Enviar Imprimir
El dorado asturiano
Km 0
Km 0
El dorado asturiano (Occidente de Asturias)
90,1 kms
Coche 2 días
Trazado de la ruta

Son tierras de orografía agreste, casi agresiva, que adoptan formas de una gran belleza paisajística.

Resumen El dorado asturiano

Son tierras de orografía agreste que adoptan formas de una gran belleza. Pero la riqueza de Tineo y Allande no está sólo en la superficie, sino en lo profundo de sus entrañas, donde los pueblos castreños ya encontraron el oro que después los romanos extrajeron de forma sistemática a través de minas. Las huellas horadadas hace siglos aún son visibles hoy en día.

40 kms
Día 1 Tuña - Cangas del Narcea - Monte Furado

El coche es el compañero más recomendable para emprender esta aventura. Visitaremos en primer lugar "Tuña", al cual llegaremos desde Oviedo en aproximadamente una hora por la Autovía de la Espina (A-63), posteriormente la AS-15 dirección a Cangas del Narcea, y después por la AS-310. Esta pequeña población es famosa por sus casonas, hórreos y palacios, además de ser la tierra natal del general liberal Rafael del Riego. En apenas unos metros, se concentran los palacios de Cabo del Río y de Flórez Valdés, además de la Casa de la Torre y el monumento al chosco, uno de los productos gastronómicos típicos del concejo.

Retomamos el itinerario en coche para acercarnos a la capital del concejo, tomando la carretera AS-15 en dirección Cangas del Narcea, y un desvío hacia la derecha por la AS-215, nos acerca a Tineo en unos 25 minutos. Esta milenaria villa conserva muestras de arquitectura rural de gran valor, así que el turista puede pasear entre el ayuntamiento y el palacio de Merás, la plaza de Las Campas, el primitivo templo de San Pedro y el palacio de García Tineo. O, ya un poco apartado del centro, las capillas de San Roque y El Viso. Una mención propia merece el barrio de Cimadevilla.

De regreso al coche, el viajero sigue camino hacia Navelgas, situada a veinticinco kilómetros y unos cuarenta minutos de viaje por la AS-217. Navelgas es el centro neurálgico del oro, con el MOA (el Museo del Oro de Asturias) y las sedes de clubes de bateo del oro, que organizan competiciones mundiales. Tras visitar el museo, el viajero puede adentrarse por la Ruta de la Huella del Oro, que parte desde un área recreativa a la que se accede desde un camino situado junto a la gasolinera y tiene una longitud de tres kilómetros (ida y vuelta). En ese recorrido se cruzan antiquísimas explotaciones romanas.

50 kms
Día 2 Navelgas - San Martín de Beduledo

La segunda jornada queda reservada para Allande, un concejo situado al suroeste. Desde Navelgas llegamos a Pola de Allande por la AS-219, y en la capital de este concejo está el punto de partida de la excursión. "La Puela" es una pequeña localidad con algún tesoro oculto, cuyas calles invitan a descubrir el Palacio de Cienfuegos o las casonas indianas. A solo siete kilómetros se encuentra San Martín de Beduledo, una localidad por la que, a través de una pista acondicionada para coches, se accede al castro de San Chuis, que tiene una entrada libre y gratuita y es un ejemplo de la cultura castreña.

Por la tarde, a través de la AS-14, en dirección a Grandas de Salime, el viaje concluye en Montefurado, donde se encuentra el conjunto de la Fana de la Freita y Cueva de Xuan, que son unas antiguas minas de oro. Este punto es, además, lugar de paso del Camino de Santiago, por lo que el turista puede observar una pequeña parte de la ruta.