La mirada indiana del Nalón

Ir a Imagen La mirada indiana del Nalón
Km 0
Km 0

La desembocadura del Nalón, el río más largo y caudaloso de Asturias, es a la vez nexo de unión y frontera natural entre Pravia, Soto del Barco y Muros de Nalón.

Información

Día 1: Pravia - L' Arena 16,7

La incursión en la comarca empieza por Pravia, la localidad más populosa del Bajo Nalón y la que tiene un conjunto histórico declarado Bien de Interés Cultural. Este conjunto se articula en dos zonas que el viajero puede recorrer a pie: la que rodea a La Colegiata, con el Palacio de Moutas, la plaza y las casas de los canónigos, y la del ayuntamiento, que constituye el núcleo más antiguo, con el edificio consistorial y algunas casas palaciegas. En las afueras de Pravia, la siguiente parada es el pueblo de Santianes, con su iglesia Prerrománica del siglo VIII y su museo. El viajero puede llegar hasta ahí de forma rápida y cómoda en su coche, a través de la carretera AS-224, o bien disfrutar de una ruta de gran belleza paisajística, que parte del polígono industrial de Salcedo, situado en el acceso a Pravia desde la AS-16. La senda tiene una longitud de 8 kilómetros (ida y vuelta) y discurre paralela al cauce del río.

Por la tarde, el viaje continúa rumbo al mar, con una parada en Sotu, un núcleo urbano constituido por viviendas unifamiliares. El Teatro Clarín, la casa consistorial o el conjunto de La Magdalena, una serie de casas de indianos diseminadas a lo largo de un tramo de la carretera N-632, son reclamos perfectos. El final del día tendrá como escenario L' Arena a solo cuatro kilómetros de Sotu. Este puerto pesquero, del que la angula fue uno de sus productos básicos, conserva una original lonja de principios del siglo XX. En el límite del pueblo, la playa de Los Quebrantos, de fuerte oleaje, es ideal para la práctica del surf.

Día 2: L' Arena - San Esteban 11,5

Somáu, al oeste de Soto del Barco por la N-632, es el primer destino de la segunda jornada. Destaca su alta densidad de edificios de estilo indiano, de los que el más conocido es la Casa de la Torre, además de la galería de arte Opera Omnia y sus hórreos y paneras, de propiedad privada. A solo dos kilómetros y medio, se encuentra Muros, donde el viajero podrá admirar la fachada del ayuntamiento, la casa de la cultura, la iglesia parroquial o el palacio del marqués de Valdecarzana.

La recta final del viaje consiste en una excursión por la espectacular ruta de los miradores, que parte de la playa de El Aguilar y atraviesa la rasa costera para terminar en las piscinas de agua salada de San Esteban, con una panorámica de la desembocadura del Nalón. La senda, de 5 kilómetros (solo ida), no es apta para sillas de niños porque cuenta con tramos de escaleras.

Mapa
La mirada indiana del Nalón
GPS: 43.55416325658374, -6.11368509468774

Pravia - Soto del Barco - Muros de Nalón