• Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Italiano
  • Portugués
Vuelve al Paraíso

Turismo activo.
Actívate en Asturias


El turismo activo y deportivo es una modalidad regulada y ordenada para disfrutar con la máxima seguridad. Además de los espacios naturales singulares, existe una gran variedad de instalaciones que complementan la oferta y un catálogo de actividades para todos los gustos y las formas físicas.

Los recursos son casi inabarcables. Tanto como la propia naturaleza asturiana. Una intrincada red de senderos de gran y pequeño recorrido (GR y PR) surcan las Reservas de la Biosfera de la UNESCO, el parque nacional, y los parques y monumentos naturales, además del litoral.
Mountain bike BTT en Asturias

Te recomendamos...

No te pierdas...
  • Descensos en canoa o piragua por alguno de nuestros ríos: Sella, Nalón y Navia.
  • Ruta del Cares.
  • Ascensión del Picu Urriellu.
  • En bici por nuestras vías verdes: Senda del Oso, Turón o la del Eo.
  • Surf en Frexulfe, Xagó, Peñarronda,...
  • Estaciones de Invierno: Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno.

Todos estos escenarios abren un mundo de posibilidades. Los aficionados al senderismo disponen de rutas con diferentes niveles de exigencia.

Los pequeños, pero caudalosos ríos son muy versátiles y disponen de una cuidada gestión que combina la preservación del ecosistema con las actividades deportivas. El escarpado perfil de Picos de Europa es un reclamo para escaladores y amantes del trekking. El desnivel de las carreteras de montaña atrapa a esforzados ciclistas, al igual que las cuidadas vías verdes. Las cimas, en invierno, a los esquiadores. Las aguas del Cantábrico son la guarida ideal para los amantes de las disciplinas náuticas.

Esquí en Fuentes de Invierno

Un descenso internacional

El Descenso Internacional del Sella, el primer sábado del mes de agosto, si este no cae en día 1 ó 2, entre Les Arriondes/Arriondas y Ribeseya/Ribadesella, es una prueba de repercusión mundial, conocida como Les Piragües. Fue creada por Dionisio de la Huerta tras disfrutar de una excursión entre las localidades de Coya e Infiesto en 1929. Su programa cuenta con una parte lúdica, con fiesta, pregón y desfile de carrozas, y otra deportiva con los mejores piragüistas de largas distancias.

Descenso Internacional del Sella
De los trazados de Picos de Europa a las rutas de Redes, desfiladeros como el de Las Xanas, o los caminos de acceso a cascadas. Es posible emular a los grandes escaladores del ciclismo en escenarios de leyenda, como el Angliru y Los Lagos, organizar por libre salidas sobre dos ruedas o seguir itinerarios trazados, como el anillo ciclista de la Montaña Central. No hace falta una especial forma física, solo un poco de habilidad y buena disposición, para descender en canoa ríos como Navia, Nalón, Cares o Sella, entre otros. En esos cauces es posible bañarse en pozas como la Olla de San Vicente o practicar descenso de barrancos y cañones.

Descenso de barrancos
Olla de San Vicente
La pesca salmonera tiene una exquisita división en zonas libres y cotos, adjudicados por sorteo al inicio de la temporada entre los practicantes federados.

Los cazadores de olas tienen su sitio. El surf está presente en los arenales más abiertos del Cantábrico: Tapia de Casariego, Salinas, Rodiles o Gijón/Xixón, son algunos ejemplos. Otras tablas, las del esquí y el snowboard, también son bienvenidas. Disfruta de las dos estaciones públicas asturianas, Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno, con una amplia malla de recursos complementarios, con rutas en raquetas o esquí de fondo.

Existe una abundante oferta de turismo activo. Solo hay que decidir entre hacer una ruta a caballo, lanzarse en parapente, convertirse en un espeleólogo que recorre el paraíso subterráneo, conducir un quad por caminos rurales, volar en ultraligero...

Senderismo

El imán de los escaladores

Pedro Pidal y Gregorio Pérez, El Cainejo, fueron los primeros en hacer cumbre en el Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes), la hipnótica montaña que a una hora determinada del día, gracias a la luz del sol, despide destellos anaranjados. Era el 5 de agosto de 1904 y estaban haciendo historia. Abrieron una de las vías más complicadas con un material rudimentario y demostraron el buen resultado de unir los conocimientos técnicos de un noble y estudioso –Pidal era jurista y marqués de Villaviciosa— y la intuición de un guía lugareño, El Cainejo, que realizó gran parte de la ascensión descalzo. El Urriellu se ha convertido en imán internacional.

Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes)
Descenso de canoas