta totalmente cubierto de vegetación y nos conduce a un arroyo el cual se cruza, poco después de cruzar el arroyo el camino gira a la izquierda y asciende hasta llegar a una cabaña que nos cierra el paso, la cual tenemos que bordear, ya que esta sobre el camino, por la parte izquierda y teniendo que saltar varias veces los cierres de madera hasta llegar a un gran árbol que esta en la antesala del camino que va junto a unos prados y que asciende hasta una pradera que en su parte superior esta cerrada con travesaños de madera, aquí se gira a la izquierda y se orienta al norte, para volver a girar al este al poco tiempo y llegar a un pequeño collado (Collado de la Rasa), aquí podemos contemplar a la izquierda la Sierra del Sellon.