Enviar Imprimir
Pitu de caleya guisado
Pitu de caleya guisado
3 horas 30 minutos
Ingredientes
  • Un pollo de corral de unos 4 kilos
  • 3 cebollas
  • 1 pimiento verde grande
  • Una cabeza de ajos y otros 4 dientes de ajo para el adobo
  • 1/2 litro de aceite de oliva
  • 1 copita de coñac
  • 1 vaso y 1/2 de vino blanco
  • Caldo de pollo
  • 1/2 kilo de patatas
  • Pimientos rojos
  • Sal

Cortamos el pollo en trozos, lo sazonamos y lo adobamos con los 4 dientes de ajo machacados en un mortero con 3 cucharadas de vino blanco durante 2 horas.


En una cazuela, con 4 cucharadas de aceite de oliva, sofreímos las cebollas, la cabeza de ajos (previamente pelados) y el pimiento verde picados. Mientras, freímos el pollo en una sartén con el restante aceite de oliva hasta que los trozos se doren, sacamos y reservamos. Cuando la cebolla del refrito adquiera un tono dorado, añadimos el pollo a la cazuela y la tapamos. A continuación, añadimos una copita de coñac y flambeamos, añadimos una copa de vino blanco y dejamos cocer hasta que se evapore el alcohol.

Cubrimos la preparación con caldo de pollo, sazonamos y dejamos cocer hasta que el pollo esté tierno, unas dos horas y media. A continuación, sacamos los trozos de pollo de la cazuela y pasamos la verdura con el caldo resultante por un pasapuré, volvemos a introducir el pollo con su salsa en la cazuela y dejamos cocer unos minutos.


Acompañamos de patatas fritas y pimientos rojos.

$slide.SlideTitulo.data
Pitu de caleya guisado
Pitu de caleya guisado
  • Cortamos el pollo en trozos, lo sazonamos y lo adobamos con los 4 dientes de ajo machacados en un mortero con 3 cucharadas de vino blanco durante 2 horas.


    En una cazuela, con 4 cucharadas de aceite de oliva, sofreímos las cebollas, la cabeza de ajos (previamente pelados) y el pimiento verde picados. Mientras, freímos el pollo en una sartén con el restante aceite de oliva hasta que los trozos se doren, sacamos y reservamos. Cuando la cebolla del refrito adquiera un tono dorado, añadimos el pollo a la cazuela y la tapamos. A continuación, añadimos una copita de coñac y flambeamos, añadimos una copa de vino blanco y dejamos cocer hasta que se evapore el alcohol.

    Cubrimos la preparación con caldo de pollo, sazonamos y dejamos cocer hasta que el pollo esté tierno, unas dos horas y media. A continuación, sacamos los trozos de pollo de la cazuela y pasamos la verdura con el caldo resultante por un pasapuré, volvemos a introducir el pollo con su salsa en la cazuela y dejamos cocer unos minutos.


    Acompañamos de patatas fritas y pimientos rojos.

  • Casa Marisa