Un paseo por los Picos de Europa y su entorno

Si ya señalábamos la aparición de los Picos de Europa en su encuentro con los concejos de Peñamellera Alta y Peñamellera Baja, la cosa se sublima llegados a Cabrales, y así continuará en este viaje de regreso al centro oriental de Asturias por Onís, Cangas de Onís y Amieva. El Parque Nacional de los Picos de Europa es el gran espectáculo. En el Macizo Central están las cumbres más altas de la cordillera Cantábrica, con los Urrieles, donde está el Picu Urriellu, que es como lo llaman los cabraliegos, aunque otros lo conozcan como el Naranjo de Bulnes, con 2.519 metros de altitud.

Cabrales es cuna del montañismo mundial, pero también de los que gustan de rutear por senderos más sencillos, además de, junto con la Peñamellera Alta, donde se elabora el queso de Cabrales, con denominación de origen protegida. Cuenta con pueblinos singulares como Camarmeña, Tielve, Sotres, Berodia, Inguanzo, Carreña, Asiego… y diversos miradores al Urriellu como el del Pozo de la Oración o el de Pedro Udaondo, por citar algunos, además de muchas rutas donde la subida a Bulnes y la senda del Cares son las que cuentan con más público. Pero hay muchas más.
Picu Urriellu (Cabrales)Picu Urriellu (Cabrales).
Ruta del Cares (Cabrales)Ruta del Cares (Cabrales).

Y si Cabrales y Peñamellera Alta son las zonas donde se elabora el queso de Cabrales, Onís y Cangas de Onís es donde se realiza un queso no menos famoso: el gamonéu.

Onís se encuentra en pleno corazón del Macizo Occidental de los Picos, cuya capital es Benia. Entre algunos de sus pueblos a descubrir están Demués, Gamonéu, que se reparte curiosamente entre los concejos de Onís y Cangas de Onís, y otros lugares como Bobia, Remis, Sirviella, La Rebollada y El Castro. Imprescindible conocer alguna quesería de gamonéu del valle, variedad que hacen todo el año, pues el del puerto, estacional y artesano, sólo se elabora en el puerto en los meses de verano.

Queso Gamonéu (Onís)Queso Gamonéu (Onís).
Llegados al concejo de Cangas de Onís, centro turístico de esta zona, su capital, Cangues d'Onís/Cangas de Onís, es bullir de idas y venidas de los viajeros buscando, además de recuerdos que comprar para los suyos, hacerse la foto obligada junto al puente medieval, de trazado romano, del que pende la Cruz de la Victoria, que representa a Asturias y a todos los asturianos.


Desde el punto de vista cultural, Cangues d'Onís/Cangas de Onís tiene, sin duda, una riqueza tremenda.

Puente de Cangues d'Onís/Cangas de OnísPuente de Cangues d'Onís/Cangas de Onís.
Baste citar como visitas obligadas, apenas por nombrar algunas, las de la cueva del Buxu, el dolmen de la Santa Cruz y Abamia. En el concejo es imprescindible visitar el santuario de Covadonga, la basílica de Santa María la Real, por supuesto a la Santina, la Virgen de Covadonga, patrona de todos los asturianos, en la Santa Cueva, y, sin duda y también, los lagos y todo el espacio natural comprendido en el Parque Nacional de los Picos de Europa, de una belleza abrumadora.

Tesoros de la naturaleza nos aguardan también en los cercanos concejos de Amieva y Ponga. Amieva se encuentra en el valle alto del río Sella. Su construcción más antigua es Santa María de Mián. Tiene varias casonas de interés, así como puentes atrayentes para la fotografía, como el de los Graznos, a la entrada del impresionante desfiladero de los Beyos.
Santa Cueva (Cangas de Onís)Santa Cueva (Cangas de Onís).
Valle de Angón (Amieva)Valle de Angón (Amieva).

No olvidemos además que tanto aquí como en Ponga se elabora el famoso queso de Beyos.

Una de sus rutas guapas y sencillas es la del Beyu Pen, sin olvidar también la de La Jocica. Sames, Vis y Carbés son algunos de sus pueblinos guapos, además del impresionante valle de Angón.

Bosque de Peloño (Ponga)Bosque de Peloño (Ponga).
Y si Amieva encanta, lo mismo pasa con Ponga. Su parque natural es un espectáculo con mayúsculas. La capital, San Xuan/San Juan de Beleño, invita a callejearla, así como pueblos como Taranes, Sobrefoz, Sellaño, Viego, Abiegos, Valle Moru (pueblo abandonado), Tanda, Vibuli/Viboli o Cazu/Cazo. Precioso el puerto de Ventaniella, y no lo es menos el bosque de Peloño, así como la carretera que, tras pasar Viegu/Viego, desciende hasta el desfiladero de los Beyos para descubrir allí arriba encaramado el pueblo de El Beyu/San Ignacio. Imprescindible la visita al Centro de Interpretación del Parque Natural de Ponga, que se encuentra a la salida de San Xuan/San Juan de Beleño.

Valle de Borines (Piloña)Valle de Borines (Piloña).
Finaliza este viaje por el Oriente en Piloña y Parres. Piloña tiene por capital L'Infiestu/Infiesto.


Pensar en Piloña es pensar en la ruta de las Foces del Infierno, el santuario de la Virgen de la Cueva, la cueva del Sidrón, el reino de la avellana, los hórreos y paneras del pueblo de Espinaréu/Espinaredo y la arquitectura tradicional bien conservada en el barrio del Valledal, en Villamayor.

Espinaréu/Espinaredo (Piloña)Espinaréu/Espinaredo (Piloña).
Entre los pueblos con encanto está Anayo, desde donde de nuevo hay unas vistas espectaculares de los Picos. Cerecea/Cereceda, San Roman de la Villa, Valles, Valle, El Texedal/Tejedal y Santianes son otros. Y de Piloña, al concejo de Parres, cuya capital es Les Arriondes/Arriondas, sobradamente conocida en el mundo por ser de donde parten los piragüistas que participan cada año en el Descenso Internacional del Sella, emblemático río asturiano, para finalizar en Ribadesella/Ribeseya. La conocida como "Fiesta de les Piragües" fue fundada en 1930 por Dionisio de la Huerta, Manés Fernández y Alonso Argüelles. Entre las rutas más destacadas están la subida al Picu Pienzu, que la gente suele iniciar a la altura de La Cruz de Llames o desde el Fitu, y la subida a La Mota Cetín. Pueblos pintorescos son Arenes/Arenas, Llames/Llames de Parres y Vallubil/Vallobil.
Descenso Internacional del Sella (Parres)Descenso Internacional del Sella (Parres).
Subir arriba