Los valles mineros y su rostro más natural


Los tesoros de la Montaña Central se los reparten Ribera de Arriba, Morcín, Riosa, Mieres, Lena y Aller, con un importante patrimonio industrial y minero, pero también con abundante riqueza natural y etnográfica.

Ribera de Arriba, más en la llanura, cuenta con pueblos tan hermosos como Güeñu/Bueño, con una de las mayores muestras de hórreos y paneras de toda Asturias. Riosa y Morcín compiten tanto en belleza paisajística como en lugares de interés. En Riosa la historia del ciclismo se ha escrito con la subida al ya mítico Angliru, en medio del paisaje de la Sierra del Aramo. Recordar que los aficionados a la BTT pueden disfrutar recorriendo el "anillo ciclista". Morcín, por su parte, tiene entre sus rincones más visitados el Monsacro, donde se encuentran la capilla de Santa María Magdalena y la ermita de Santiago, y donde se guardaron, reza la Historia, las reliquias de la Cristiandad.
Subida al Angliru (Riosa)Subida al Angliru (Riosa).
Capillas de Monsacro (Morcín)Capillas de Monsacro (Morcín).
Es uno de sus lugares más emblemáticos. Y hay que destacar su Festival del Queso Afuega'l Pitu o rincones con tanto encanto como el embalse de los Alfilorios y el hermoso Torrexón en Peñerúes/Peñerudes.


La historia minera y el carbón, sobremanera, forman parte del concejo de Mieres, con un gran patrimonio de arqueología industrial.

Embalse de los Alfilorios (Morcín)Embalse de los Alfilorios (Morcín).
Desde el poblado minero de Bustiello a los pozos Espinos, Fortuna o el Socavón de la Rebaldana, en el valle de Turón, el paisaje de casas y praderías se mezcla con castilletes, algunos tan conocidos como los de los pozos San José o Santa Bárbara. Para conocer esa historia bueno es visitar tanto Bustiello como el aula didáctica Pozu Espinos, o la del Pozo Fortuna. También es Mieres paso de los peregrinos que, por el Camino del Salvador, llegan a Asturias para visitar la catedral de Oviedo y continuar hacia Santiago. Uno de los días festivos más importantes es la romería de los Mártires de Valdecuna, en el entorno del santuario de San Cosme y San Damián. La capital mierense es un hervidero de actividades de ocio. Imprescindible tomarse unas sidras en Requejo o disfrutar de su "Folixa na Primavera".

Poblado minero de Bustiello (Mieres)Poblado minero de Bustiello (Mieres).
Lena y Aller son también tan ricos en paisajes como en tradiciones ancestrales. En Lena, durante el invierno cobra gran protagonismo para los amantes de la nieve Valgrande, en Payares/Pajares, con su estación de esquí. Entre sus grandes atractivos está la iglesia de Santa Cristina de Lena, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985 y una de las joyas del prerrománico asturiano. Eso sí, antes de subir, bueno es detenerse en el Aula Didáctica del Prerrománico, ubicada en la antigua estación de La Cobertoria. Hermosa también la iglesia románica de San Antolín de Sotiello, sin olvidar la iglesia y el santuario de un pueblo precioso, Bendueños, con unas vistas espectaculares del entorno. Hay para disfrutar numerosas rutas, como la del bosque de Valgrande, el valle de Felgueras, Brañavalera, Ablaneo y el Mofusu.

Iglesia de Santa Cristina de Lena (Lena)Iglesia de Santa Cristina de Lena (Lena).
Estación de esquí Fuentes de Invierno (Aller)Estación de esquí Fuentes de Invierno (Aller).

Y también Aller cuenta con una importante oferta para los amantes de los deportes de invierno en su estación de Fuentes de Invierno.

Entre sus rutas singulares están la de la cascada de Xurbeo, las Foces del Pino, la que lleva a Peña Mea y la que va de Río Aller al puerto de Vegarada. Cobra gran importancia aquí la llamada "Vía Carisa", entre los concejos de Lena y Aller, levantada por los romanos en tiempos de Augusto, que debe su nombre a Publio Carisio. Existe un campamento romano a 1.728 metros, en el monte Curriechos, con motivo de la guerra que contra ellos mantuvieron los astures. También estaba presente aquí la historia de la minería, pudiendo observarse, por ejemplo, los castilletes de los pozos San Jorge y Santiago, en Caborana, y San Antonio, en Morea/Moreda. Existe también una senda que lleva hasta el pozo San Fernando, en Uriés/Orillés. Entre sus bellezas naturales, además de las ya citadas, están la majada del Gumial, el valle de San Julián y los puertos del Rasón.

Cascada de Xurbeo (Aller)Cascada de Xurbeo (Aller).
Ecomuseo Minero Valle de Samuño (Langreo)Ecomuseo Minero Valle de Samuño (Langreo).
También el Valle del Nalón es tierra de promisión turística, un valle donde la minería, el carbón, la gente que lo habita y el río que le da nombre forman parte primordial de la historia de Asturias y de su gente. Como en el Caudal y otros lugares donde también hubo explotaciones mineras, y no sólo de carbón, los mineros y la minería han escrito parte de nuestra historia.

MUSI - Museo de la Siderurgia (Langreo)MUSI - Museo de la Siderurgia (Langreo).
Así, y en Langreo, y dentro de su historia industrial, cobran gran relevancia tanto el MUSI (Museo de la Siderurgia) como los pozos mineros Candín, María Luisa, Fondón, San Luis y Samuño. Para conocer su patrimonio natural, una buena opción es realizar alguna ruta, como la del Trole y los Molinos, la ruta circular de Ciañu/Ciaño y la senda verde El Tendejón-La Colladiella. Uno de sus grandes atractivos es hoy el Ecomuseo Minero Valle de Samuño, donde, en su tren minero, se introduce al viajero en una mina auténtica, la del pozo San Luis, en un recorrido intenso, entrañable y ameno por una realidad, la minera, que sigue viva a pesar de la gran reconversión que sufre el sector en Asturias.

Museo de la Minería y de la Industria de AsturiasMuseo de la Minería y de la Industria de Asturias (San Martín del Rey Aurelio).

En San Martín del Rey Aurelio se encuentran dos centros museísticos de gran relevancia en la región: el MUMI, o Museo de la Minería y de la Industria de Asturias, y el Pozo Sotón.

El Museo de la Minería se encuentra en L'Entregu/El Entrego. Los que quieran disfrutar de la naturaleza tienen entre las opciones recorrer el valle de Santa Bárbara a partir de Sotrondio. La senda lleva hasta el alto de La Colladiella. Su riqueza patrimonial industrial es indiscutible, y de ello dan muestra, por ejemplo, las bocaminas de los pozos Sotón, La Generala, La Sultana, la del Práu Molín, Venturo, el pozo Ignacia, la mina La Bornaína y el Socavón de Santa Bárbara. En cuanto a las minas de carbón, citar algunas como las del pozo San Vicente, el pozo Entrego, el pozo La Cerezal, el pozo Venturo, el Sorriego y el ya citado Sotón.
Pozo Sotón (San Martín del Rey Aurelio)Pozo Sotón (San Martín del Rey Aurelio).
LavianaLaviana.
En el concejo de Laviana, y concretamente en Entrialgo/Entralgo, hay que visitar la casa natal del escritor Armando Palacio Valdés, muy cerca del famoso puente de La Chalana. Por su riqueza paisajística son muchas las rutas que se pueden hacer aquí, entre ellas la de las Foces del Raigosu, una vuelta por Peñamayor, la ascensión a Peña Mea y la senda verde El Sutu-La Var. Este recorrido por el valle del Nalón finaliza en dos concejos, Sobrescobio y Caso, que forman lo que se conoce por el Parque Natural de Redes.


Cuando se entra en Sobrescobio lo primero que se deja atrás es el paisaje minero e industrial de referencia, para toparse de frente con un espectáculo natural abierto.

Soto/Soto de Agues (Sobrescobio)Soto/Soto de Agues (Sobrescobio).
Ruta del Alba Sobrescobio)Ruta del Alba (Sobrescobio).
El Torrexón de Villamoréi vigila nuestros pasos. Impresiona, sin duda, el embalse de Tanes, con su colegiata de Santa María la Real asomada a sus aguas, o la Ruta del Alba, que, partiendo de Soto/Soto de Agues, lleva al viajero por un camino de verde, piedra y agua con una belleza que le deja sin aliento. Y es que Soto/Soto de Agues es uno de esos pueblos que hay que pisar sí o sí. Y también Campiellos, Villamoréi/Villamorey, Llaíñes/Ladines, La Polina y la propia capital, Rusecu/ Rioseco. Otras rutas recomendables son al Picu La Xamoca, la ruta de la calzada romana, la senda verde del Torrexón y la que lleva al Tabayón del Mongayu desde Tarna.

Andorviu (Caso)Andorviu (Caso).
Y de Sobrescobio a Caso, cuna del gran queso casín, uno de los más emblemáticos de Asturias. Para conocer mejor cuánto se puede disfrutar en este entorno es bueno acudir al Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza del Parque Natural, en El Campu/Campo de Caso, la capital del concejo, una tierra plagada de pueblinos entrañables y por los que gusta caminar, como son Caliao/Caleao, Osllé/Orlé, Veneros, Bueres, El Tozu/Tozo, Belerda, Bezanes, Coballes y Tarna. Uno de los lugares más impactantes de la zona es Brañagallones. Subir hasta la vega y descubrirlo es una experiencia inolvidable, y desde allí se puede realizar, por ejemplo, la ruta de la Peña'l Vientu. También desde Caso se puede subir al pico Tiatordos. Imprescindible visitar en Veneros el Museo de la Madera, homenaje, sobre todo, a los muchos maestros madreñeros que hubo en esta zona.

Subir arriba
Más información de los concejos del recorrido: