Enviar Imprimir
Etapa 4: Tinéu/Tineo - Pola de Allande
Km 0
Km 0
Etapa 4: Tinéu/Tineo - Pola de Allande
27.9 kms
Trazado de la ruta
- kms
Descripción -

El camino en la villa sale por el barrio de La Fuente, sube a media ladera hasta Las Canteironas y continúa hasta llegar a la antigua venta de Piedratecha, a 800 metros de altitud. El camino desciende por un bosque directamente hasta el monasterio de Santa María la Real de Obona, visita ineludible para los peregrinos, dado que su alojamiento allí era obligado por disposición de Alfonso IX (incluida en la primera carta puebla de Asturias, otorgada a Tineo en 1222). Tuvo Obona enorme importancia como hospedería y lugar de recogimiento y reflexión, al tiempo que atesoró numerosas obras de arte, hoy desaparecidas, salvo un Cristo románico tallado en madera, de muy dulce expresión. Desde el monasterio se desanda un corto trecho, cruzando el arroyo de Obona y asciende a través del bosque hasta las casas de Villaluz (hay fuente).

El camino se funde con la carretera, que se sigue, pasando por Vega de Rey, Berrugoso, Campiello y El Fresno, con la ermita de la Magdalena. En el alto de El Espín la carretera bifurca bien hacia Bárcena -con el monasterio de San Miguel, fundado en 973- o hacia Borres, por la izquierda, donde se encuentra el albergue de peregrinos.
Se sigue el camino que sube al cementerio de Borres y se desciende hasta encontrar la pista que va a Samblismo, y cruzando la carretera se llega a La Mortera, donde se ubica el palacio de los Maldonado, hoy en ruinas, y la capilla de San Pascual.

Aquí existe una bifurcación: la vía antigua que conduce a Los Hospitales (importantísimos centros de atención a los peregrinos que estuvieron en Fonfaraón y Valparaíso) y Montefurado, una docena de kilómetros inhóspitos, duros, pero de gran belleza; otra vía más moderna nos lleva a Pola de Allande. Se puede optar por ésta última, siguiendo por carretera o caminos junto a esta, hasta Colinas y Porciles (último núcleo habitado de Tineo en esta ruta) y ascendiendo por la carretera hasta alcanzar el Alto de Lavadoira (810 m), límite con el concejo de Allande y a escasos 3,5 kilómetros de la capital. Desde este alto, poblado de apacibles hayedos y abedulares, se abandona la carretera y se sigue una pista (a la izquierda) que desciende a Ferroy y a Pola de Allande (La Puela), villa dominada por el imponente Palacio de Cienfuegos (siglo XIV, reedificado en el XVI).

En el centro de la villa se encuentra el albergue de peregrinos.