Cuevas naturales

Por su naturaleza kárstica, Asturias es un verdadero paraíso para el descubrimiento de grutas y cuevas naturales, cuyo hábitat singular tanto en lo geológico como en la flora y fauna del entorno, las convierte en un incentivo para experimentar nuevas sensaciones vinculadas al medio y para realizar actividades de turismo activo.